22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los abogados de la familia lo pidieron el pasado mes de febrero para poder buscar pruebas de ADN que señalen a un presunto asesino

Crimen de Déborah Fernández: Autorizan exhumar los restos de la joven para ser examinados

Deborah Fernández.
Deborah Fernández.
La familia de Déborah Fernández asesinada en Vigo hace 19 años ha conseguido por fin que la jueza autorice la exhumación de sus restos para hacerle nuevas pruebas. Los familiares de la joven viguesa habían pedido esta prueba hace meses y ahora la jueza de Tuy que instruye el caso tras su reapertura autoriza esta prueba para intentar buscar restos del ADN de su asesino.

Por medio de un auto de fecha 4 de mayo, la titular del Juzgado de instrucción número 2 de Tui ha acordado autorizar la exhumación de los restos mortales de Déborah Fernández-Cervera Neira, la joven asesinada hace 19 años en Vigo, tras estudiar la petición formulada por los abogados de la familia el pasado 24 de febrero.

La misma se tendrá lugar el próximo día 18 de mayo a las 12 horas en el cementerio de Pereiró, donde yacen sus restos mortales en un panteón familiar. Este pasado 30 de abril se cumplieron 19 años de su asesinato sin que hasta el momento nadie haya sido acusado del mismo. Por este motivo, la prueba corría cierta prisa ya que el caso prescribe el año que viene.

El objeto de la petición se basa en buscar restos de ADN que hubiera haber bajo las uñas de Déborah, pues de modo “sorprendente” en su momento no se tomaron muestras para su análisis. Igualmente se pretenden hallar restos de agresión que sufrió, que pudiesen pasar desapercibidos en la primera autopsia y por supuesto analizar cuantos vestigios puedan ser de interés científico, antropológico o criminalística.

 La joven viguesa asesinada.

“Recibimos la noticia con la esperanza de que este duro proceso pueda cerrar el círculo sobre la(s) persona(s) que intervinieron en la desaparición, muerte y posterior manipulación y traslado del cuerpo de Déborah. Será un trámite muy difícil pero entendemos que debemos afrontarlo con entereza y resignación, estamos esperanzados de que sea la propia Deborah la que tenga la solución a todo este calvario. Como siempre hemos dicho, usaremos hasta la ultima pista para intentar saber la verdad y el que el causante de tanto dolor pague por ello”, asegura la familia.

Tras mas de un año de espera por fin la jueza que ha autorizado la entrega ordenador de Déborah a los peritos propuestos por la familia, quienes en breve procederán a su recogida para el análisis del mismo por parte de una empresa especializada en recuperación de datos informáticos.

COMPARTIR: