16 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La causa fue archivada provisionalmente en el año 2010 por carecer de pruebas solventes

Reúnen 130.000 firmas para reabrir el caso del crimen de Deborah Fernández, encontrada muerta en Vigo en 2002

Deborah Fernández, la joven hallada muerta en Vigo en 2002 / Europa Press.
Deborah Fernández, la joven hallada muerta en Vigo en 2002 / Europa Press.
Buscan testigos, alguien que pueda saber qué le pasó a Déborah Fernández en mayo de 2002, cuando se le perdió la pista. Este caso conmocionó a la ciudad de Vigo y, pese a los esfuerzos, no fue posible imputar a nadie por su muerte. De hecho, tras varios cambios de Juzgado de instrucción y de los equipos policiales que investigaron la desaparición, la causa fue archivada provisionalmente en 2010.

La familia y allegados de la joven viguesa Déborah Fernández Cervera, cuyo cadáver fue hallado en una cuneta de O Rosal (Pontevedra) en mayo de 2002, han logrado reunir más de 130.000 firmas "de todo el mundo" en la plataforma change.org para pedir que se reabra el caso de este asesinato, y aseguran que hay "nuevos indicios" que "podrían dar un giro a la investigación".

El caso de Déborah conmocionó a la ciudad de Vigo y, pese a los esfuerzos, no fue posible imputar a nadie por su muerte. De hecho, tras varios cambios de Juzgado de Instrucción y de los equipos policiales que investigaron el caso, y de decenas de entrevistas, la causa fue archivada provisionalmente en 2010.


Carteles anunciando de la desaparición de Deborah en el año 2002.

Sin embargo, la familia de la joven, que tenía 21 años cuando fue asesinada, nunca se ha rendido y, desde hace unos meses, ha vuelto a salir a la palestra pública de forma más activa, para hacer un llamamiento a la ciudadanía: buscan testigos, alguien que pueda saber qué le pasó a Déborah. La chica desapareció el 30 de abril de 2002, tras salir de su casa en Samil para practicar 'footing'. Fue el 10 de mayo, cuando su cuerpo desnudo (cubierto con vegetación) fue encontrado en una cuneta de O Rosal, a 40 kilómetros del lugar donde desapareció.

La hermana de Déborah, Rosa, ha reconocido que "nada ni nadie" puede devolver la vida a la joven, pero espera que la "gran movilización social, que hemos  logrado en las últimas semanas sirva para reabrir el caso y que, por fin, se haga justicia". Según ha asegurado, esta perseverancia y la colaboración lograda han permitido lograr "nuevos indicios que podrían dar un giro a la investigación".

La zona donde fue hallada muerta la joven viguesa el 10 de mayo de 2002.

La abogada de la familia (y abogada de SOS Desaparecidos), María Teresa Rojas, ha confirmado que están preparando "la documentación necesaria" para pedir la reapertura del caso, ante esos "nuevos hallazgos" que permitirían reconstruir lo ocurrido hace ya 17 años.

En las últimas semanas, el entorno de Déborah ha logrado que este caso vuelva a estar de actualidad y, además de la recogida de firmas, han movilizado a numerosos vigueses, que han colocado en sus casas, negocios y coches carteles pidiendo "justicia para Déborah".

Algunos personajes famosos han brindado su apoyo a la campaña emprendida por la familia de Déborah, como Sergio Pazos, Jon Kortajarena, Fonsi Nieto, Tania Llasera o Carlota Corredera, que se han sumado a esta iniciativa compartiendo a través de sus redes sociales la petición en change.org y el 'hashtag' #JusticiaparaDeborah.

COMPARTIR: