21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es el resultado de desembolsar dos años de paro máximo a 5.870 trabajadores de uno de los colectivos mejor pagados de España

Nueva “ayuda” del Estado a la banca: El ERE de Banco Santander y CaixaBank costará cerca de 150 millones de euros en prestaciones por desempleo

Gonzalo Gortazar, Pedro Sánchez y Ana Patricia Botín
Gonzalo Gortazar, Pedro Sánchez y Ana Patricia Botín
En 2018 Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 7.810 millones de euros un 18% más que el año anterior. CaixaBank elevó sus beneficios en el mismo porcentaje, hasta alcanzar los 1.985 millones de euros. A pesar de sumar entre ambas la friolera de 9.795 millones de beneficio, el Estado tendrá que desembolsar cerca de 300 millones de euros a los trabajadores que perderán su empleo

Banco Santander continúa avanzando en el acuerdo de las condiciones económicas de los 3.713 trabajadores afectados por el ERE con el que cerrará 878 oficinas. De momento, los sindicatos no aceptan las condiciones planteadas. El banco de Ana Patricia Botín ofrece la posibilidad de bajar el número de empleados afectados, pero no de mejorar su propuesta económica. Así propone para aquellos trabajadores entre 53 y 54 años y 15 años de antigüedad prejubilaciones con el 65% del salario hasta los 63 años, más pago a la Seguridad Social a través de un convenio especial o el 55% más los complementos voluntarios; a los trabajadores entre 58 y 62 años y con más de 15 años de antigüedad que puedan prejubilarse con el 70% del salario hasta los 63 años y con un convenio especial con la Seguridad Social, o con el 65% del salario más el 50% de los complementos y por último, a los empleados mayores de 62 años con una antigüedad superior a 15 años en el banco percibirán una indemnización de 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades. Hasta que no se cierre la cifra definitiva de despidos e indemnización se desconocerá el coste, pero este rondará los 1.600 millones de euros.

CaixaBank, que dividió los afectados por su ERE en tres colectivos acordó a principios de mayo remunerar al colectivo A con una cobertura del 57% en pago fraccionado y 55% en pago único; del colectivo B en 55% o 57% en seis anualidades y el colectivo C en 45 días por año, mínimo 18 meses y 24 como máximo. En total la empresa de Gonzalo Gortazar desembolsará 890 millones de euros. Entre ambos bancos destinarán unos 2.700 millones de euros, pero no serán los únicos en pagar. Al tratarse de un ERE, un despido, todos los trabajadores tienen derecho a recibir la prestación por desempleo. Un desembolso millonario a cargo del Estado que según los cálculos de elcierredigital.com rozará los 150 millones de euros.

Plazo máximo para unos sueldos elevados

Los empleados de banca, que continúan negociando un nuevo colectivo, están entre los mejores remunerados. De hecho, los bancos para disminuir costes no han dejado de segregar servicios como los de contabilidad o reporting en empresas separadas para poder aplicar otros convenios, como el de oficinas y despachos, más económicos. Por todo ello, el despido masivo de empleados de oficinas bancarias tiene dos caras: la del ahorro a largo plazo para los bancos y la del importante pago en indemnizaciones derivado de sus sueldos.

Pero también estos salarios determinan la prestación por desempleo. Porque, a pesar de que el ERE no es motivado para salvar a los bancos de una quiebra, sino para ahorrar costes, y que Banco Santander ganó 7.810 millones de euros en 2018 y CaixaBank otros 1.985 millones, al tratarse de despidos los trabajadores tendrán derecho a paro. En la práctica totalidad de los casos será del máximo, de dos años.  

Como pueden ver en el siguiente cuadro el salario medio de los trabajadores afectados por el ERE y tomando como referencia la remuneración por puestos y su distribución, es de 49.906 euros, una cifra que puede ser incluso mayor por la antigüedad acumulada de muchos trabajadores, por lo que da derecho al paro máximo. Para el 2019 esta cifra es de 1.098,09 euros, 1.254,86 euros si tienes un hijo y 1.411,83 euros con dos o más hijos a cargo. Si tenemos en cuenta el número de despidos previstos la cifra que el Estado desembolsaría sería de un mínimo de 147,6 millones de euros, cogiendo como prestación de referencia que no tuvieran ningún hijo a cargo. Si nos atenemos que habrá despidos a partir de los 52 años y, por tanto, es más que seguro que muchos tengan aún hijos a cargo esta cuantía será incluso superior.

Esta cifra es tan relevante para los bancos, supone desembolsar entre un 7-8% de ahorro, que hasta el Banco Santander señala en la negociación de las cantidades a pagar la apostilla “descontando el paro”. ¿Por qué se permite que empresas con beneficios millonarios se aprovechan del sistema? ¿Por qué Pedro Sánchez consiente este gasto que supone cerca del 3% de todo lo que se paga al año por prestaciones de desempleo? Este año CaixaBank y Banco Santander superarán los 10.000 millones de beneficios, mientras España verá como eleva su déficit público para que estos bancos agranden su cuenta de resultados.  

COMPARTIR: