06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El autor del 'Crimen del Acua' se fuga durante su permiso

Guillermo Fernández Bueno | Policía
Guillermo Fernández Bueno | Policía
Guillermo Fernánez Bueno, autor del 'Crimen del Acua' del año 2000 en Vitoria, ha desparecido sin dejar rastro durante el permiso que tenía. La policía ha dejado claro que Bueno se ha convertido en objetivo número y que se le considera un criminal muy peligroso

Guillermo Fernández Bueno, conocido como autor del ‘Crimen del Acua’, se ha convertido en uno de los objetivos principales de la Policía Nacional. El preso perteneciente a la cárcel de El Dueso, en Santoña (Cantabria), desapareció sin dejar rastro durante su permiso. La policía ya ha alertado sobre la peligrosidad del sujeto. Hay que recordar que en el año 2000 cometió un crimen que sacudió Vitoria. Fernández agredió sexualmente de dos mujeres (una panadera y una limpiadora), para finalmente matar a una de ellas.

Por lo tanto, la Policía le considera un criminal peligroso y pide colaboración ciudadana con datos o pistas que permitan al cuerpo encontrar el paradero de Fernández. Lo único que se conoce de Guillermo Fernández es que tiene 41 años, es natural de Santander, su último domicilio conocido, del cual se tiene constancia, está en Tenerife y, que ahora mismo se encontraría fue de Cantabria.

Un crimen que conmocionó la ciudad de Vitoria

Este crimen ocurrió a finales del año 2000, cuando el autor tenía 23 años, primero violó a la panadera en su propia tienda y, días después repitió el mismo acto con la limpiadora del bar ‘Acua’, para después acabar con su vida. La víctima se llamaba Ana Rosa Aguirrezábal y, fue hallada el 14 de diciembre de ese mismo año, en la cocina del bar con el cuello casi cercenado producto de los cortes que había sufrido en la garanta.

Fernández fue catalogado como muy peligroso y con rasgos de psicópata. Su complexión fuerte y su gran altura, además de su personalidad ‘sádico-agresiva’ es lo que le llevó a perpetrar este asesinato. Se le acusó de agredir sexualmente a la primera mujer y de ser el autor del asesinato de la segunda, por lo que le cayeron 26 años de pena, los cuales fueron reducidos a 22.

El mismo Guillermo Fernández, durante la vista oral, dijo que actuó bajo los efectos de la droga y el alcohol y, que se autoinculpó porque la policía le había inducido a hacerlo. Fue detenido el 6 de enero de 2001, sólo unos días después, en el mismo bar donde había violado y asesinado a Aguirrezábal.

COMPARTIR: