24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según nuestras fuentes, ambos se habrían conocido “en El Rocío hace dos años” cuando la “murga ‘Los Sombreritos’ hizo una representación allí”

El ingeniero canario Alejandro González niega ser 'el amigo' de Isabel Pantoja: "No la he visto en mi vida”

Isabel Pantoja y su presunto nuevo amigo, el canario Alejandro González.
Isabel Pantoja y su presunto nuevo amigo, el canario Alejandro González.
En los últimos días se ha relacionado a Isabel Pantoja con un ingeniero de caminos canario con el que, presuntamente, mantendría una amistad. De nombre Alejandro González, hoy ha desmentido ante las cámaras del programa ‘Así es la vida’ que sea 'su amigo': “No la he visto en mi vida. No sé nada de esto”. Mientras tanto, Isabel Pantoja ha firmado un contrato de patrocinio por valor de 160.500 euros con el Cabildo de Gran Canaria que se debatirá en el pleno a petición del PP.

Desde hace unos días, se rumorea que Isabel Pantoja había encontrado un presunto nuevo amigo especial. Alguien que la tendría ilusionada. Lo adelantó Carmen Borrego en el programa Así es la vida el pasado 30 de enero y un día más tarde, desde elcierredigital.com desvelábamos quién era la persona que podría compartir amistad con Isabel Pantoja. Ahora, el programa anteriormente mencionado ha conseguido localizarle y preguntarle qué opina de los rumores de su presunta amistad con la tonadillera.

Elcierredigital.com inició su investigación sobre los 'contactos' de Isabel Pantoja en las Islas Canarias a raíz del anuncio del contrato de patrocinio que tiene la tonadillera para su gira con el Cabildo de Gran Canaria, por valor de 160.500 euros. Precisamente, el Grupo Popular en el cabildo ha debatido este jueves en el pleno este contrato, que califica de "polémico". Esta relación, la de Isabel Pantoja y Gran Canaria, podría explicar el hecho de que tuviera un supuesto amigo allí.

“No la he visto en mi vida. No sé nada de esto. Yo soy ingeniero de caminos, me he dedicado a hacer carreteras en mi vida y desconozco este mundillo de esta gente. No sé nada. No tengo ni la más absoluta idea. Yo no sé ni de qué gira de nada [refiriéndose al contrato al que Isabel Pantoja habría llegado con el Cabildo de Gran Canaria por su gira de conciertos]. No he oído nunca un espectáculo de esos. No es mi gusto ese. Yo estoy casado, tengo mis hijos. Parecía que era un cachondeo [los rumores], pero empieza a ser bastante preocupante”, ha declarado Alejandro González, nombre al que corresponden las iniciales que desvelamos ayer, en exclusiva, en elcierredigital.com.

La investigación del programa de Mediaset —al que acudió como colaborador el director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho— coincidía con los datos que publicamos en elcierredigital.com. Datos que les llevaron a una única persona: Alejandro González, que ahora ha desmentido los rumores que llevan circulando una semana.

Isabel Pantoja.

No obstante, el Partido Popular en la isla ha decidido llevar al pleno del Cabildo este contrato para que se revise. Desde el Cabildo no han dudado a la hora de defenderlo, afirmando que entra dentro de la “actividad normal” para promover la isla y que la cantidad se debe a su “retorno publicitario”. Un contrato que afirman que se ha realizado en otras ocasiones con otros conciertos que han tenido lugar en la isla.

El presunto amigo de Isabel Pantoja

Tal y como publicábamos ayer en exclusiva en elcierredigital.com, la persona a la que vinculan con Isabel Pantoja respondía a las iniciales A.G., que corresponden al nombre de Alejandro González, nacido en el año 1955, uno antes que la tonadillera. Natural de la localidad de Agüimes (Gran Canaria), fuentes cercanas cuentan a elcierredigital.com que es “ingeniero de caminos, canales y puertos” y estaría vinculado a la “murga ‘Los Sombreritos’”. Una murga, que es el equivalente canario a las chirigotas de Cádiz y que tanto gustan a Isabel, "habría sido precisamente el detonante del inicio de esta amistad y habría sido, supuestamente, por lo que ambos se conocieran", señalan estas fuentes.

Según comentan nuestras fuentes, "la murga 'Los Sombreritos' hizo una representación en El Rocío (Huelva) e Isabel Pantoja se encontraba presuntamente allí”. De este primer encuentro, según indican estas mismas fuentes del entorno canario a elcierredigital.com, "haría ya dos años y esta supuesta amistad entre ambos ha continuado".

Las fuentes canarias consultadas por elcierredigital.com explican también que "este empresario habría, supuestamente, asesorado a Isabel Pantoja en algunas inversiones como las plantas fotovoltaicas, donde es un gran experto. No es fácil montarlas, así que es probable que tenga participación en alguna empresa”.

Además, la localidad de Agüimes, pueblo natal canario de este presunto amigo de Isabel Pantoja, es también el municipio de origen del político Antonio Morales Méndez, presidente del Cabildo de Gran Canaria, como también de poderosos empresarios de la isla como Eustasio López, el dueño de Lopesan.

Isabel Pantoja sigue reduciendo deudas

La presunta amistad con este empresario, que cabría también la posibilidad de que pudiera asesorarla en asuntos de inversiones, podría venirle además muy bien a la tonadillera en materia económica, ya que Isabel todavía conserva una importante deuda tributaria con la Hacienda Pública española.

Precisamente, la última de las estrategias que Isabel Pantoja utilizó para saldar esta deuda fue la venta por 275.000 euros de su segundo ático de Fuengirola —que en realidad era uno dividido en dos, el primero subastado en 2022—. En este mismo piso, la tonadillera se 'escondía' con Julián Muñoz cuando no querían ser vistos en Marbella ni localizados por la entonces mujer del alcalde marbellí, Maite Zaldívar.

Isabel Pantoja y Julián Muñoz.

Algunas voces aseguraron que con esta venta la deuda de la cantante estaría saldada, información que ha sido desmentida por el periodista Antonio Rossi en el programa Vamos a ver: "La deuda sigue vigente. Hablan de un despacho de abogados que jamás ha trabajado con Isabel Pantoja. La persona que compró el piso de Fuengirola sí que intentó hacer negocios con Isabel Pantoja para tener una proyección, pero su hermano Agustín no se fiaba de este señor porque había salido en Sálvame", ha explicado. Según Rossi, este ático 'de amor' en Fuengirola se habría vendido a "otra persona anónima que es la que siempre tapa los huecos de Isabel Pantoja".

La deuda de la sevillana, de 67 años, podría quedar saldada sin embargo con otra venta mayor: su finca de Cantora, su bien más preciado. Tal y como informaba el colaborador de Así es la vida José Antonio Avilés, la cantante habría dado "luz verde" a que Cantora se ponga a la venta por 15 millones de euros, una cantidad con la que "sus asesores fiscales no estarían de acuerdo" por ser muy elevada.

Isabel Pantoja y el dinero de sus propiedades

Fue el 13 de marzo de 2015 cuando se formalizó una hipoteca a favor de la Hacienda Pública española por valor de 1,1 millones de euros, de los que 758.620 euros corresponden al principal, el importe de la obligación a la que se refiere el acto impugnado con Hacienda. El resto son 151.724 euros de recargo y 189.655 euros de intereses de demora, que se incrementan con el paso de los días.

En 2022 Isabel Pantoja, decidida a quitarse de encima las muchas deudas acumuladas durante años —como ya informamos desde elcierredigital.com, incluso su inicio profesional estuvo marcado por la polémica y la deuda—, subastó uno de sus dos áticos en Fuengirola (que, como hemos dicho, procedía de uno que se dividió en dos). Una subasta cuyo objeto era saldar una deuda de 60.000 euros. Fue así como Antonio Trujillo entró en su vida y la tonadillera vio en su oferta una posibilidad de liberar lastre. Un método que también siguió en su día uno de los hijos del fallecido empresario jerezano José María Ruiz Mateos.

Finca La Cantora.

La situación no fue tan positiva para su hijo, que seguiría adeudando ya no a Cajasur sino directamente a Antonio Trujillo, que mantuvo esta negociación bajo un gran secretismo a pesar de los rumores que rodearon las acciones tanto de la madre como del hijo para deshacerse total o parcialmente de la finca que ha sido durante años el gran buque insignia de Isabel Pantoja.

La cantante atesora, además de la finca Cantora, dos pisos y una plaza de garaje en Fuengirola —recién vendidos—, una casa en El Rocío (Huelva), un piso en el barrio sevillano de Los Remedios y el piso en el que vivía su hermano Bernardo —recientemente fallecido—, también situado en la capital hispalense.

Isabel Pantoja, las deudas y la cárcel

Lo cierto es que desde sus polémicos inicios, Isabel Pantoja ha acumulado deudas a lo largo de los años… y también problemas. Debido al blanqueo de capitales del conocido caso Malaya —en el que estuvo implicado su por entonces pareja, el alcalde de Marbella Julián Muñozingresó en prisión el 21 de noviembre de 2014.

Ese día, Isabel Pantoja abandonaba Cantora y comenzaba una de sus etapas más duras. Acompañada por su inseparable hermano Agustín y a 130 kilómetros de su casa, afrontaría un año y medio de encierro. Con sus gafas oscuras para tratar de ocultar su angustia y tristeza, entró escoltada por agentes de la Guardia Civil.

Isabel Pantoja entrando en prisión.

La cantante se bajó del coche e inició el paseíllo que la llevaría a la privación de su libertad. Durante los meses que permaneció aislada en prisión, tenía permitido, como el resto de sus compañeras, un total de diez llamadas a la semana con una duración máxima de cinco minutos. También contaba con una televisión dentro de su celda.

El 9 de febrero de 2016 vivió uno de sus momentos más liberadores tras concedérsele la libertad condicional. Desde ese día, podía dormir en su finca, aunque tenía que presentarse en la cárcel cada quince días.

Años después, Isabel Pantoja ha seguido enfrentándose a las deudas y a los problemas judiciales. Del último juicio en 2022 —en el que fue acusada de insolvencia punible por la venta de su chalet de Marbella—, fue absuelta. Ahora un presunto amigo podría haber vuelto a llenar de ilusión a la tonadillera. Él afirma no haberla "visto en la vida".

COMPARTIR: