23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El empresario fue asaltado en su coche en 2018 en Santa Cruz de Tenerife y los presuntos responsables de su muerte siguen en libertad provisional

Crimen Carlos Machín Quintero: Cinco años de su asesinato sin juicio ni condenas

/ Carlos Machín Quintero
En abril de 2018, Carlos Machín Quintero, fue asesinado en su propio coche en un aparcamiento de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Después de cinco años, todavía no se ha celebrado el juicio y tampoco cuenta con fecha prevista. Los presuntos autores, Ernesto Inocencio y Julio David G.O., así como otros cinco implicados continúan en libertad provisional a la espera de la vista.

Se cumplen cinco años del asesinato del empresario Pedro Carlos Machín Quintero. El tinerfeño fue asesinado el jueves 17 de abril de 2018, alrededor de las 22:15 horas, en el aparcamiento de la Escuela Oficial de Idiomas de la localidad de San Cristóbal de La Laguna, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, mientras se encontraba en el interior de su vehículo, cuando salía de las clases de inglés a las que acudía de forma periódica.

El cuerpo sin vida del empresario, que fue abatido por varios disparos, presentaba un aspecto similar a ejecuciones realizadas por otras sociedades con niveles de criminalidad mucho más altos que los que se pueden encontrar en Canarias.

Escena del crimen

Tiempo más tarde se supo que Carlos Machín era responsable de los locales nocturnos Kapitel y Palco, todos en la localidad tinerfeña de La Laguna y estaba siendo investigado por el llamado caso Corredor, en el que también fue investigado Fernando Clavijo durante su etapa de alcalde de La Laguna, aunque la investigación quedó archivada en 2015, tras anularse unas conversaciones telefónicas captadas por la Policía.

Después de cinco años de este suceso, todavía no se ha llegado a celebrar el juicio y no solo eso, sino que tampoco cuenta con una fecha prevista para ello. Los presuntos autores Ernesto Inocencio y Julio David G.O. y otros cinco presuntos implicados continúan hoy en libertad provisional a la espera de la vista.

La Fiscalía todavía no cuenta con el escrito de calificación, en el que se establece la solicitud de pena para cada implicado. Sin embargo, tampoco hay ninguna explicación de la ralentización del proceso. Fue hace cuatro años cuando la investigación del Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial señaló a los presuntos autores y colaboradores tras las detenciones.

Caso Corredor

En 2012, saltó a la opinión pública el caso Corredor. Este caso afectaba a varios empresarios en una presunta organización criminal destinada a ocultar beneficios y defraudar a la Seguridad Social y que estaba liderada, presuntamente, por el empresario Evaristo González, que habría usado a "hombres de paja" como Carlos Machín para llevar a cabo estas presuntas actividades delictivas.

En el pub Kapitel –club nocturno de Carlos Machín- la Inspección de Trabajo detectó en 2011 que nueve trabajadoras no estaban dadas de alta pese a que una de ellas cobraba la prestación por desempleo. Carlos Machín empezó a ser investigado y vigilado a raíz de este descubrimiento.

Evaristo González

Pero no fue hasta 2020 que la Policía Nacional arrestó a Evaristo González acusándole de seis delitos de estafa, por los que la Fiscalía pidió 16 años de cárcel para el que se consideró el cabecilla de la trama Corredor por delitos contra la Seguridad Social, falsificación de documentos dentro de organización o grupo criminal, y estafa.

Nueva pista

Machín, después de todo lo ocurrido, dejó de lado los negocios de ocio nocturnos y comenzó a centrarse en otros proyectos. Sin embargo, la noche de su asesinato los agentes encontraron un soporte de una tarjeta SIM de un teléfono móvil. Esta tarjeta no pertenecía ninguna de las que él usaba habitualmente. La esposa de Machín, posteriormente, encontró un dispositivo móvil del que desconocía su existencia.

"Desde el terminal de seguridad de Ernesto [uno de los presuntos autores] se registraban contactos directos con teléfonos móviles y fijos usados por Evaristo González en su domicilio y despacho; esto relacionaba de nuevo directamente al sospechoso del asesinato material de la víctima con el supuesto autor intelectual", explicaban fuentes policiales. El teléfono era utilizado por Machín para comunicarse de manera exclusiva con Evaristo. Esta pieza fue clave para la investigación que posteriormente permitió a los agentes seguir la pista hasta los autores del asesinato.

Los agentes lograron averiguar que la titularidad del tercer teléfono secreto de Machín pertenecía a J.D.S.H, hijo de un colaborador habitual de Evaristo González Reyes. Otras de las líneas contratadas por J.D.S.H. se había desactivado a las 19.31 horas del día que fue asesinado Machín.

Continuaron con la investigación, y analizando el teléfono de Inocencio llegaron a los otros colaboradores detenidos, Julio David G.O., conductor del coche donde se trasladó Inocencio, Dámaso Agustín R.R. y José Manuel M.B. Estos dos últimos, acusados de encubridores.

Trece meses de investigación

La Policía de la Brigada de Homicidios de Tenerife, apoyada por compañeros llegados desde Madrid, llegó a la conclusión de que el empresario tinerfeño Evaristo González Reyes inició, por razones desconocidas, movimientos "destinados a la eliminación de Pedro Carlos Machín Quintero". Todo habría comenzado a gestarse en noviembre de 2017, fecha en la que el empresario asesinado comenzó a tener problemas económicos. Para ello, González Reyes, habría usado dos teléfonos móviles, acabados en 249 y 604 para contactar con Ernesto Inocencio.

Trece meses duró la complicada investigación conjunta de agentes de Homicidios de Tenerife y de Madrid. El empresario Evaristo González incluso llegó a acompañar a la familia de Carlos Machín en su entierro en la isla de El Hierro, de donde era natural.

COMPARTIR: