29 de marzo de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP señala que "las nuevas plazas convocadas para trabajadores de prisiones no cubren las bajas que se producen cada año"

Denuncian el déficit de personal en penales españoles a pesar de la contratación de funcionarios

El Cierre Digital en
/ Funcionario de prisiones.
El sindicato mayoritario de prisiones ACAIP-UGT vuelve a denunciar la falta de personal en las cárceles españolas a pesar de la contratación de nuevos funcionarios. Es por ello que desde el sindicato exigen que "se cubran todas las vacantes y que se actualicen las relaciones de puestos de trabajo de acuerdo a las necesidades reales".

El sindicato mayoritario en prisiones ACAIP-UGT denuncia una vez más que las nuevas plazas convocadas para funcionarios de prisiones no cubren las bajas que se producen cada año. Tal y como señalan en un comunicado al que ha tenido acceso elcierredigital.com, "según los datos oficiales publicados en el portal de transparencia, en diciembre de 2021 el total de vacantes se situaba en 2.936".

Sus registros revelan que a lo largo de 2022 se incorporaron 900 nuevos funcionarios del cuerpo de ayudantes de instituciones penitenciarias, sin embargo, "al cierre de 2022 las vacantes habían aumentado hasta 2.993, es decir, un balance de 57 vacantes más respecto al año anterior, a pesar de que se incorporaron los funcionarios de la oferta de empleo público de 2019".

Como hemos publicado en otras ocasiones en elcierredigital.com, ACAIP denuncia continuamente la falta de operarios en las prisiones, que arrastran un déficit de personal incrementado a raíz de la crisis de 2010. Esta supuso varios años sin apenas oferta de empleo de público.

Tal y como expresa ACAIP, las plazas ofertadas los últimos años no cubren las bajas vegetativas que se producen, por lo que el problema, "lejos de solucionarse, sigue estancado". Además, la media de edad de los trabajadores penitenciarios es muy elevada, estando muchos de ellos cercanos a la jubilación. Por ello apuntan que "o se toman medidas a tiempo, o nos enfrentamos a una crisis de personal en la institución sin precedentes".

funcionario_carcel

Un funcionario de prisiones en un penal español.

Las relaciones de puesto de trabajo actuales no reflejan la realidad de las prisiones españolas, ya que se han ido generando nuevos plazas vacantes y nuevas funciones sin que estos se hayan actualizado, por lo que el déficit oficial del 12,47 por ciento es una cifra alejada de las necesidades de medios humanos que requiere instituciones penitenciarias. Por este motivo, desde el sindicato ACAIP-UGT exigen que se cubran todas las vacantes y que se actualicen las relaciones de puestos de trabajo de acuerdo a las necesidades reales.

Faltan funcionarios en las prisiones

En ocasiones anteriores, el sindicato ACAIP ya exponía ejemplos de esta falta de funcionarios en el Centro Penitenciario de Menorca. Entonces destacaban la "nefasta" gestión de personal en el penal, que con diez años de antigüedad presenta un gran déficit, según indican. 

"No hay funcionarios para atender todas las dependencias. De hecho, el módulo de ingresos se está utilizando como departamento de mujeres y de tránsitos, y todo ello atendido por un solo trabajador. La sección abierta se reconvirtió en un área de oficinas y almacenes, el departamento de aislamiento se ha convertido en un taller para cursos, utilizándose las celdas como almacén, y lo más sangrante, es que se ha ido despiezando cuando se estropeaba algo en algún otro módulo. La enfermería, que también se utiliza como departamento de comunicaciones, la mayoría de las ocasiones desarrolla su actividad sin la presencia de un funcionario. Además, el servicio nocturno se cubre con solo tres funcionarios, con los problemas de seguridad que esto genera si se produjera un incidente", relatan los representantes de ACAIP.

También han destacado en más de una ocasión la situación en el Centro Penitenciario de Valencia, donde “la única solución adoptada es reducir el número de los que prestan servicio en la mayoría de los módulos de la prisión, independientemente del número de internos que ocupen ese departamento o el perfil de los mismos”. De acuerdo a esto subrayan que “esta situación pone en grave riesgo la seguridad del centro penitenciario, de sus trabajadores y la de los internos”.

COMPARTIR: