16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su afán de protagonismo se puede ver en vídeos donde alardea de la lancha que conduce en el Estrecho de Gibraltar y de los lujos que posee

La historia de 'El Chatito', el presunto narcotraficante que se jactaba de sus actividades ilícitas y del dinero que le repercutían en las redes sociales

El Chatito presumiendo de lancha en un vídeo
El Chatito presumiendo de lancha en un vídeo
‘El Chatito’ ha saltado a la fama por sus vídeos alardeando de lancha y fajos de billetes y por su reciente detención tras una persecución de la Guardia Civil en Ceuta, tras la que desembarcó de una moto de agua en la playa de Alfau. Fue puesto en libertad con cargos y ahora se enfrenta a un juicio por desobediencia y resistencia a la autoridad.

Hicham, de origen marroquí y de algo más de 30 años, es un viejo conocido de la Guardia Civil y conocido como ‘El Chatito’ entre los narcos que dominan el Estrecho. Fue detenido el pasado jueves 25 de julio después de protagonizar una persecución que acabó en la playa de Alfau, perturbando a pleno día la tranquilidad de los bañistas al empotrar la moto de agua en la arena.

El narco iba con otra persona en la moto y, según la Guardia Civil tiraron la droga al mar al ver que la patrullera les seguía. Ambos abandonaron el vehículo en la orilla e intentaron huir, pero finalmente fueron identificados y detenidos. ‘El Chatito’ ha sido puesto en libertad con cargos y ahora se enfrenta a una vista oral por desobediencia y resistencia a la autoridad, al haber dejado la moto en la playa y escapar de las autoridades, según ha informado El Faro de Ceuta.

En sede judicial, Hachim ha reconocido ser el autor de ese delito pero no ha aceptado la pena ofrecida de entre 6 y 12 meses de prisión, que normalmente puede subsanarse con una multa. A pesar de reconocer los hechos, ‘Chatito’ no acepta la pena de conformidad, por lo que irá a juicio para enfrentarse a una vista oral en los Juzgados de lo Penal.  Este peculiar y presunto narcotraficante tiene además antecedentes por dos condenas por seguridad vial vigentes.

Las redes sociales fueron su condena

Si ‘El Chatito’ es un narcotraficante o no lo tendrá que determinar la Justicia y las autoridades policiales mediante sus investigaciones, pero lo que sí tiene en común con algunos de los famosos narcos que han terminado cayendo es su afán de presumir en redes sociales de su nivel de vida.

Así lo ha demostrado en algunos de los vídeos que han circulado por redes sociales. En uno de ellos Hicham va a bordo de una lancha típica utilizada para el transporte de fardos de droga y presume de pilotar en mitad del Estrecho de Gibraltar esta embarcación de dos motores de 300 CV y 12 metros de eslora, sin que ningún agente le cogiera.

'El Chatito' presumiendo de lancha

“Ni los picolos ni nada. Estábamos en el paro y mira, Dios siempre ayuda. Yo solo, nadie quería montar. Esto es un caballo loco. Esto es la crem de la crem” presume ‘El Chatito’ en el vídeo, donde advierte de que a pesar de lo bonito de la puesta de sol y del paisaje "hay que estar al loro con los picolos".

Después de que salieran estas imágenes a la luz se grabó en otro video con numerosos fajos de billetes de 100 y 50 euros en el interior de un coche, alardeando de los “turrones” que había ganado. Estos vídeos hicieron que su personaje cogiera repercusión en televisión, a través de El programa de Ana Rosa, causa por la que tuvo que grabar un vídeo asegurando que el no tenía nada que ver con el narcotráfico.

'El Chatito' niega ser narcotraficante

 “Esa goma (narcolancha) la encontré en el agua y me hice un vídeo pero no tengo nada que ver. Me habéis metido en un lío y me ha detenido la Guardia Civil. Yo tengo contrato de trabajo en vigor. No es justo que me saquen por la tele diciendo que soy un narcotraficante. No lo soy. El dinero que sale en el vídeo es de un amigo que se iba a comprar una casa y me hice un vídeo con los turrones para reírme. Soy un currante y me estáis dejando por los suelos. No tengo donde caerme muerto y mi familia está asustada”, afirmó.

Aun así, su afán de protagonismo no cesó y grabó otro video que compartió en las redes donde se jacta de poder conducir un Mercedes de 140.000 euros en la lujosa zona de Puerto Banús, en Marbella, y de llevar un reloj valorado en 3.000 euros, así como otro vídeo en el que se le puede ver con varias personas simulando que iban a bordo de una narcolancha.

COMPARTIR: