30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Acaba de publicar su libro “Educar con criterio” donde se aborda la solución a graves problemas que hoy están en pleno foco social

Javier Urra, psicólogo y ex defensor del menor: “Tenemos ya una cantidad de mujeres muertas muy similar al número de personas que asesinó ETA”

Javier Urra, psicólogo y ex defensor del menor
Javier Urra, psicólogo y ex defensor del menor

Javier Urra Portillo (Navarra, 1957) es uno de los psicólogos más prestigiosos de nuestro país y el primer defensor del menor en la Comunidad de Madrid. Profesor universitario y autor de 47 libros, Urra es un profesional capaz de dar respuesta a los problemas más inquietantes de la sociedad. Javier Urra ha concedido una entrevista a ‘El Cierre Digital’ donde nos presenta su nuevo libro ‘Educar con criterio’ y comenta asuntos que se hallan en pleno foco social, como la violencia de género, o los principales problemas que rodean a los menores en España.

 

Acabas de publicar tu nuevo libro “Educar con criterio” en el que tratas diversos temas: el acoso, la adolescencia, cómo superar distintas adversidades… ¿Cuál es tu objetivo con este libro?

Ayudar. Es un libro dirigido a los padres, normalmente lo adquieren las mujeres, posiblemente psicólogos, pediatras y maestros. La labor de educar es muy difícil, porque no hay un manual cuando nace un hijo…este es un libro muy sencillo y dividido por temas, donde se habla de la psicología evolutiva. Cada familia y cada niño es distinto, pero hay que saber educar…hay gente que no sabe cómo se sanciona. Aquí vienen explicadas todo este tipo de cosas.

¿Qué opinas sobre la educación actual de los menores? ¿Crees que los padres sobreprotegen en exceso?

Hay muchos padres que sobreprotegen a los hijos, si tu no dejas crecer a un niño, no crece. Hay que dejar que se caigan y que se levanten, ya que en la vida van a vivir situaciones duras. Es necesario educarles y explicarles que esto no es Disney, porque si no se quiebran. La razón de mayor mortandad en mujeres de 16 a 24 años es el suicidio, eso quiere decir que por duras que parezcan, son frágiles.

Existe mucho miedo a que les pase algo a los niños en la calle… las noticias de sucesos a veces hacen mucho daño. Por otro lado, hay muchos padres con la necesidad de demostrarse a sí mismos y a todo el mundo que son muy buenos padres, y llenan a sus hijos de actividades…hay que permitirles también que se aburran. La sobreprotección es uno de los problemas más severos con los niños en España.

A parte de la sobreprotección, ¿Qué otros problemas crees que acechan a nuestros menores?

El alcohol es el gran problema de la droga para jóvenes, los primeros consumos importantes tienen lugar a los 14 años.

También la erotización de los niños. A muy corta edad los niños se ven obligados a tener unas conductas casi sexuales, se les orienta casi a ser clientes más que ciudadanos. No han entendido muy bien lo que es el respeto o qué es el amor. Y esto supone que van muy rápido.

¿Qué opinas sobre la desmotivación o desgana que presentan muchos jóvenes actualmente?

Creo que otro problema en la infancia es que la depresión está mal diagnosticada. Yo veo a muchos chicos que están desesperanzados, que no tienen ilusión por vivir…No saben por qué levantarse cada mañana.

Y de ahí pueden nacer otro tipo de problemas muy graves como el de la yihad. Esto es un problema estadísticamente insignificante pero muy severo…para la familia afectada es una tragedia. Los chicos abducidos por la yihad no tienen ilusión por vivir ni motivación alguna…y de pronto alguien, una familia con unas tecnologías muy buenas, les da una razón…no para vivir, pero si para morir y para matar. Chicos nacidos en Madrid, en Barcelona o en Ceuta de pronto se acaban metiendo en el ISIS o en la yihad.

Javier Urra: "El alcohol es el gran problema de la droga para jóvenes, los primeros consumos importantes tienen lugar a los 14 años"

¿Qué opinas sobre la violencia de género?

La violencia de género es estructural, se da en todos los países del mundo. En los países nórdicos hay más violencia de género que en los países del sur de Europa, lo cual es una paradoja porque son países donde hay mucha igualdad. Es algo que se debería estudiar.

Desgraciadamente tenemos ya una cantidad de mujeres muertas muy similar al número de personas que mato ETA, casi 1000 personas, y en los últimos años tenemos algo gravísimo, 42 niños que han muerto a manos de sus propios progenitores en los procesos de ruptura y separación. Esto es un problema muy grave y pienso que el pronóstico no es bueno por varios motivos: observo a muchas chicas que les gustan los malotes y piensan que pueden cambiarlos, un 33% de chicos y chicas tienen celos patológicos; y, por último, el tema de la intimidad el honor y dignidad no está bien gestionado con las nuevas tecnologías

“Observo a muchas chicas que les gustan los malotes y piensan que pueden cambiarlos, un 33% de chicos y chicas tienen celos patológicos”

¿Crees que los violadores son reinsertables en la sociedad?

Hay que diferenciar entre el agresor sexual y el violador. Puede haber dos casos, el primero que sea ‘un hecho puntual’: unas fiestas, una situación equívoca, alcohol…y se acabe cometiendo un hecho deplorable. Estos casos trabajándolos en prisión o en centro de reformas (dependiendo de la edad), y valorando con ellos la gravedad del hecho, la dignidad y el daño al otro…puede no volver a reincidirse. En estos casos, mi pronóstico es bueno…o dudoso.

Pero si ya hablamos de un violador en serie o de un pederasta multi-reincidente, la experiencia nos demuestra que no sufren, que no tienen culpabilidad, que no se ponen en el lugar de la víctima. Saben lo que está bien y lo que está mal…son ladrones de dignidades que no les corresponden. En estos casos la experiencia es mala, porque en las cárceles españolas no se les obliga a ir a tratamiento terapéutico, Allí ellos se comportan de maravilla y ayudan en todo; pero porque no tienen el objeto de su pulsión, que puede ser un niño, o chicas de 18 o 20 años. Mi pronóstico, por lo tanto, en estos casos es malo, y soy de las personas que apoyó en su día la prisión permanente revisable, creo que dejarlos en la calle nos dejaría en riesgo.

En vuestra sede trabajáis problemas de violencia filio-parental ¿Crees que se ha diluido la figura de la autoridad de los padres?

En su día pensaron que exageraba cuando dije que venía un tsunami de violencia filio-parental…y ha llegado, entre otras cosas, porque se ha diluido la figura de la autoridad.

Cuando los abuelos de ahora eran jóvenes no había igualdad entre el hombre y la mujer. Ahora se entiende que tiene que haberla, el problema es que se ha llegado a confundir la igualdad en lo horizontal con la igualdad en lo vertical, y por este motivo hoy hay muchos chicos que dicen ¿Pero yo por qué te voy a obedecer a ti? Y muchos padres que piensan que un hogar debe ser una democracia. En mi opinión un hogar no es una democracia, una orquesta sólo funciona con alguien que la dirige, por lo tanto, el resto tiene que hacer lo que diga el director.

“Un hogar no es una democracia, una orquesta sólo funciona con alguien que la dirige”

Esta semana ha sido trágica, por la muerte de varios menores, entre ellos el chico que hacía parkour. ¿Qué opinas sobre estas conductas arriesgadas de los adolescentes?

Creo que una de las características de los adolescentes es que anticipan muy poco los riesgos. El adolescente se debe siempre a la presión de grupo, de sus iguales que le retan, y le importa mucho lo que opinen de él.

Es una etapa difícil en la que se está dejando la infancia, pero no se es todavía adulto. Hay que razonar con ellos, a algunos les puedes enseñar a ser más asertivos. Los padres no pueden esperar entender a sus hijos adolescentes porque ni ellos mismos se entienden, están en un cambio hormonal. Un adolescente de pronto puede irse de casa pegando un portazo y al rato volver como la persona más feliz del mundo o viceversa. Creo que es la etapa más interesante.

¿Qué solución plantearías ante los casos de acoso escolar?

El acoso escolar entendido como una acción que violenta, veja y machaca durante mucho tiempo, es menor del que se dice, no es necesario inflar las estadísticas… Con que tengamos un 1% de niños que sean realmente víctimas, dada la población de escolares, ya es un dato brutal. Es necesario sensibilizar a colegios y a profesores, para que ayuden no sólo a las víctimas, también a los agresores, ya que también tienen un problema que les crea la necesidad de imponer miedo, respeto o ser queridos.

COMPARTIR: