24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Protección en el trabajo: Cómo elegir la mejor careta para soldar

Las actuales caretas de soldar electrónicas han dejado obsoletas máscaras tradicionales de chapa. Se trata de un instrumento de protección que incorpora la máxima tecnología sin sacrificar comodidad. Funcionamiento, usos y mejores marcas, en este artículo.

El diseño y la tecnología del Equipamiento de Protección Individual (EPI) ha evolucionado a la par de las nuevas exigencias laborales. Los fabricantes han procurado innovar con los últimos avances para garantizar una mayor seguridad en cualquier trabajo.

En ese marco, la careta para soldar ha incorporado dispositivos de selladuras electrónicas, cascos anatómicos y otros elementos para reforzar la protección ocular y facial durante las soldaduras, al mismo tiempo que buscan mayor libertad de movimiento y comodidad. 

Hemos consultado la información, el abanico de productos y las comparativas de caretaelectronicaparasoldar.com para responder a los principales interrogantes a la hora de comprar este importante componente EPI.

¿Cómo funciona una careta para soldar?

Para proteger la vista, las caretas para soldar incorporan un visor fotosensible que regula automáticamente el grado de luz.

De esta forma, cuando se apaga la soldadora, esta pantalla detecta el descenso del nivel lumínico y se adapta para que la persona pueda ver normalmente, sin alteraciones ni “huellas” de luz. Cuando se enciende nuevamente la máquina de soldar, la careta se oscurece rápidamente.

El objetivo de este mecanismo, es impedir la radiación dañina de los rayos ultravioletas e infrarrojos, preservando al ojo y la retina de los daños que podría causar el resplandor.

¿Cómo se usa la máscara de soldar fotosensible? 

Tal y como mencionamos anteriormente, este tipo de careta se utiliza para protegerse de las radiaciones, chispas y rayos infrarrojos a la hora de realizar una soldadura. Por ello, es importante colocarla antes de encender la máquina soldadora y solo quitarla una vez que se haya apagado por completo.

También es importante tener en cuenta un ajuste adecuado y seguro. La mayoría de las caretas de soldar actuales, incorporan un ajuste gradual que permite adaptarlo a las necesidades del usuario.

Las caretas para soldar electrónicas funcionan con batería litio o recarga solar: es aconsejable chequear el nivel de batería antes de comenzar el trabajo, para asegurarse de que será suficiente durante todo el proceso. Las solares pueden recargarse mientras se trabaja, siempre que se esté expuesto a la luz del sol.

¿Cuál es la mejor marca de caretas para soldar? 

De acuerdo a las comparativas y la información del sitio web mencionado al comienzo de este artículo, concluimos que Speedglas, DEKO y Cevik son tres de las mejores marcas actuales del mercado.

Speedglas brinda tecnología antirreflejo y función de retardo de hasta 0,1 ms para cambiar a oscuro. También pueden ajustarse las preferencias y tiene un filtro variable con tres rangos de sensibilidad de luz. El casco Speedglas garantiza la protección ocular y facial adecuada, y está calificado ante altos impactos según la normativa europea. 

Por su parte, DEKO busca caretas que proporcionen seguridad, comodidad y durabilidad, a unos precios muy asequibles. Además, están adaptadas a las normas ANSI Z87.1 y EN379 y tienen diseños muy originales.

Finalmente, Cevik conjuga una muy buena relación calidad-precio, incluso para caretas con pantallas digitales para configurar el funcionamiento por completo y campos visuales muy amplios.

¿Qué se utiliza en la careta para proteger los ojos y cuál es la careta más segura?

Para que el soldador pueda ver mientras realiza su labor pero filtrar los rayos de luz nocivos para la vista, se usan lentes de color en la careta. Generalmente son verdes y van graduados por números hasta el 12.

De acuerdo a las valoraciones de expertos, las caretas electrónicas (también llamadas “fotosensibles” o “automáticas”), son las más seguras y eficientes. Permiten un ajuste y configuraciones personalizadas, tener las dos manos libres y controlar mejor el arco de soldadura, brindando seguridad y libertad movimiento.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una careta para soldar?

 

- Relación precio-calidad

La infinidad de opciones del mercado, permite decantarse por modelos que ofrezcan un nivel óptimo de seguridad por precios asequibles. Un elemento de seguridad no es un objeto en el cual valga comprar lo más barato.

- Peso

Lo más aconsejable es que no superen los 500 gramos, de lo contrario, pueden ocasionar dolores de cuello y cabeza. Es muy importante consultar el peso dentro de las especificaciones técnicas del producto. 

- Campo visual

Es muy aconsejable que el visor tenga un tamaño adecuado para no entorpecer las tareas. Ciertos modelos incorporan ventanas laterales que crean visión periférica.

- Posibilidad de regulación automática del filtro protector

Se trata de un aspecto básico. La mayoría de modelos incorporan este pequeño dispositivo para ajustar el brillo de la máscara para soldar en los distintos niveles de su uso y el tiempo que tarda para cambiar. Cuanto mayor rango de sombra y mayor velocidad de cambio, más eficiente será su uso.

COMPARTIR: