27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LOS CASOS A LOS QUE SE LE HA VINCULADO SON TODAVÍA UN RETO A RESOLVER EN LONDRES, DONDE AL MENOS CINCO PROSTITUTAS FUERON BRUTALMENTE ASESINADAS

El misterio de Jack el Destripador tras 135 años de su primer asesinato: Los crímenes del homicida en serie más temido

Representación de la policía encontrando la primera víctima de Jack el Destripador.
Representación de la policía encontrando la primera víctima de Jack el Destripador.
Los asesinatos de Jack el Destripador son uno de los casos sin resolver del Reino Unido. El criminal se hizo famoso por su cruel modus operandi que consistía en cortes en la garganta, mutilaciones genitales y en el área abdominal, extirpación de órganos y desfiguración de los rostros. Jack el Destripador cometió al menos cinco atroces asesinatos entre 1888 y 1891. Ahora, 135 años después, la tataranieta de un policía que investigó el caso ha desvelado su supuesta identidad.

Corrían los últimos años del siglo XIX, cuando Inglaterra era la potencia nacional más poderosa de la tierra y Londres la ciudad más importante del mundo. Aquella época dorada de esplendor liderada por la reina Victoria quedó manchada por una serie de asesinatos. A principios de siglo John Bellingham se convirtió en el asesino más famoso de Gran Bretaña al asesinar en el Parlamento a punta de pistola al primer ministro británico Spencer Perceval, mientras que en 1828 William Burke y William Hare acabaron con la vida de dieciséis personas en la ciudad de Edimburgo. 

Sesenta años después, en 1888, Jack el Destripador comenzó su horda de asesinatos de prostitutas. El primero el 31 de agosto, en la localidad londinense de Whitechapel. Posteriormente el Destripador cometería cinco homicidios más, aunque siempre se ha sospechado que pudieron ser un total de once los asesinatos cometidos por él hasta febrero de 1891. 

Ahora, a finales de julio de 2023, la tataranieta de un policía británico que investigó los crímenes de Jack el Destripador reveló la supuesta identidad del asesino. Esta mujer aseguró que quien acabó con la vida de aquellas prostitutas era un cigarrero local llamado Hyam Hyams, que sufría de epilepsia y alcoholismo. El caso de Jack el Destripador es uno de los principales casos sin resolver en la historia de Reino Unido.

Los primeros crímenes de Jack el Destripador


El modus operandi del Destripador se caracterizaba por la realización de cortes en la garganta, mutilaciones en el área genital y abdominal, extirpación de órganos y desfiguración del rostro.

Sin embargo, dos casos ocurridos en Whitechapel entre esas fechas no presentaban esas características. En el primero, la mujer siguió con vida durante unas pocas horas y declaró haber sido atacada por un grupo de hombres. En el segundo caso, la mujer asesinada no presentaba cortes en la garganta ni en el abdomen y sus heridas no seguían el patrón de los denominados cinco canónicos. El primero de los canónicos fue el asesinato de Mary Ann Nichols, hallada a las 3:40 de la mañana del viernes 31 de agosto.

Ubicación de los asesinatos atribuidos a Jack el Destripador.

La policía británica encontró el cuerpo de Mary Ann con un par de cortes en la garganta, algunas partes del abdomen habían sido arrancadas mediante una profunda fisura y presentaba varias incisiones realizadas con un cuchillo. La víctima, al igual que ocurría en los otros casos achacados a Jack el Destripador, se dedicaba a la prostitución.

Apenas ocho días después del primer asesinato, la policía encontraba el cadáver de Annie Chapman cerca de la entrada del patio interior de la calle Hanbury en Apitalfields. En este caso, además de las dos incisiones en la garganta, su vientre había sido apuñalado y, por primera vez, el útero había sido extraído. Aunque fue el primero, no sería el único de los asesinatos en los que algunos de los órganos fueron extirpados.

Los últimos crímenes del desgarrador asesino


La madrugada del 30 de septiembre se produjeron dos homicidios a prostitutas. Elizabeth Stride y Catherine Eddowes se convertían en la tercera y la cuarta víctima canónica de Jack el Destripador. La primera, presentaba un corte en la garganta que le dañó la arteria carótida pero no tenía incisiones en el vientre, lo que hizo sospechar a los investigadores de que el asesino se habría visto obligado a paralizar su actuación. El cadáver de la segunda víctima de la noche sí presentaba los cortes en garganta y vientre y, además, se le habían extraído el útero y el riñón. 

Este incremento en la severidad del "castigo" infringido por el homicida de las prostitutas se hizo patente en el último de los cinco asesinatos canónicos. Mary Jane Kelly, una mujer de Spitalfields, fue mutilada y destripada en noviembre de 1888. Tenía un corte que viajaba desde la garganta hasta la espina dorsal y le habían extirpado todos los órganos del abdomen además del corazón. Es el caso más atroz de los cinco.

El cuerpo destripado de Mary Jane Kelly, la última víctima de este asesino.

No obstante, durante esa época en Londres se registraron otros asesinatos a mujeres de los que no se pudo asegurar la autoría de Jack el Destripador. Este asesino ha pasado a la historia como uno de los más despiadados. Por desgracia, nunca fue identificado. 

COMPARTIR: