19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La red cobraba 2.000 euros a las víctimas para introducirlos en la península en narcolanchas

Sorpresa: El peligroso delincuente "El Rubio" es puesto en libertad tras una operación policial en Ceuta contra el tráfico de inmigrantes

La Policía Nacional difundió ayer la detención en Ceuta de la cúpula de una red que introducía argelinos en España utilizando narcolanchas encabezada por "El Rubio", uno de los líderes del peligroso barrio ceutí de El Príncipe. Sin embargo, la operación se desarrolló el pasado 25 de septiembre y el conocido delincuente fue puesto en libertad a las pocas horas, según indica El Faro de Ceuta.

De la alegría a la indignación. "El Rubio" solo pasó unas horas en la Jefatura Superior de Policía tras su detención y, según informa "El Faro de Ceuta", días después compareció ante el juez sin que se adoptara ninguna "medida contra su persona ni se obligara al cumplimiento de medidas cautelares. Tampoco por parte de la Fiscalía hubo acusación alguna", se añade. El sumario permanece bajo secreto.

La operación, bautizada "Grado" y que ha seguido abierta, ha atacado al núcleo de una organización criminal que se dedicaba a captar inmigrantes argelinos alojados en el Centro de Estancia Temporal de Ceuta (CETI), a los que cobraban entre 1.600 y 2.000 euros por trasladarles hasta las costas españolas en lanchas rápidas tipo "Go fast", que hasta hace poco utilizaban las mafias exclusivamente para el tráfico de drogas.

El CETI de la Ciudad Autónoma tiene régimen abierto. Los miembros de la red acababan albergando temporalmente a los argelinos en pisos de su propiedad, desde donde les desplazaban el día convenido para ser embarcados. Por cada trayecto, la organización lograba un beneficio de unos 26.000 euros. La investigación se abrió hace cinco meses cuando la policía detectó en Algeciras la llegada de estos pasajes.

La investigación, que ha durado 5 meses, ha llevado a la Policía a considerar a "El Rubio", el número dos de El Príncipe por su historial delictivo y peligrosidad. El Rubio, de 40 años, estaba en los escalones más altos de la red y no mantenía contacto con los inmigrantes ni con las embarcaciones utilizadas.

Los delincuentes constataron que era más sustancioso dedicarse a este ámbito criminal que al relacionado con las drogas, y por ello utilizaban las habituales narcolanchas, en las que las mafias transportan las drogas, para convertirlas en el medio en el que llevar a los inmigrantes argelinos que previamente habían captado y recluido en sus pisos.

En la operación se han realizado tres entradas y registros en los que se han intervenido más de 10.000 euros, dos armas blancas, varios teléfonos móviles, una cámara de vídeo y diversa documentación. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

COMPARTIR: