02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Servicio Público de Empleo Estatal ha alertado de una campaña de ciberestafas a través de mensajes de texto para obetener datos confidenciales

'Smishing': Así están estafando los ciberdelincuentes a los afectados por los ERTE

Los ciberdelincuentes tratan de acceder a datos confidenciales utilizando los mensajes de texto como anzuelo
Los ciberdelincuentes tratan de acceder a datos confidenciales utilizando los mensajes de texto como anzuelo
Aprovechando la crisis del coronavirus, los delincuentes están llevando a cabo campañas de ciberestafas para robar información confidencial. Una de ellas es el 'smishing', un fraude realizado mediante mensajes de texto por los estafadores que tratan de suplantar la identidad de empresas u organismos públicos. El SEPE ha alertado de este método por el cual tratan de acceder a información personal de posibles afectados por los ERTE.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha alertado por redes sociales de una campaña de 'smishing', por la cual los ciberdelincuentes están intentando estafar a diferentes personas aprovechando el caos social provocado por la crisis del coronavirus.

A través de mensajes de texto, están haciéndose pasar por las empresas que supuestamente se han acogido a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para pedir datos bancarios de los trabajadores y poder gestionar la prestación. El SEPE señala que se trata de un intento de fraude y que si te llega un mensaje con estas características no debes responder.

Entre las recomendaciones que ofrece para no caer en la trampa, el SEPE aconseja realizar los trámites telemáticos solo a través de su sede electrónica, contactar con el organismo en caso de duda, nunca facilitar tus datos de acceso por SMS, y comprobar que la dirección email es la correcta antes de abrir cualquier correo electrónico. Asimismo, recuerda que son las propias empresas las encargadas de comunicar todos los datos necesarios al organismo público.

¿Cómo estafan mediante el 'smishing'? 

Del mismo modo que las llamadas telefónicas son una vía para tratar de engañar a clientes y trabajadores de diferentes organismos mediante la suplantación de identidad, también lo son los mensajes de texto o mensajes por WhatsApp, de los que deriva la modalidad conocida como ‘smishing’.

Esta amenaza se produce cuando el cliente recibe un mensaje de texto, donde el emisor se hace pasar por la entidad a la que pretende suplantar, informándole de que se ha realizado una compra sospechosa con su tarjeta de crédito o, como en el caso que denuncia el SEPE, avisando de que su empresa va a realizar un ERTE.

En el mensaje enviado, pueden solicitar datos bancarios y confidenciales o que se comunique por teléfono con la entidad, ofreciendo un número falso. El cliente devuelve la llamada y es ahí cuando el ciberdelincuente solicita información confidencial. En una variante de esta modalidad el mensaje también podría incluir un enlace a una ‘web’ fraudulenta para solicitar información sensible.

La solución más sencilla para evitar caer en el ‘smishing’ es no hacer caso a los mensajes que solicitan realizar una llamada, una operación, o brindar datos.

COMPARTIR: