05 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pequeño de tan solo 48 días de vida falleció por los problemas de salud derivados de su nacimiento prematuro

Un padre agrede violentamente en Granada a dos pediatras y una enfermera tras la muerte de su bebé

Hospital Universitario Virgen de las Nieves en Granada
Hospital Universitario Virgen de las Nieves en Granada / Google Maps
Un padre de 18 años de etnia gitana agredió en la mañana del martes a dos pediatras y una enfermera después de conocer el fallecimiento de su bebé de tan sólo 48 días de vida

Desde el Sindicato de Enfermería Satse han denunciado públicamente esta brutal agresión a dos pediatras y a una enfermera en el Hospital Materno Infantil de Granada, donde familiares de una paciente agredieron “verbal y físicamente” a los trabajadores sanitarios. La agresión denunciada ocurrió sobre las diez de la mañana del martes en la quinta planta, la de Neonatología. Un padre de tan sólo 18 años de edad golpeó a tres profesionales sanitarios, un pediatra, una doctora y una enfermera, produciendo lesiones en las tres personas.

La familia de un recién nacido prematuro con tan sólo 48 días de vida recibió la información de la muerte del bebé, que se encontraba ingresado desde hace unos días procedente de la ciudad de Albacete. En la noche del lunes el niño empeoró su estado de salud y esto conllevó el fallecimiento del recién nacido.

El equipo médico liderado por los tres agredidos hizo todo lo que estuvo en su mano por salvar la vida del recién nacido, pero, pese a los esfuerzos realizados para salvar la vida del niño, el neonato falleció debido a los problemas de salud que presentaba asociados a que era prematuro.

Tras conocer la trágica noticia, el padre comenzó a lanzar improperios contra los sanitarios, quienes activaron el botón antipánico. A medida que llegaban los familiares de los padres del bebé fallecido, la Policía efectuó un despliegue policial en torno al hospital que se prolongó durante diez horas, aunque no hubo incidencias destacables. El joven padre no fue detenido como en un principio se sopesó, así que solamente fue identificado.

El cuerpo del pequeño fue trasladado hacia Iznalloz, después de practicarle dos autopsias. Iznalloz es el lugar de procedencia del padre, donde será enterrado en el camposanto de esta localidad.

Por su parte, la Junta de Personal del Hospital Universitario Virgen de las Nieves han convocado una concentración para este jueves a las 10:00 horas a las puertas del Materno Infantil para denunciar “esta nueva agresión”.

Los profesionales reclaman un esfuerzo en todos los ámbitos de la sociedad para acabar con las agresiones a los sanitarios que, según afirman, “son cada vez más habituales en los centros asistenciales” y reclaman que se castiguen por la vía de lo penal.

COMPARTIR: