26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Cierre Digital señala los lugares donde el marido de la Infanta Cristina y la asesora contable se reunían y paseaban en la ciudad de Vitoria

La relación entre Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia ya había comenzado hace meses

Las investigaciones de Elcierredigital.com señalan que la relación entre Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia, una mujer de 43 años, casada y con dos hijos, a la que conoció trabajando en Imaz&Asociados, había comenzado ya hace meses. Los vecinos de Vitoria aseguran aseguran haberlos visto hace meses cenando juntos, paseando y disfrutando de la capital vasca. Una relación, la exuduque de Palma y esta analista contable, que parece que según algunas fuentes era ya conocida por la Infanta Cristina.

No es la primera vez que se ve a Iñaki Urdangarin de la mano de una mujer que no es la infanta Cristina. En esta ocasión, le acompaña Ainhoa Armentia, una mujer de 43 años, casada y con dos hijos, que reside en el barrio de Ibaiondo, en Vitoria. Aunque la exclusiva ha saltado estos días, cuando la pareja paseaba sin preocupaciones por las playas de Bidart, los vecinos de Vitoria han sido testigos durante varios meses de cómo se forjaba esta relación que hoy se hace pública.

Portada de 'Lectura' con Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia paseando por las playas de Bidart.

Las investigaciones del Elcierredigital.com abalan que los han visto juntos practicando deporte. Según éstas misma fuentes se ha podido observar a la pareja haciendo footing por la Ruta de la Senda, un paseo peatonal que comienza en la emblemática Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria, pasa por el Parque de la Florida y acaba en la Basílica de San Prudencio, en Armentia. Los vecinos también han visto a la pareja de camino al trabajo “ella con abrigo largo, y él, con una bicicleta y vestido de trabajo”. Tras el anuncio de ésta relación parece que ambos han desaparecido de las redes sociales, que han sido eliminadas.

No se esconden

La pareja se conoció en el despacho Imaz&Asociados, lugar donde Urdangarin ejerce de consultor desde que recibió el tercer grado en el año 2020. Aunque se ha dicho que Ainhoa Armentia trabaja como abogada, según la información obtenida por elcierredigital.com, la alavesa es, en realidad, analista contable y se dedica a ofrecer servicios de asesoría y auditoría en el mismo bufete de abogados.

Imaz&Asociados, lugar de trabajo de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia en Vitoria.

En Vitoria es habitual encontrar a la pareja de Iñaki y Ainhoa paseando o tomando algo en alguna terraza del centro de la ciudad. Al parecer, se les ha podido ver juntos en distintas ocasiones en la terraza del Restaurante Xixilu, cerca de la Plaza de Amarica. Además, según cuentan los vecinos de la capital vasca, acostumbran a cenar en el restaurante Sagartoki y también frecuentan el Asador Orio, muy conocido por su besugo y cercano a la residencia de Urdangarín.

El restaurante Xixilu y su terraza.

Las últimas imágenes, que han desatado la exclusiva, se tomaron en las playas de Bidart, en el País Vasco francés, aunque algunas informaciones aseguran que también existen pruebas gráficas de la pareja muy cerca de este lugar, en Biarritz, cenando hace unos meses en un restaurante de la ciudad francesa.

Las otras mujeres de Urdangarin

La fidelidad nunca ha sido el fuerte del que fuera Duque de Palma. Los rumores de las deslealtades de Iñaki Urdangarin a lo largo de su relación con la infanta Cristina han ido sucediéndose hasta llegar a las últimas declaraciones, en las que él ha dejado entrever el fin de su matrimonio con la hija del rey emérito. La relación comenzó cuando el vasco aún no había terminado con su pareja anterior, la catalana Carmen Camí Solna, con la que mantendría un romance hasta que se anunció el compromiso con Cristina de Borbón. 

Años después, tras estallar el Caso Nóos, se filtraron unos correos electrónicos en varios medios de comunicación que destaparían una supuesta infidelidad por parte del exduque de Palma. La mujer en cuestión era una exnovia de Urdangarin, quien terminaría por casarse con F.B., un compañero del equipo F.C. Barcelona de Balonmano. El matrimonio era íntimo de los duques de Palma, llegando incluso a ser éstos testigos en su boda.

Sin embargo, el asunto más peliagudo es el que relacionaría a Iñaki Urdangarin con una mujer rusa muy guapa, de 1’90 de altura que apareció en la vida del vasco sin que nadie supiera cómo. Los servicios secretos españoles del CNI vigilaron a la mujer durante un tiempo, puesto que se sospechaba que podía ser agente del antiguo KGB, la agencia de inteligencia secreta rusa.

Portada de 'Interviú' con el romance de Urdangarin con una mujer rusa. 

Fue en 2008 antes de que el matrimonio se trasladara a vivir a Estados Unidos tras fichar el Duque de Palma por la Compañía Telefónica de César Alienta. La preocupación, entonces, de los servicios de inteligencia españoles era que la modelo rusa se acercase a un miembro de la Familia Real para influir, así, en la compra de un porcentaje de Repsol por parte de la empresa rusa Gascom.

Las investigaciones determinaron que no había peligro en la relación personal entre Iñaki Urdangarin y la mujer de nacionalidad rusa. Sin embargo, en marzo de 2012 la información de esta investigación del CNI fue 'reciclada' por la revista Interviú. En este caso la intención era otra. Según fuentes consultada por Elcierredigital.com, se buscaba provocar la reacción de la Infanta Cristina para que se divorciase de su marido. Entonces ésa era la estrategia que pretendía seguir Zarzuela para alejar a la hija de Juan Carlos I de los efectos del escándalo judicial de Caso Nòos. 

COMPARTIR: