04 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) aconseja realizar esta práctica para reducir los riesgos y controlar la información que aparece sobre uno

El 'egosurfing': Te contamos cómo y por qué debes realizarlo para proteger tus datos en buscadores y redes sociales

/ La OSI define el 'egosurfing' como la práctica de buscar datos propios en Internet.
Las redes sociales, Google e Internet llevan ya tiempo formando parte de la vida diaria de todo el mundo. Esta realidad ha propiciado que la sociedad tome conciencia de los beneficios que tiene su uso pero también de los peligros que pueden conllevar. La OSI recomienda realizar la práctica del 'egosurfing': buscar nuestro nombre, apellidos y otros datos en Google y redes sociales para controlar la información que aparece y, así, minimizar los riesgos.

En nuestro día a día, el uso de internet es una realidad, forma parte de la sociedad de manera indiscutible. Todo el mundo está conectado, ya sea a través del teléfono móvil, de un ordenador o de cualquier otro dispositivo con conexión a la red de redes. Sin embargo, el hecho de que se haya vuelto parte de nuestra rutina ha hecho que cada vez más personas estén concienciadas de sus beneficios, pero también de los peligros a los que están expuestos.

¿Quién no se ha visto tentado y ha buscado su nombre y apellidos en Google alguna vez? Los primeros resultados que se obtienen suelen corresponderse con la información y las imágenes que uno mismo ha publicado en redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, además de los datos que otras personas hayan podido publicar sobre uno. Ahora, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) le ha dado un nombre a esta práctica, egosurfing, y la recomiendan como parte del control que ha de hacerse sobre nuestros datos.

¿Por qué realizar el ‘egosurfing’?

Según la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), el egosurfing, que no es más que el hecho de buscar información sobre uno mismo en Internet, es altamente recomendable. La OSI depende directamente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Desde allí, aseguran que todo el mundo debería realizar esta práctica de manera periódica pues solamente así podremos llegar a “controlar” qué se dice de nosotros, la manera en que se dice, quién lo dice y para qué. Apuntillan, además, que de esta manera se pueden encontrar informaciones que quizá no deberían estar publicadas en la red y que el usuario desea que se eliminen.

Aunque los beneficios son innegables, hay que estar atentos a los inconvenientes.

Desde la OSI recuerdan, además, que hoy por hoy Internet es la mayor base de datos del mundo y que toda la información que se publica, tanto a nivel audiovisual como de opiniones personales, permanece en la red y contribuye a elaborar lo que se llama la huella digital, algo tan propio y personal como la huella dactilar.

Como ya se ha avisado en diversas publicaciones de Elcierredigital.com, se debe tener especial cuidado con los enlaces que resulten sospechosos, pues al facilitar los datos de ingreso a alguna web o datos personales, el riesgo de que esa información acabe en un lugar no deseado es muy alto. También se pueden llegar a dar casos de suplantación de identidad e, incluso, puede llegar a ocurrir que la privacidad del usuario se vea vulnerada y lleguen a filtrarse datos personales o íntimos.

¿Cómo se recomienda hacer ‘egosurfing’?

Aunque lo más usual es realizar las búsquedas en Google con nombre, apellidos y otras informaciones de nuestra identidad, la OSI asegura que lo más recomendable es que también se le preste especial atención a las redes sociales. En estos espacios comunitarios es donde, por lo general, se comparten más datos personales e imágenes. Es por ello que, desde la oficina, recomiendan revisar la configuración de privacidad de los perfiles de Instagram, Facebook, y otras redes para controlar a qué información pueden acceder personas desconocidas.

Así, la OSI recuerda también la importancia de realizar esta práctica dentro de plataformas como foros, aplicaciones para ligar o webs de contactos para saber si pudieran existir perfiles falsos que estén usando alguno de los datos publicados en las redes personales o, incluso, suplantando la identidad.

COMPARTIR: