22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su padre cree que la joven atravesaba un período de rebeldía, pero no puede valerse por si misma y se fue de casa el día 9 de octubre

Buscan a Claudiana Francyelle, una joven con discapacidad física y psíquica perdida en Zaragoza

Claudiana Francyelle Da Conceicao, de 22 años, y con una discapacidad del 48 por ciento desapareció de su casa en Zaragoza el pasado 9 de octubre. Engañó a sus padres haciéndoles creer que iba al colegio pero ese día no tenía clase.

Los padres de Claudiana Francyelle Da Conceicao, de 22 años, están muy preocupados. La joven desapareció el pasado día 9 de octubre de su domicilio en el barrio Zaragozano de Delicias. Eran las 8 y media de la mañana y Claudia, con un 48 por ciento de discapacidad intelectual y física salió como todos los días a esperar el autobús especial que la llevaría al Centro Vértice donde estudia.

Claudia Francyelle.

Pero su padre Juan Antonio explica que "nos engañó, porque ese día tenía fiesta y no había colegio. Le habían dado un papel avisándolo pero ella no nos lo dio. A pesar de su discapacidad ella es lista y valiente y, a su manera, con un grado de rebeldía. Muchas veces se queja de por qué no puede hacer cosas como otras chicas de su edad porque, claro, nosotros la protegemos mucho". La hipótesis que baraja la familia es, por tanto, la de una desaparición voluntaria "porque no es la primera vez que Claudia lo hace, en otras ocasiones la ha encontrado la Policía en el día e incluso yo saliendo a buscarla por el barrio", añade su padre.

                                                     Claudia, buscada en Zaragoza.

A pesar de todo Claudia no puede valerse por si misma sola, camina un poco encorvada y con las piernas dobladas. "Llama la atención enseguida por su físico y su manera de caminar, pero es valiente y es capaz de colarse en un tren o tomar un taxi, bajarse y dejarlo sin pagar y claro, a ver qué le vas a decir", explica Juan Carlos.

El día de su desaparición Claudia debería haber vuelto entre las cinco y media y seis de la tarde a su casa y tras ver que no aparecía denunciaron el hecho en comisaría: "Pensé que había decidido irse por ahí como otras veces pero ya han pasado muchos días", se lamenta su padre. La última pista la aportó una cuidadora suya del colegio donde iba antes que aseguró haberla encontrado el sábado 12 en un locutorio en la calle Italia.

De momento, SOSDesaparecidos ha dado la alarma: Claudia tiene 22 años, una altura de 1,64 metros, pesa 50 kilos, es delgada, usa gafas graduadas, tiene cicatrices en ambos brazos, viste mallas negras y sudadera negra grande. No lleva encima documentación, ni dinero ni teléfono móvil. Si tienen cualquier pista comuníquenlo a la Policía.

COMPARTIR: