15 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ACAIP REIVINDICA QUE LOS TRABAJADORES DE LOS CENTROS PENITENCIARIOS SEAN RECONOCIDOS POR LA ADMINISTRACIÓN Y PIDE MEJORES INFRAESTRUCTURAS

Aumentan los incidentes graves en las prisiones españolas a pesar de la reducción de reclusos

La cifra total de incidentes internos entre los años 2016 y 2020 en las prisiones españolas es de 23.049, según denuncia el sindicato ACAIP. Se producen, aproximadamente, 13 situaciones violentas cada día, en las que se hace necesaria la actuación de los profesionales penitenciarios, que en muchas ocasiones acaban con un trabajador lesionado. Por ello, ACAIP solicita la mejora de las infraestructuras y una adecuada formación de todo el personal penitenciario.

Sin datos oficiales de 2021, desde ACAIP-UGT ponen de manifesto el valor del trabajo que se realiza en los centros penitenciarios, recalcando que cada vez que se produce un incidente, un trabajador penitenciario debe actuar, muchas veces poniendo en riesgo su propia integridad física.

Por este motivo, una de las reivindicaciones insertas en el conflicto colectivo que se mantiene con la administración, es la realización de una formación universal para todos los empleados públicos penitenciarios con el fin de atender estas situaciones de forma óptima. Según sus demandas, no se trataría solo de una formación en materia de defensa personal, sino también encaminada a la prevención y la resolución pacífica de conflictos.

Desde el sindicato manifestan que el final de 2021 ha sido especialmente duro para los trabajadores en lo que a sucesos no deseados se refiere: el fallecimiento de un interno de 19 años, en la prisión de Aranjuez, tras una pelea con otro preso y la paliza que llevó al hospital a otro recluso en Puerto III. En ambos casos, a pesar de actuarse con celeridad y profesionalidad, no pudo evitarse el fatal resultado.

Y es que, según manifiesta ACAIP-UGT, estas situaciones causan gran frustración entre los trabajadores, debido principalmente a la falta de personal y la carga de trabajo burocrático que padecen que les impide tener un buen control de todas las dependencias de un centro.

"Para los trabajadores, es imprescindible que se pueda realizar una correcta separación entre internos y que se aplique el reglamento penitenciario. En concreto a aquellos internos que presentan un perfil violento", manifiestan. Para ello, ACAIP-UGT reclama que los centros penitenciarios cuenten con las infraestructuras adecuadas

Interior de un centro penitenciario. 

El colectivo explica que actualmente muchas prisiones tienen módulos cerrados, circunstancia que provoca que, a pesar de la reducción del número de internos, sigue existiendo un problema patente de hacinamiento en muchas prisiones que, en algunos casos como Alicante, supera el 150% de su capacidad.

Por otra parte, aunque son conscientes de que son muy variadas las causas por las que se producen incidentes entre internos, afirman que "el primer objetivo de los profesionales penitenciarios es prevenirlos y, en caso de que se produzcan, actuar para evitar males mayores". Sin embargo, "para realizar un trabajo efectivo, es necesario la plantilla suficiente, a día de hoy, hay más de 4.000 vacantes, los medios materiales y jurídicos adecuados e incluso, una formación universal enfocada al trabajo que se realiza a diario en una prisión. Todo ello, acompañado de una correcta separación interior de los internos, podría reducir el hacinamiento y poner en valor los informes de los profesionales, no tomando decisiones en contra de las mismas", como ocurre actualmente.

Para ellos es fundamental que la administración reconozca la labor de los trabajadores penitenciarios, con una "retribución acorde a las funciones realizadas y con una reclasificación de centros que se adecue a la realidad actual de las prisiones, la nueva tipología de delitos y los distintos perfiles de los reos", aseguran.

COMPARTIR: