14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es una de las multas más altas impuestas en la historia del organismo regulador

La CNMV sanciona con 4.5 millones de euros a Banco Santander por no velar por el interés de sus clientes

Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander (Europa Press)
Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander (Europa Press)
La Comisión Nacional del Mercado de Valores considera que el banco presidido por Ana Patricia Botín habría incurrido en una infracción muy grave al no actuar en el interés óptimo de sus clientes y percibir incentivos no permitidos

Banco Santander ha sido condenado a pagar una de las mayores multas impuestas en la historia de la CNMV, 4,5 millones de euros, por el cobro indebido de comisiones a sus clientes de inversiones y no actuar en su interés. La sanción ha sido declarada firme por la vía administrativa, aunque aún puede ser recurrida.

Concretamente, la sanción se refiere a dos artículos de la Ley del Mercado de Valores, el 284.1 y el 208. En ambos artículos se especifica claramente la obligación de actuar en interés del cliente y se establecen las sanciones por no gestionar los conflictos de interés entre el cliente y la firma de inversión o el grupo financiero con el que trabaje. También se refiere la multa al artículo 59 sobre el régimen jurídico de las empresas de servicios de inversión, que fija los incentivos que están permitidos y la obligación de las entidades de comunicarlos.

Acciones o participaciones en condiciones menos beneficiosas

La sanción tendría como base que algunos clientes no habrían invertido en la clase de acciones o participaciones más beneficiosa para ellos, lo contrario lo habrían hecho con comisiones más elevadas.

El resultado es una de las más altas impuestas por la CNMV y la segunda mayor establecida este año, en el que también BBVA y CaixaBank ha recibido sanciones millonarias por el cobro indebido de comisiones.

Multas para otras entidades

El quebranto a los clientes del Banco Santander queda claro si lo comparamos con las multas que el mismo organismo ha impuesto a otras entidades financieras. Por ejemplo, Banca March deberá afrontar una multa de 350.000 euros por incumplir las obligaciones debidas a la hora de comercializar productos financieros en concreto por incumplir "las obligaciones con respecto a la naturaleza y riesgos de las Instituciones de Inversión Colectivas comercializadas y de los instrumentos de renta fija e híbridos internacionales".

Otra de las sancionadas es Ahorro Corporación, que tendrá que pagar 300.000 euros por dos incumplimientos. Por un lado, una multa de 200.000 euros por comprar de forma agrupada acciones para su propia cartera y para sus clientes, realizando un reparto posterior que resultó lesivo para los particulares y otra de 100.000 euros por no informar adecuadamente a los clientes sobre las comisiones en la operativa de renta fija, que resultaron superiores a lo pactado.

COMPARTIR: