24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Nuestro periódico viene publicando desde marzo las prácticas irregulares de esta web de venta de entradas a nivel mundial que gozaba de permisividad

Tras las investigaciones de elcierredigital.com, Google toma por fin cartas en el asunto y prohibe publicitarse a la web Viagogo a través de su sistema

Viagogo ha recibido numerosas críticas de los compradores.
Viagogo ha recibido numerosas críticas de los compradores.
El gigante de Internet, Google, ha tomado cartas en el asunto y después de innumerables denuncias a nivel mundial ha suspendido a la web Viagogo de reventa de entradas y no le dejará anunciarse a través de su sistema de publicidad. En España los estafados fueron cientos tal y como ha venido contando elcierredigital.com en varios reportajes desde marzo de este año.

Las denuncias publicadas por elcierredigital.com desde marzo se han unido a las presentadas el pasado año por la Asociación de Fútbol y la industria discográfica inglesa, que enviaron una carta a Google para exigir la prohibición de la publicidad de Viagogo, una web de reventa de entradas que ha sido objeto de muchas críticas en los últimos meses, alguna de las cuales vienen publicándose en elcierredigital.com desde marzo de 2019.

Ahora Google da la razón a los denunciantes y ha prohibido a Viago anunciarse a través de sus sistemas de publicidad. "Queremos asegurarnos de que los usuarios hacen una compra en la que puedan confiar", ha dicho Google en un comunicado de prensa recogido por la BBC.

El organismo británico competente en materia de consumo, la CMA (Competition and Market Authority), ya abrió acciones legales en 2018 contra Viagogo, asegurando que sus prácticas rompían con las leyes de protección de los consumidores. Después de asegurarse que esas prácticas continuaban, como dar información incompleta, precios exagerados y doble venta de tickets, Google ha decidido responder afirmativamente a las denuncias que pedían excluir a Viagoggo de su lista de anunciantes.

La interfaz de Viagogo es engañosa y conduce a equívocos.

Los consumidores han reclamado durante años a Viagogo en todo el mundo. En España incluso recurrieron a la plataforma change.org, que abrió una iniciativa para recabar firmas y acabar así con las estafas de esta página web fraudulenta, que ya ha timado a cientos de miles de personas en todo el mundo, pero que hasta ayer seguía en activo.

"La práctica de Viagogo es abusiva y engañosa y debe de ser denunciada alertando a los consumidores sobre el uso SIEMPRE pernicioso de esta plataforma de venta de localidades. Invariablemente engañan y abusan de la buena fe de los usuarios. Fuera Viagogo". Este es el mensaje que planteó Change.org en su web. La página de Viagogo no tiene sede en España y, aunque fue investigada por el Ministerio del Interior hace más de un año, la web seguía haciendo caja sin cesar a costa de los sufridos consumidores.

Evitar la web de Viagogo

Entre los consejos para evitar Viagogo los foros de internet ponían ejemplos claros: "Si entras a comprar una entrada que cuestan 50 euros, sigues los pasos y de repente te sale en pantalla que no son 50 los euros que debes pagar, sino 200, huye de Viagogo". El récord en esto lo tienen unas entradas de 2018 para ver a U2, que llegaron a venderse por 900 euros cuando su precio oficial no llegaba a los cien.

Viagogo es difícil de denunciar porque no tiene sede física en España, la única solución es evitar siempre la página, que es engañosa en su publicidad y sus métodos de vena. Hace poco más de un año, el Ministerio del Interior llegó a cabo una investigación "puntual" por una presunta estafa por la compra de entradas para el citado concierto de la banda U2 a través de la página web Viagogo.es, pero quedó en nada. 

Los usuarios han denunciado muchas veces a este web.

No pudieron evitar, sin embargo, ser una de las webs más denunciadas en España por esta práctica alegal. Esta web estuvo muy bien posicionada en Google provocando que el comprador suponga que es otra página más de distribución de entradas. 

Durante todo el proceso de compra utilizaba técnicas de marketing agresivo con ventanas emergentes que se iban desplazando al mismo tiempo que el usuario, llamando su atención en cada momento con amenazas de que las entradas se estaban agotando y utilizando temporizadores que muestran cómo se acaba el tiempo para finalizar la compra y ‘advirtiendo’ con marcarlas como disponibles para otros usuarios, llegando a anunciarte cuántas personas están interesadas en las entradas que, según ellos, ya se están adquiriendo. Utilizaban mensajes del tipo: “Hay 2 personas más interesadas en estas entradas”.

Además, las entradas se vendían con "ubicación o visibilidad", características que no siempre existen en los eventos donde se pretende acudir. El precio se mostraba en letra pequeña, sin recalcar, pasando desapercibido en el lateral izquierdo de la pantalla, mientras que en el centro se sitúan los mensajes y ventanas emergentes que te apremian para que avances en el proceso de compra.

No acaba todo aquí. Al misterioso precio de la entrada le añadían, una vez finalizado el proceso de compra, los costes de gestión, el IVA y un inexplicable coste por reserva. Estos costes adicionales no se advierten en ninguna de las numerosas ventanas emergentes o movibles durante el proceso de compra, sino que aparecen en el lateral izquierdo de la pantalla, en letra sin resaltar y sin indicar el coste de esos conceptos adicionales. Ahora por fin Google ha decidido tomar cartas en el asunto y expulsar a esta web de su lista de anunciantes, protegiendo a los consumidores. 

COMPARTIR: