20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía también solicita retirar la patria potestad y 20 años de alojamiento de su hijo a una distancia de 500 metros

La madre de Ourense que arrojó a la basura a su bebé recién nacido será juzgada el 3 y el 4 de diciembre

La mujer, Estefanía D. A. G., se enfrentará a una condena de 15 años de prisión el 3 y el 4 de diciembre. La madre que tiró a su bebé a la basura está a acusada de delito de asesinato alevoso en grado de tentativa con la agravante de parentesco

La Audiencia Provincial de Ourense dictará sentencia contra Estefanía D. A. G., la madre que arrojó a la basura a su bebé recién nacido, los días 3 y 4 de diciembre. La mujer se enfrentará a una condena de 15 años de cárcel por presunto delito de asesinato alevoso en grado de tentativa con la agravante de parentesco.

Además, La Fiscalía solicitó que se le retirara a la madre la patria potestad y 20 años de alejamiento de su hijo a una distancia mínima de 500 metros. En el caso de que el bebé hubiera fallecido, afrontaría un proceso con jurado y la amenaza de la prisión permanente revisable. La acusada se sentará en el banquillo tras doce meses en reclusión preventiva.

Estefanía ‘’continuó con su vida cotidiana’’ tras deshacerse de su hijo según el escrito de calificación del ministerio de calificación del ministerio público. La mujer dio luz al niño en el baño de su vivienda, en la calle Río Sil del barrio O Vinteún, donde vivía con su pareja con la que tenía un hijo en común y otros dos de otra relación. La acusación sostenía que ‘’ocultó a todo el mundo su embarazo’’.

La mujer, que tenía antecedentes de robo y hurto según la Policía Nacional, parió a su hijo en la tarde del 17 de septiembre de 2017, lo ató con unos trapos y lo metió en una bolsa de basura con varios nudos. Acto seguido bajó a la calle y arrojó al recién nacido a un cubo de basura a la altura aproximada del número 20 de la calle Río Bibei, situado a 80 metros de la vivienda.

La madre se ‘’había agobiado’’

Estefanía, madre de tres hijos de entre 2 y 9 años, había sufrido dos abortos previos y por eso ocultó su nuevo embarazo. Durante las declaraciones que tuvo que hacer en comisaría, la madre aseguró que se ‘’había agobiado’’ al conocer la noticia de que iba a ser madre por cuarta vez.

Una vez recogido al bebé de la basura, la Xunta tuteló al pequeño y fue acogido por una familia en primer momento, tras 8 días de ingreso en neonatos en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) hasta que consiguió el peso óptimo para que pudiera ser adoptado.

La Administración Autonómica también asumió la custodia provisional de los otros hijos menores de la acusada.

COMPARTIR: