04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Estos aparatos llamados "Xenex" acceden a los rincones más difíciles de limpiar, que también se encuentran expuestos a las amenazas víricas

Robots con luz ultravioleta de tipo C, el nuevo método para desinfectar las salas de los hospitales de Covid-19

El sistema Xenex
El sistema Xenex
Se trata de un sistema de robots de desinfección con luz ultravioleta contra el Covid-19, ya que pueden deshacerse de pequeños microorganismos como los virus gracias a que no soportan las pequeñas cantidades de radiación que emite este tipo de luz. El sistema Xenex ya se ha utilizado en otras ocasiones donde la seguridad ciudadana ha sido amenazada por epidemias como el ébola en 2014. Sin embargo, los profesionales advierten que esto no debería sustituir a la desinfección y limpieza tradicional.

Uno de los principales factores para el contagio masivo que están sufriendo los profesionales sanitarios se encuentra en la carga microbacteriana del ambiente y la capacidad de algunos virus para sobrevivir en ciertas superficies. Es por esto que mantener un espacio constantemente desinfectado y esterilizado es importante, aunque no siempre se dispone de los medios o el tiempo para ello, sobre todo en una situación extrema como la ocasionada por el coronavirus.

No obstante, la necesidad es la madre del ingenio y como prueba de esto nace la última solución de desinfección para mantener los espacios sanitarios esterilizados: la luz ultravioleta de tipo C, utilizada por el sistema de desinfección con robots llamada "Xenex".

La luz ultravioleta de tipo C es un potente desinfectante gracias a su alta capacidad para eliminar microorganismos incapaces de sobrevivir a la radiación emitida por este tipo de luz. Es importante recalcar que, aunque se trate de una herramienta que hace uso de la radiación, la cantidad que se produce es minúscula y solo afecta a los microorganismos.

Lleva años utilizándose y supone una alternativa más sostenible respecto a los sistemas basados en elementos como el mercurio, que es altamente tóxico. La luz ultravioleta tipo C se crea a partir de gas de xenón que es un gas noble sin consecuencias directas para la salud o el medioambiente.

El sistema Xenex es capaz de alcanzar rincones de la habitación que la limpieza tradicional no

Es una herramienta con un largo historial de usos claros. En 2012 se utilizó con éxito en la emergencia por Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, una enfermedad respiratoria que ocasiona fiebre, tos y dificultad para respirar y con una tasa de mortalidad del 30%, también se utilizó durante la crisis del ébola en 2014.

Ahora, esta tecnología se pone a prueba nuevamente ante el coronavirus. La empresa Clece, encargada de las labores de desinfección hospitalaria en España, decidió adquirir en 2015 el nuevo sistema de limpieza basado en luz ultravioleta del tipo C denominado “Xenex” con el objetivo de mejorar sus procesos de desinfección y complementar el servicio tradicional de limpieza.

Más equipo de desinfección

En la actualidad la empresa dispone de 19 robots de limpieza de luz ultravioleta tipo C, aunque debido a la crisis del coronavirus han decidido adquirir otros 15 equipos para afrontar el reto que supone la desinfección de una veintena de hospitales, así como también hoteles, centros socio-sanitarios, laboratorios y hoteles.

No obstante, el uso de esta nueva tecnología de desinfección no quiere decir que los centros sanitarios deban descuidar la limpieza tradicional ya que esta es la primera barrera contra la infección durante el trabajo en estos centros. Diego Álvarez-Ossorio, responsable del proyecto Xenex explicó para el diario El Español que: “Para lo que sirve el sistema Xenex es para cubrir los agujeros que pueda tener la limpieza física-química tradicional”.

Robots_Xenex_de_desinfeccion

Un robot Xenex de desinfección

Existen otros procedimientos de desinfección, muchos elaborados a partir de peróxidos, como el llevado a cabo por la Unidad Militar de Emergencia (UME), pero lo que los posiciona como alternativas por debajo del sistema Xenex es el hecho de que después de la desinfección la habitación debe permanecer inutilizada por largos periodos de tiempo por los químicos utilizados en la labor de desinfección que resultan tóxicos para el organismo humano. Además de esto, para realizar una limpieza con peróxido se ha de tener una cualificación completa, mientras que utilizar el sistema Xenex solo requiere de una breve instrucción de una hora.

Actualmente el sistema está presente en centros hospitalarios como el Vall d’Hebron de Barcelona, el Hospital la Fe de Valencia, el Hospital Clínico de Granada o el Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Y se espera que 15 equipos más lleguen a España entre los próximos meses de mayo y junio.

COMPARTIR: