28 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP denuncia que los graves problemas de este centro se deben a la escasez de personal y alerta que sólo hay otro en Alicante

Se incendia por segunda vez el Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, uno de los dos de España

Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla.
Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla.
El sábado 1 de febrero se produjo un incendio, el segundo provocado en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario en apenas diez días. Este centro es uno de los dos únicos psiquiátricos penitenciarios junto con el de Alicante. Los sindicatos denuncian que los funcionarios carecen de formación adecuada ante presos con una tipología muy específica. Así, aseguran que en el centro de Sevilla se albergan 170 internos enfermos mentales y únicamente tienen un psiquiatra titular.

El sábado 1 de febrero de 2020 tuvo lugar un incendio en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla. Era el segundo incendio provocado en él en apenas diez días. Y como en el anterior, el recluso que lo ocasionó pertenece también al módulo 2, en la galería especial de los enfermos agudos, aquellos que presentan mayor peligrosidad al padecer patologías más severas, tal y como ha informado a Elcierredigital.com el sindicato de prisiones ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias).

A pesar de los controles más exhaustivos y estrictos sobre internos de este perfil criminológico, en ocasiones consiguen manipular y esconder en el interior de sus cuerpos mecheros que se hacen indetectables en función de los medios de seguridad de que se disponen en el ejercicio de las competencias de vigilancia. Por otro lado, cabe destacar que, debido a la condición específica de cumplimiento de medidas de seguridad, a los internos alojados en Psiquiátricos penitenciarios no se les aplica el régimen disciplinario general por lo que este tipo de acciones suelen quedar impunes.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 15:20 horas cuando un interno de dicha ala quemó el colchón junto a todas sus pertenencias. Una vez que se activaron las alarmas se procedió de inmediato a aplicar el protocolo de intervención al efecto y, a pesar de los escasos medios disponibles en cuanto a los sistemas de protección pasiva y activa contraincendios, con gran pericia y profesionalidad se logró la rápida evacuación del resto de internos más próximos sin tener que lamentar daños más allá de leves intoxicaciones por la combustión producida de los trabajadores que intervinieron.

Solo dos psiquiátricos penitenciarios en España

El tratamiento psicológico dentro de las cárceles españolas lo llevan a cabo equipos de psicólogos que en muchas ocasiones trabajan bajo mínimos y cuentan con poco personal para un gran número de presos. Además, en España solo existen dos psiquiátricos penitenciarios para tratar a este tipo de reclusos que necesitan una atención especializada, el Psiquiátrico Penitenciario de Alicante y el Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla.

Psiquiátrico Penitenciario de Alicante.

Los funcionarios de prisiones vienen denunciando las situaciones violentas que se dan en estos centros, que han sido escenario de recientes agresiones como la que ocurrió el 18 de febrero de 2019. Un recluso del Psiquiátrico Penitenciario de Alicante destrozó una impresora y lanzó una pantalla de un ordenador contra los funcionarios, mientras sufría un estado de agitación extrema y amenazaba de muerte a la psiquiatra que lo estaba atendiendo.

Desde los sindicatos de prisiones denuncian que en estos dos psiquiátricos penitenciarios los incidentes se producen diariamente y de forma grave, así como que hay demasiados internos para los trabajadores que hay en plantilla.

Además, los funcionarios carecen de formación adecuada ante presos con una tipología muy específica. Así, aseguran que en el centro de Sevilla se albergan 170 internos enfermos mentales y únicamente tienen un psiquiatra titular. Por su parte, afirman que en Alicante trabajan tres sanitarios de esta especialidad para un total de 285 enfermos mentales.

Las quejas también van dirigidas a la falta de auxiliares de enfermería y otros funcionarios. Los datos que recogen los sindicatos señalan que la carencia del personal en estos dos centros está cifrada en 29 trabajadores en Sevilla y 61 en Alicante.

COMPARTIR: