16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL JUEZ HA DESESTIMADO LA DEMANDA QUE EL EMPRESARIO INTERPUSO CONTRA LA EXMUJER DE Álvarez-Cascos PARA QUE LE DEVOLVIERA EL ANILLO DE SU PEDIDA

La 'sombras' de Antonio Sainz tras el juicio del anillo contra María Porto: "Es un deudor, no paga ni a los abogados "

El Cierre Digital en / María Porto luciendo el anillo de compromiso.
/ María Porto luciendo el anillo de compromiso.
Antonio Sainz le pidió matrimonio en septiembre de 2020 a María Porto, exmujer de Francisco Álvarez-Cascos, exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar. En esa pedida le regaló a Porto un anillo valorado en 45.000 euros. Finalmente no se casaron y María Porto se quedó con el anillo, motivo por el que Sainz demandó a Porto. Ahora el juez ha desestimado la demanda y ha salido a la luz que Antonio Sainz tiene fama de mal pagador "ya que no paga ni siquiera a los abogados que lo representan".

Fue a finales de 2019 cuando María Porto se divorció del que fuera vicepresidente del Gobierno del PP y ministro del Ejecutivo de José María Aznar, el asturiano Francisco Álvarez-Cascos.

Por aquellos años, la galerista ya había comenzado su romance con el empresario Antonio Sainz, quien le pidió matrimonio en septiembre de 2020. En aquella pedida que tuvo lugar en el Parador de Arcos de la Frontera, en Cádiz, Antonio Sainz le regaló a María Porto un anillo de compromiso valorado en 45.000 euros. Cabe recordar que un anillo de compromiso es una donación condicionada al matrimonio, según obra en el Código Civil.

Todo parecía funcionar hasta que, pasados unos meses, María se distanció de Antonio y, a finales de 2021, “rompió el compromiso y la relación sin dar muchas explicaciones", relataba en público Antonio Sainz. Sin embargo, María Porto no le devolvió el anillo a su ex, ya que para ella “no sellaba compromiso alguno, no había boda a la vista y era un regalo”. Tras pedírselo en reiteradas ocasiones, el empresario decidió reclamarlo ante la Justicia. El juicio tuvo lugar este pasado 12 de diciembre en el Juzgado de Primera Instancia nº13, de Madrid.

Sainz fama deudor "no paga ni a sus abogados"


Una vez celebrado el juicio ha trascendido que se ha desestimado la demanda interpuesta por Antonio Sainz, absolviendo así a María Porto. La defensa de Sainz solicitaba que se declarase revocada la donación efectuada por el demandante (Antonio Sainz) y que se condenara a la demandada (María Porto) a entregar el anillo a su expareja. También se solicitaba que Porto fuese condenada a pagar las costas del juicio.

Sin embargo, María Porto se podrá quedar de momento con la valiosa sortija de 45.000 euros, ya que el juez no ha admitido ninguna de estas exigencias. 

Elcierredigital.com ha tenido acceso a la citada sentencia, en la que sus señoría señala que “pese a los testigos, no ha quedado suficientemente acreditado que ella aceptara el matrimonio". Sin embargo, según estas fuentes jurídicas consultadas, "ha dado argumentos suficientes para que esta sentencia pueda ser recurrida en otra instancia superior, ya que las alegaciones de Sainz han quedado perfectamente acreditadas".

Cabe recalcar que ni Antonio Sainz ni María Porto han sido condenados al pago de las costas, que se abonarán por igual. Ante esta resolución, elcierredigital.com ha podido saber que Sainz "tiene fama de malpagador entre la jet set, ya que ha sido sentenciado al pago de sus costas procesales y no ha pagado a sus abogados defensores y que éstos van a emprender acciones legales contra él", señalan estas fuentes.   

Antonio Sainz.

Estas mismas fuentes cercanas al caso, consultadas por elcierredigital.com, señalan que “a día de hoy el demandante no ha pagado por los servicios prestados, ante el deber exigido trsa la sentencia de pagar él sus costas procesales en dicho pleito”. En línea con esto elcierredigital.com ha podido saber que la defensa de Sainz "ha elaborado ya una demanda de jura de cuentas contra el empresario, con fama de mal pagador".

Ante esta información, y puestos en contacto con el despacho de abogados que representó a Sainz, nos confirman lo expuesto anteriormente por elcierredigital.com y manifiestan que "se sienten manipulados y utilizados" por Antonio Sainz.

"Aunque nos ha requerido para que presentemos apelación a la sentencia, mientras que no se ponga al corriente de pago con nosostros no vamos a llevarle el caso, aunque creemos que tiene altísimas probabilidades de que le den la razón en segunda instancia", añaden desde el bufete que representó a Sainz en el juicio contra María Porto.

María Porto // Instagram.

Según señalan estas mismas fuentes a elcierredigital.com, “quizás haya que otorgarle a María Porto el beneficio de la duda, porque puede que llevara algo de razón cuando decidió no casarse con él, ya que podía estar aprovechándose de ella. Lo que está claro es que no es real lo que él va contando. Habría que plantearse si María Porto tenía razones más que suficientes para decidir no casarse con él, porque es una persona que se suele aprovechar de su entorno con fama de malpagador”, señalan.

Según diversas fuentes del entorno de la galerista, “Antonio Sainz le pidió matrimonio a María Porto por intereses propios y para conseguir contactos. Ella se dio cuenta y decidió no continuar con esta persona. No hay que olvidar que María dijo que ella había tenido que pagarle todo a Antonio y él trató de darle la vuelta a la tortilla. Habría que empezar a tener en cuenta la versión de María de que Sainz estaba con ella por interés”, concluyen las mismas fuentes.

La relación entre Antonio Sainz y María Porto

En una conversación reciente con elcierredigital.com, Antonio Sainz narraba su relación con María Porto. Todo comenzó en torno a los meses de febrero y marzo del año 2019. Por aquel entonces, ambos estaban casados. Él afirmaba que aunque había salido de la relación, aún no se había divorciado. Ese 2019, tal y como explica a este diario, fueron “muy felices” y a finales de año le pidió a María que se divorciase de su marido en vistas de que la relación entre ellos ya era evidente.

“En septiembre del año 2020, aprovechando que tenía un viaje de trabajo, le dije a María que me acompañase ya que era un fin de semana largo. Me dijo que fenomenal y yo me guardé el anillo de compromiso, que había estado buscando durante meses. Recogí a María y nos fuimos a Cádiz a ver a unos clientes míos. Todo estaba aparentemente improvisado. No teníamos a dónde ir y llamamos a varios paradores. Había habitación en el de Arcos de la Frontera y nos fuimos allí a dormir”, relataba Antonio.

Una vez en el Parador, Antonio comenzó a planear la pedida. Bajó a desayunar en torno a las 10:50 de la mañana, un poco antes que María, y pidió al servicio que le “aguantara un poco el desayuno” porque le iba a pedir a su novia que se casara con él. Llegó a pedirles, según relata, que pusieran una mesa frente a una cristalera y escondió debajo de la taza de café el anillo en su correspondiente caja. “Cuando apareció María, se sentó en la mesa y yo puse rodilla en tierra y le dije: ‘María, cásate conmigo’. Ella se emocionó mucho, me abrazó, y yo levanté la taza de café y le di el anillo”, rememora ese momento el exprometido de María a elcierredigital.com.

Whatsapps intercambiados entre María y Antonio durante la ruptura.

Lo cierto es que a la vuelta a Madrid, todo parecía ir viento en popa. “A los pocos días ella me regaló un reloj de oro muy bonito como parte del compromiso, un portugués de IWC, y me dijo que había encargado las alianzas”, comenta Antonio. Sin embargo, por una serie de baches familiares, la relación entre ambos se enfrió. Aunque Antonio afirma que hablaban y se veían prácticamente a diario, notaba que “María se estaba distanciando”. Antonio en todo momento guardó “las esperanzas de volver”, como él mismo relata, y en octubre de 2021, la pareja volvió a acercarse “durante unas semanas”.

Sin embargo, finalmente “María rompió el compromiso y la relación sin dar muchas explicaciones”, explicó en su día Antonio. Y el anillo se lo quedó ella, sin más.

COMPARTIR: