17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El supuesto 'trato' consistía en realizar al menos seis sacrificios cada seis meses a cambio de ganar la lotería

Un joven es declarado culpable por asesinar a dos hermanas por un pacto con el diablo

Danyal Hussein.
Danyal Hussein.
Danyal Hussein, un joven británico de diecinueve años, ha sido declarado culpable este martes por asesinar a las hermanas Nicole Smallman, de 27 años, y Bibaa Henry, de 46, en un parque en Londres. El crimen lo cometió tras realizar un pacto con el diablo, donde se comprometía a matar mujeres a cambio de ganar la lotería.

En junio del año pasado, Hussein se encontraba celebrando el cumpleaños de su amigo Henry junto a sus colegas en el Fryent Country Park, cuando de madrugada, tras ver que ambas jóvenes se quedaban solas, las apuñaló causándoles heridas mortales.

El asesino apuñaló a Henry ocho veces y Smallman sufrió 28 heridas tras presentar una “lucha muy valiente”, según Simon Harding, detective a cargo de la investigación. Después de los asesinatos, arrastró los cuerpos al bosque, donde fueron encontrados entrelazados al día siguiente por el novio de la hermana pequeña.

Finalmente, la policía consiguió localizarlo un mes después gracias al ADN de las manchas de sangre halladas en el lugar del crimen. El tribunal de Old Bailey ya lo ha declarado culpable y su sentencia se dictará el próximo 22 de septiembre.

Un contrato con el diablo


En el momento de la detención, Hussein llevaba consigo tres billetes de lotería y un 'contrato' firmado con su propia sangre. En el papel, Hussein se comprometía con el "Poderoso Rey Lucífugo Rofacale", rey de los demonios, a "realizar un mínimo de seis sacrificios cada seis meses mientras sea libre y físicamente capaz" a cambio de ganar la lotería Mega Millions Super Jackpot.

Harding aseguró que su equipo estaba convencido de que el joven "habría seguido cometiendo más asesinatos" de no haber sido por una herida que se hizo en la mano al cometerlos.

Al registrar su casa, la policía encontró libros de conjuros escritos a mano junto a símbolos satánicos. Harding explicó que Hussein había quedado "fascinado "por los demonios" al visitar páginas en Internet y mantener chats con otros internautas. "Es difícil de comprender para cualquier persona normal. Es casi una especie de película", manifestó el detective.

"Arrogante"

El detective Harding describió al joven como "muy arrogante", con una actitud de "niño beligerante durante su visita al juzgado. Además, señaló que "mostró una total falta de respeto al sistema judicial, le ha dado la espalda al juez, ha tratado de mirar fijamente a la familia, se ha reído". "Se ha comportado como un adolescente, pero ha cometido uno de los crímenes más salvajes que hemos visto en muchos años", añadió.

Por su parte, Hussein negó en todo momento su participación en el crimen.

Bibaa and Nicole: The life after death of two sisters - BBC News

Bibaa Henry y Nicole Smallman, las dos víctimas.

A pesar del comportamiento de Hussein durante el juicio, la madre de las víctimas, Mina Smallman, emitió un comunicado apuntando que: "Si algo bueno sale de todo esto es que al menos otras cuatro mujeres no encontrarán un final similar por un 'supuesto pacto' con un 'supuesto demonio". A lo que añadió que se encuentra abrumada por la evidencia y señaló que ningún padre “espera que sus hijos mueran antes que ellos”.

En 2017 Hussein fue enviado por el colegio Thomas Tallis en Woolwich (Londres) a un programa de lucha contra el extremismo, ya que el joven presentaba tendencias hacia posiciones radicales y de violencia extrema. Fue dado de alta del programa en mayo de 2018, y tuvo seguimiento cada seis y doce meses, pero no hubo reportes que mostraran algún peligro en su comportamiento.

Para agravar el sufrimiento de las víctimas, dos policías fueron acusados de mala conducta en la función pública por tomar fotografías “inapropiadas” en la escena del asesinato y compartirlas en WhatsApp.

COMPARTIR: