27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Vestirse bien es un arte

Siempre he estado bastante unida a la moda prácticamente desde que fui una adolescente.  A mis 17 años inicié mi carrera de modelo internacional, y llegué a trabajar en 25 países diferentes. Aunque fue en ciudades como París, Milán y Nueva York donde mas aprendí sobre ella.

En París llegué a relacionarme con diseñadores tan importantes como Yves Saint Laurent o Jean-Paul Gaultier y con éste último tuve una estrecha relación. Recuerdo que llevaba varias semanas de casting en casting y estaba agotada, porque era la semana de la moda ahi.

Como anécdota os contaré que Yves Saint Laurent, fue bastante déspota conmigo porque le gustaban las “modelos cadáveres” como solía llamarlas yo, en cambio con Jean Paul, fue todo un verdadero descubrimiento. 

Llegué a su casting cargada con una bolsa de croissants recién salidos del horno, de una Croissanterie que estaba pegada a su taller. Llevaba toda la semana comiendo muy poco, apenas un yogurt y una manzana diaria para estar más delgada para los castings que se organizaban durante esa semana de la moda, y yo ya estaba medio desmayada. Así que se puede decir que me pilló con las manos en la masa… Al verme llegar con esos deliciosos croissants se rió y me dijo;

_ ¡Estas son las modelos que me gustan a mí, sin complejos y que valoran un buen croissant!… jajajaja, obviamente después de ese día nos convertimos en muy buenos amigos y acabé cerrando unos de sus desfiles durante esa semana.

 Por lo contrario de lo que la gente se cree en un casting de ese tipo hay que ir muy poco maquillada, con la cara casi lavada y unos jeans y una camiseta acompañados de unas buenas deportivas. Cuanto más fresco sea tú look mucho mejor, porque es la prenda la que debe resaltar, no tú.

Además ese look lo puedes combinar con un blazer si quieres dar una imagen más elegante pero a la vez informal, menos es más, cuando se trata de moda, ya lo decía madame coco.

En Milán también llegué a trabajar para Fendi, Armani y para Anna Molinari, tres de los diseñadores que más me gustan por su sencillez pero también, en el caso de Fendi o Anna Molinari, por su colorido en sus diseños.

A lo largo de todos estos años, haber trabajado tan cercana al mundo de la moda, me ha enseñado que vestirse es una necesidad, pero vestirse bien es un arte.

Nunca he sido una adicta ni seguidora de las tendencias en la moda, pero si he conseguido con los años, tener un buen fondo de armario, que combinando bien esas prendas, le he dado mi toque clásico sexy que me ha definido y me definirá  donde quiera que vaya.

Es importante tener un estilo, porque ese estilo reflejará siempre también tu personalidad.

COMPARTIR: