24 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 68 por ciento de los trabajadores creen que se dan las condiciones para desarrollar sus tareas laborales en su domicilio

Dos de cada tres españoles quieren trabajar desde casa, pero las empresas no lo permiten

La mayoría de los trabajadores españoles, el 68 por ciento, quieren trabajar desde sus casas, ya que consideran que en el desarrollo de sus puestos se dan las condiciones para poder llevar a cabo sus tareas desde el hogar. Por su parte, demasiadas empresas no están por la labor de apostar por el teletrabajo.

El 68,6 por ciento de los empleados españoles quiere teletrabajar, pero su empresa no se lo permite, según un informe de Randstad que revela que son los empleados de entre 25 y 45 años los más interesados en realizar su trabajo desde caso alcanzando un porcentaje del 78 por ciento.

Entre los trabajadores menores de 25 años el porcentaje es de un 64 por ciento. Los trabajadores mayores de 45 años es el tercer grupo que tiene predisposición por teletrabajar alcanzando el 58 por ciento.

El teletrabajo es una opción muy interesante para muchos trabajadores.

Por su parte, las empresas no se muestran abiertas a estas nuevas formas de trabajo. Siete de cada diez empresas mantienen actualmente la metodología tradicional de trabajo, a diferencia de las preferencias d la mayoría de los profesionales, que desearía poder trabajar desde su casa.

El estudio pone de manifiesto que el 57,5 por ciento de los ocupados cree que en su empleo actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar.

"El teletrabajo ocasional debería verse como una opción beneficiosa para todas las partes: para el profesional porque le posibilita ser más eficiente a la hora de llevar a cabo su actividad y le produce ahorros en tiempos improductivos; y para la empresa, porque la satisfacción de sus empleados redunda en mejores ratios de eficacia, lo que mejora los resultados de su negocio", ha destacado el director de Randstad Human Capital Consulting, Miguel Valdivieso.

Los profesionales que más desean teletrabajar pero no pueden se encuentran en los países del Sur de Europa. Así, Grecia, Portugal, Italia y España presentan tasas de entre el 75 por ciento y el 69 por ciento. Le siguen Francia (64%) y Reino Unido (61%). A continuación, se sitúan Luxemburgo (60%), Bélgica (57%) Alemania, Dinamarca (52%), Noruega (51%), Países Bajos (48%) y, por último, Austria (47%).

Fuera de las fronteras europeas, China es el país con la tasa más elevada de profesionales que no pueden teletrabajar (71%), seguido de Estados Unidos (66%) y, con menores índices, Japón (60%) y Australia (55%).

COMPARTIR: