12 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En dicha vista pública se deberá determinar si mató y descuartizó a su novia Heidi Paz en agosto de 2018 y huir después a Zaragoza, donde fue detenido

El juicio contra César Román, el "Rey del Cachopo", comenzará el 10 de mayo de 2021 en la Audiencia de Madrid

Exclusiva César Román detenido en Zaragoza.
César Román detenido en Zaragoza.
El próximo 10 de mayo comenzará en la Audiencia Provincial de Madrid las vistas orales contra César Román, "el rey del cachopo", por el asesinato de Heidi Paz, su novia de origen hondureño, en el mes de agosto de 2018. La Fiscalía pide 15 años por homicidio y el letrado de la acusación particular pide una pena por asesinato y otra por profanación de cadáver.

Ya hay fecha para uno de los juicios mediáticos más importantes del año. El que se celebrará en la Audiencia Provincial de Madrid contra César Román Viruete, conocido como el "Rey del Cachopo".

El comienzo de las vistas orales será el 10 de mayo de 2021. Se desconocen todavía las fechas exactas que durará el juicio, pero todo indica que llenará la agenda judicial varias semanas, ya que la Fiscalía del Juzgado de Violencia número 6 de Madrid solicita la declaración de 47 testigos para la vista oral que será mediante un tribunal de jurado popular.

La fiscal Laura Cambero solicita la pena de quince años de prisión por homicidio y cinco meses por un delito de profanación de cadáver. César Román está acusado de asesinar a su novia Heidi Paz, desmembrarla y trasladar su torso en una maleta a una nave industrial de Usera que tenía alquilada, para intentar deshacerse de esta parte de su cadáver. Asimismo, la fiscal pide que Román indemnice a los dos hijos de Heidi en Honduras con 150.000 euros a cada uno y con 100.000 euros a su madre Gloria Bulnes, en concepto de responsabilidad civil.

Audiencia Provincial de Madrid.

Para el acto de juicio oral la fiscal pide que acudan a testificar en primer lugar el acusado, pero también la madre de la víctima y varios testigos que le vieron en el lugar donde fue encontrado el cadáver, como el portero de la finca colindante donde fueron hallados los restos de Heidi. También están llamados a declarar los socios de Román, su chófer "Giovanni" y varios de sus trabajadores.

Entre los testimonios solicitados, serán significativos los dos de sus exmujeres, Natividad Rodríguez, que tiene condición de testigo protegido ya que denunció a César por malos tratos y resultó condenado, y Sara Lacorte. También están llamados de entre los 47 testigos, la hermana de Heidi Paz, Karina Zúñiga, el taxista que transportó a Román y a su maleta, la ciudadana china que lo vio arrastrando la misma por su calle y las tres personas que en Zaragoza tuvieron relación con el rey del Cachopo cuando protagonizó su huida y fue detenido en la ciudad aragonesa. 

César Román y Heidi Paz.

Todos estos testigos han sido propuestos pero aún habrá que esperar para conocer si son aceptados por el Tribunal.  La Fiscalía también pide la comparecencia de tres policías municipales, un sargento de bomberos y 18 agentes de Policía Nacional. Todos han intervenido en las diligencias practicadas desde el verano de 2018 cuando se descubrieron los restos de Heidi en una nave de Usera, alquilada por César Román. Como peritos se pide que acudan a juicio oral seis policías, cuatro médicos forenses y tres psicólogas, además de varios miembros de Policía Científica.
 
La Comunidad de Madrid, que ejerce la acusación popular, ha solicitado la comparecencia de 14 de testigos y de algunos peritos de la policía nacional, además de la declaración de varios psicólogos. A juicio de la letrada de la Comunidad, César Román es culpable de un delito de "homicidio", al que corresponde una "pena de prisión de diez a quince años", solicitando la pena máxima de quince años.
 
Por su parte, la acusación particular reclama la pena de homicidio con agravantes, lo que de facto supone la pena de asesinato pues supondría más de 20 años la suma de todos los delitos. La defensa de Román sostiene, sin embargo, que "el rey del Cachopo" es totalmente inocente y que tras hallarse el torso en una maleta, huyó a Zaragoza por miedo.
COMPARTIR: