21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Seis menores de edad y un joven de 19 años ya han sido interrogados aunque solo el adulto fue puesto a disposición judicial

Detenida una nueva 'manada' de siete jóvenes en Mallorca que abusó de una menor de 13 años en Nochebuena

La violación sucedió en Palma de Mallorca.
La violación sucedió en Palma de Mallorca.
Siete jóvenes, seis menores y un adulto de 19 años, han sido acusados de haber cometido una violación en manada sobre una joven de 13 años en Palma de Mallorca. Al parecer, los implicado, de etnia gitana, se turnaron para cometer las agresiones sexuales, aunque argumentaron en su defensa que las relaciones fueron consentidas por la menor.

Seis menores y un adulto han sido acusados de la violación grupal de una niña de 13 años en el barrio de Corea de Palma de Mallorca la pasada Nochebuena. Los implicados se turnaron para agredir sexualmente a la víctima. Tal y como adelantó este miércoles el diario Ultima Hora, la brutal agresión ocurrió el 24 de diciembre y los sospechosos ya han sido detenidos tras la denuncia presentada el día de Navidad por los padres de la menor.

Este mismo viernes la Policía ha detenido a otra joven menor de edad, que supuestamente convenció a la niña violada en Palma para ir a la fiesta y, una vez allí, la coaccionó para que mantuviera relaciones sexuales con los siete implicados, seis menores y un adulto.

La investigación de la Unidad de Familia Menor (UFAM) del Cuerpo Nacional de Policía fue rápida y el pasado miércoles la víctima, acompañada de sus padres, volvió a las dependencias de la Jefatura de Policía, donde realizó una ampliación de la denuncia y concretó algunos de los puntos.

Los menores fueron detenidos y puestos en libertad provisionalmente, ya que tienen entre 15 y 16 años. La niña tiene 13 años y está a punto de cumplir 14 años. El único adulto que pasó a disposición judicial tiene 19 años, que en el momento de producirse la agresión sexual, se encontraba disfrutando de un permiso otorgado por los responsables del centro de internamiento de Es Pinaret, donde estaba ingresado por otros delitos cometidos con anterioridad.

Barrio de Palma donde sucedieron los hechos.

El pasado miércoles se procedió al arresto de cuatro de los sospechosos. Uno quedó libre y otro ingresó en el citado centro de menores. A todos ellos se les imputa un delito de agresión sexual con intimidación ambiental. Por su parte, los arrestados niegan la violación y sostienen que se trató de una relación sexual totalmente consentida. De hecho, sus defensas jurídicas han aportado de momento conversaciones de Whatsapp donde, presuntamente, la víctima mostraba su intención de mantener sexo con varios chicos.

La investigación también apunta a que los agresores contactaron con la niña y una amiga suya en la barriada de Son Gotleu para acabar en un domicilio de Corea, lugar donde se consumó la violación. La policía sigue buscando a un séptimo menor y a la amiga que iba con la víctima esa noche, antes de la violación, para tomarles declaración.

Algunos de los acusados están colaborando con la investigación y han señalado a varios de sus amigos. El Instituto Balear de la Mujer condenó este miércoles la violación grupal. Los detenidos son de etnia gitana y están considerados como muy conflictivos. Todos los menores detenidos quedaron en libertad debido a su edad y solo el adulto pasará a disposición judicial.

El martes se procedió a la detención de los dos primeros sospechosos: un adulto de 19 años y un menor de entre 15 y 16 años. Este miércoles prosiguieron los arrestos y se capturó a otros cuatro implicados.

Los investigadores han confirmado que la niña de 13 años además de ser violada reiteradamente en las viviendas del barrio de Corea, en la calle Juan de Austria, también sufrió una agresión sexual dentro de un coche en un descampado ubicado al final de la calle Aragón de Palma ese mismo día.

COMPARTIR: