25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cuatro hombres con edades comprendidas entre los 28 y los 35 años que acumulaban 26 homicidios en grado de tentativa

Cae una peligrosa banda especializada en robos con violencia en joyerías y naves industriales en Castilla-La Mancha

Algunas joyas y objetos de valos incautados por la Benemérita.
Algunas joyas y objetos de valos incautados por la Benemérita.
A los autores se les imputan 26 delitos de homicidio en grado de tentativa y se les han intervenido dos revólveres y munición que utilizaban para cometer sus delitos, además de un millón de euros. Habrían cometido al menos once robos con fuerza.

La Guardia Civil ha detenido a cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 28 y los 35 años, integrantes de un peligroso grupo que cometía robos con fuerza en joyerías y naves industriales. Ha sido recuperado un millón de euros, así como dos revólveres y munición con los que cometían sus delitos, inhibidores de frecuencia, centralitas de clonación de llaves de vehículos, extractores de bombines y llaves maestras.

Ha sido en el marco de la Operación Visanto cuando se ha detenido a esos cuatro hombres. También se han recuperado joyas y vehículos, en una acción que se inició el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil de la provincia de Toledo comprobó varios robos en establecimientos cuyo modus operandi coincidía. Estos robos se habían producido en las cercanías de dos de las carreteras principales que cruzan la provincia, la A-5 y la A-4.

Los arrestados eran muy peligrosos y actuaban con extrema violencia al cometer sus delitos, que perpetraban a última hora de la tarde en naves logísticas y joyerías. Los alunizajes estaban a la orden del día, para lo cual usaban coches de alta gama muy potentes en sus huidas, poniendo en peligro en ocasiones incluso a la Guardia Civil cuando trataba de interceptarlos.

Joyas incautadas por la Guardia Civil.

La investigación llevó a los agentes hasta dos conocidos delincuentes por robos violentos. Uno de ellos había participado incluso en algún reportaje televisivo por su destreza al volante. El avance de esta investigación de la Guardia Civil determinó que otro peligroso delincuente estaba asentado en la localidad de Ontígola.

Durante esta investigación se produjo un hecho delictivo de extrema gravedad en la localidad de Yunquera de Henares (Guadalajara), donde cinco delincuentes encapuchados y a punta de pistola, habían asaltado a un vigilante de seguridad, robándole su arma reglamentaria. La Guardia Civil logró identificar los vehículos utilizados para cometer este hecho.

Días más tarde, cometieron otro robo los cuatro delincuentes y la Guardia Civil confirmó que eran los investigados, por lo que se estableció un dispositivo de seguimiento. En el momento de proceder a su detención, los agentes sorprendieron estos peligrosos delincuentes llegando al domicilio de uno de ellos.

Cuando éstos se percataron de la presencia policial, tres de ellos huyeron a gran velocidad intentando atropellar a dos agentes y embistiéndolos. Finalmente uno de los delincuentes fue detenido tras huir a la carrera y entre la vegetación, otros dos tras colisionar con los bolardos
situados en una calle peatonal y el cuarto, que inicialmente se había introducido en su vivienda, fue localizado y detenido escondido en un agujero excavado en un descampado en la parte posterior de la casa.

COMPARTIR: