19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El magnate de la red social da un paso atrás en la privacidad y pedirá autenticación a los tuiteros asociando su documento de identificación al perfil

Seguridad a costa de tu identidad: La nueva exigencia de Elon Musk para los usuarios de X

Elon Musk, el
Elon Musk, el "padre" de X (antes Twitter).
El dueño del antiguo Twitter, renombrado como X, continúa con los cambios en su red social. Tras modificar el logotipo y el nombre, y cambiar el modo “premium” para conseguir el check de autenticación, Elon Musk estudia solicitar a los usuarios su documento de identidad para verificar el perfil, evitando así suplantaciones y facilitando las investigaciones por delitos de odio. Seguridad por identidad.

Elon Musk sigue en su cruzada particular, dándole un giro al famoso Twitter. Tras cambiar el logotipo, el nombre de la red social y la forma de conseguir el cotizado “check” azul de verificación de cuenta, el dueño de X, en pleno debate por la privacidad en internet, se plantea solicitar a los usuarios de su red social un documento de identidad para poder tener un perfil.

Redes sociales en móviles.

La medida tiene como objetivo evitar la suplantación de identidad y favorecer las investigaciones por delitos de odio, que están al día en la página de Elon Musk, pero es un arma de doble filo. Y el caso recuerda bastante al de Mark Zuckerberg y la tremenda cuantía de datos personales que se vieron vulnerados durante la campaña de Donald Trump en 2016, uno de los motivos por los que ha saltado la alarma con la nueva idea de Musk.

Todavía no es oficial y está en estudio, aunque hay algunos usuarios de cuentas premium que ya han tenido que verificar su identidad a través de algún documento personal. Este sería uno más de la larga lista de cambios que, desde hace unos meses, está introduciendo el empresario en su red social.

Tu identidad, en las manos de Elon Musk

No es la primera aplicación que pide el documento oficial de identidad para verificar que el usuario es, en efecto, quien dice ser, aunque sí es una de las primeras que lo hace en una plataforma social. Es un método de verificación que suele utilizarse más en aplicaciones bancarias o que contienen información personal.

Elon Musk.

Y, aunque la polémica medida aún no ha empezado a aplicarse en masa en X (Twitter), hay algunos usuarios de las cuentas premium (las nuevas cuentas verificadas y de pago, otra de las novedades en el sistema de Musk) han avisado de que sí se les está solicitando una verificación de identidad.

El principal motivo por el que Elon Musk quiere solicitar los DNI y asociarlos al perfil del usuario es el de evitar la suplantación de identidad (práctica que suele darse en redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram) e investigar los delitos de odio que se dan en la plataforma, pero la idea es una peligrosa arma de doble filo que puede acabar con miles de datos sensiblemente personales filtrados.

El peligroso doble filo: La medida que puede "cortar" la cartera de Musk

La nueva medida de Elon sí tiene un precedente lejano en el plano legal, para desdicha del empresario de X (Twitter). Su compatriota y propietario de Meta (la antigua Facebook), Mark Zuckerberg, se vio en los tribunales por la masiva filtración de información personal que se produjo en Facebook en el año 2016 en favor de la campaña de Donald Trump.

twitter_logo

Antiguo y nuevo logo de Twitter.

Los republicanos utilizaron Cambridge Analytica en el año electoral para obtener información con la que favorecer su campaña. A través de la empresa, obtuvieron ilegalmente los datos de 87 millones de usuarios de la plataforma de Zuckerberg y los utilizaron para desarrollar perfiles psicológicos con los que lanzar publicidad personalizada para el público objetivo de la campaña.

 

La Fiscalía de Distrito de Columbia, cuatro años después de que comenzara la investigación en 2018, declaró a Mark Zuckerberg “responsable directo” de la filtración de datos que hubo en su plataforma. “Demandamos a Mark Zuckerberg por su papel en las engañosas prácticas de privacidad de Facebook y por su incapacidad para proteger los datos de millones de usuarios”, manifestaron. Al final de la investigación, el propietario de Facebook se declaró culpable ante el Senado y terminó pagando 650 millones de dólares a los usuarios inscritos en su red social entre 2007 y 2022.

Podría ser más ayuda que dolor de muelas la nueva medida de Elon Musk, aunque, con la vulnerabilidad de Twitter ante un posible ataque cibernético o hackeo, cualquier ciberdelincuente podría hacerse con los datos identificativos de los usuarios.

COMPARTIR: