21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Otros cuatro menores han sido detenidos, entre ellos el responsable de haber grabado la paliza y no hacer nada para impedirla

La lacra del bullying: Una adolescente ingresa en un centro de menores tras propinar una brutal paliza a otra menor en Jaén

El vídeo de la agresión se hizo viral.
El vídeo de la agresión se hizo viral.
Una menor residente en Jaén, de 14 años, ha ingresado en un centro de menores de Córdoba por haberle propinado a otra adolescente una brutal paliza grabada y posteriormente difundida por redes sociales. La víctima no se defendió ante los golpes y vejaciones y el resto de los menores que presenciaron la agresión no intervinieron para ayudarla, sino que arengaron a la atacante. Ahora, se investiga si esta pudiera estar relacionada con otros casos de bullying no denunciados hasta la fecha.

En los últimos años estamos asistiendo al crecimiento exponencial de un problema terrible, el del acoso físico o psicológico entre menores, mejor conocido por el anglicismo bullying. En este sentido, las autoridades están dedicando cada vez más esfuerzo a la formación de profesionales que puedan ayudar a combatir esta amenaza, así como a la concienciación de los niños sobre su peligrosidad, especialmente en el ámbito escolar. Sin embargo, episodios como el vivido en el barrio del Polígono del Valle de Jaén demuestran que todavía hay mucho camino por recorrer.

La agresión se produjo en la zona del Polígono del Valle (Jaén).

Y es que, en esta zona de la capital de la provincia jiennense tuvo lugar una escalofriante agresión de la que se tuvo conocimiento posteriormente por un vídeo publicado en redes sociales que pronto se hizo viral. Las imágenes, grabadas al parecer por un chico que presenció los hechos, muestran como una menor de 14 años propina a otra de 13 una atroz paliza.

La agresora fue detenida por la Policía Nacional de Jaén tras la denuncia interpuesta por el padre de la afectada y el Juzgado ha ordenado su ingreso en régimen semiabierto en un centro de menores de Córdoba. Asimismo, se le ha abierto un expediente por posibles “delitos de lesiones, contra la integridad moral y extorsión” y se le ha prohibido utilizar las redes sociales, además de acercarse a la agredida.

Una paliza feroz

La comunidad de Jaén ha quedado consternada por la crudeza de las imágenes difundidas en múltiples redes sociales. La víctima fue arrastrada por el suelo y recibió puñetazos, golpes y tirones de pelo sin defenderse ni tratar de escapar, además de una bestial patada en el rostro que le hizo pedir clemencia a su atacante.

Previamente, la agresora había proferido insultos vejatorios contra la joven, que no recibió ningún tipo de ayuda por parte del resto de menores que presenciaron todo el proceso y que incluso se jactaron de lo sucedido con crueles risas y carcajadas. En este sentido, muchos de los usuarios que han visionado el vídeo han expresado su repulsión por lo sucedido, difundiendo las imágenes para concienciar sobre este problema.  

 

En cualquier caso, aunque los hechos sucedieron el pasado 12 de septiembre, los padres de la víctima no denunciaron la agresión hasta el día 15 del mismo mes, puesto que no tenían conocimiento de la misma. Al parecer, la menor, cuando sus padres le pidieron explicaciones por los hematomas y heridas que presentaba por todo el cuerpo, no quiso revelarles la verdad y les dijo que se debían a una caída. Sabedores de su responsabilidad, sus progenitores la creyeron.

No obstante, el vídeo se viralizó días después y fue entonces cuando los padres supieron lo ocurrido a través de un vecino que les enseñó las imágenes y emprendieron acciones al respecto. De acuerdo con el atestado policial, la víctima estaba con varias amigas, cuando la agresora se le acercó con el pretexto de hablar con ella. La chica, que ya había sido agredida por esta menor en otras ocasiones, decidió aceptar la proposición temerosa de las represalias.

La agresora no es la única detenida por la Policía Nacional, pues otros cuatro menores han corrido la misma suerte. Entre ellos, se encuentra el chico que grabó todo y otras tres adolescentes que jaleaban la agresión. Asimismo, se ha abierto una investigación para identificar otros ataques a menores que no hayan sido denunciados hasta el momento. Queda ver cómo evolucionan estas pesquisas para conocer si existen otros afectados por la agresividad de esta chica.

COMPARTIR: