20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De recibir una sentencia firme, el agente podría ser suspendido de su carrera o recibir un expediente disciplinario

Un Guardia Civil de Zamora entra en prisión como presunto autor de un delito de abusos sexuales a una menor

Juzgado de Instrucción Número 1 de Puebla de Sanabria
Juzgado de Instrucción Número 1 de Puebla de Sanabria
Un guardia civil ha sido detenido por un presunto abuso sexual a una menor. La investigación ha sido llevada a cabo dentro del mismo cuartel donde ha sido detenido el implicado, que estaba asignado al Pueblo de Sanabria, en Zamora. El agente ha ingresado en el centro penitenciario de Topas (Salamanca).

No han trascendido datos sobre la denuncia, solo se conoció que fue detenido por la propia Guardia Civil después de recibir una denuncia por presuntos abusos sexuales contra una menor.

El detenido declaró en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Sanabria, que el pasado jueves uno de agosto dictaminó su ingreso en prisión tras revisar las pruebas que recopiló la Benemérita.

El implicado entrará a la prisión de Topas en Salamanca.

La investigación continúa a cargo de la EMUME (Equipo de Mujer-Menor de la Guardia Civil), que esta especializado en delitos contra menores de edad. La noticia ha caído pesada entre los agentes designados a la población de 1.400 personas en la provincia de Zamora.

El guardia civil se expone a la posibilidad de que se le abra un expediente disciplinario dentro del Instituto Armado, así como el cese de sus funciones, lo que implicaría el recorte de sus retribuciones.

Además, en caso de que hubiera sentencia firme, el agente sería expulsado del Instituto Armado, según consta en la ley 42/1999 sobre el régimen del personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

COMPARTIR: