14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El jurado popular ha entregado este mañana su dictamen a las diez de la mañana, que ha sido rechazado por el magistrado al apreciar contradicciones

El Tribunal devuelve el veredicto al jurado popular por "contradicciones" en el juicio sobre El Chicle por el asesinato de Diana Quer

Diana Quer, la víctima.
Diana Quer, la víctima.
Enrique Abuín, El Chicle, todavía no tiene sentencia porque el magistrado que preside el tribunal popular que lo ha juzgado ha devuelto el veredicto al jurado al apreciar "contradicciones y errores formales" en el mismo. Ahora los nueve miembros del jurado popular deberán volver a reunirse y redactar de nuevo el veredicto.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) informó de que el jurado popular ya tenía veredicto sobre José Enrique Abuín, alias el Chicle, sobre el secuestro y asesinato de Diana Quer. Sin embargo, el juez Ángel Patín, presidente del Tribunal que ha juzgado a Abuín, devolvió este veredicto al apreciar "contradicciones y errores formales" en el mismo que deberán ser resueltas.

El veredicto pretendía determinar el grado de culpabilidad del único acusado, Enrique Abuín, alias 'El Chicle', llega tras dos largos días de deliberación en los que los nueve integrantes del jurado han permanecido juntos y aislados en el juzgado y en un hotel de Santiago de Compostela.

En concreto, las deliberaciones comenzaron en la tarde del martes, un día más tarde de lo inicialmente fijado, una vez finalizadas las conclusiones de todas las partes. El juez entregó entonces a los jurados el objeto de veredicto y una serie de preguntas que necesitaban respuesta, sobre las que han versado sus deliberaciones, que concluyeron la noche del pasado jueves.

'El Chicle' durante el juicio.

Entre otras cuestiones, el veredicto deberá probar que Enrique Abuín raptó en A Pobra a Diana Quer mientras regresaba a su domicilio, la llevó en su coche hasta la nave abandonada de Asados y allí la violó y la asesinó antes de esconder su cadáver en un pozo, hechos que han defendido tanto la Fiscalía como la acusación particular pidiendo por estos hechos la Prisión Permanente Revisable.

La versión alternativa de la defensa, contemplaba que Enrique Abuín se encontró sorpresivamente con Diana Quer mientras robaba gasóleo en la explanada donde estaban aparcados los feriantes, y que la mató involuntariamente tras agarrarla por el cuello. Su defensa pedía para él entre dos años y medio y siete años de cárcel por homicidio imprudente u homicidio con dolo eventual. 

El caso llegó a los Juzgados más de tres años después de que se perdiese la pista de la joven Diana Quer en las fiestas de A Pobra do Caramiñal, el 22 de agosto de 2016. Año y medio más tarde, en los últimos días de diciembre de 2017, la detención de Abuín Gey por otra agresión desencadenó la resolución del caso y la localización del cadáver de Diana en un pozo ubicado en el interior de una nave abandonada en Asados, en Rianxo (A Coruña).

Hechos probados

En el auto de procesamiento, la Audiencia establecía como hechos justiciables, sobre los que ha de versar el juicio oral, que el acusado, supuestamente, abordó a la víctima durante la madrugada del 22 de agosto de 2016, cuando ésta se dirigía a su casa por el Paseo Areal, en A Pobra do Caramiñal.

Tras interceptarla, narra el documento, El Chicle introdujo a Diana Quer "por la fuerza" en el maletero de su vehículo, "donde la sujetó con unas bridas y la amordazó con cinta adhesiva". De las diligencias practicadas también se desprende que el acusado, supuestamente, arrojó el móvil de la joven por la ventanilla del coche cuando cruzaba el puente sobre la ría, a la altura de Taragoña.

Tras llegar a una nave industrial abandonada situada en el lugar de Asados, en Rianxo, el auto considera que Abuín Gey violó a Diana Quer mientras la joven se encontraba "atada, sometida y aterrorizada". Para ocultar estos hechos, la estranguló y arrojó el cuerpo a un pozo lleno de agua, al que volvió al cabo de unos días con unos bloques de cemento para lastrarlo y evitar que emergiese.

A mayores, el alto tribunal provincial también establece como hecho justiciable que el acusado reconociese "por su propia voluntad" cuando estaba detenido, el haber matado a la víctima, lo que fue "indispensable para recuperar el cuerpo".

Juan Carlos Quer, padre de Diana, rodeado de periodistas.

Por otra parte, en el texto, la Audiencia recuerda la "irregularidad" que supondría dentro el juicio el "sometimiento a enjuiciamiento" de "otros hechos que, a su vez, son el objeto de otros procesos penales", en referencia tanto al caso de la agresión de Boiro como al asunto pendiente que Abuín Gey aún tiene pendiente por la supuesta agresión sexual a su cuñada.

"Someter a quienes tienen la condición de víctima de otros actos supuestamente realizados por el acusado a una comparecencia en otro proceso judicial sería por entero innecesario y vulneraría el Estatuto de la Víctima", apunta el auto.

Por ello, destaca que no se permitirá la práctica de prueba en el juicio que pretenda "demostrar o refutar" estos otros casos. En particular, rechaza la declaración propuesta de la víctima de Boiro y admite la de la cuñada del acusado alegando que su pertenencia al "círculo familiar" del acusado puede aportar "datos de interés", aunque rechazando incluir su caso no enjuiciado en el proceso.

Prisión permanente revisable

Uno de los puntos claves en este caso reside en dilucidar si Diana Quer sufrió una agresión sexual, como defienden tanto la Fiscalía como la acusación particular y como sostiene el auto de apertura de juicio oral. Esta circunstancia sería necesaria para que, junto al delito de asesinato, José Enrique Abuín fuese condenado a la pena de prisión permanente revisable, que piden para él la familia de la víctima y el Ministerio Público.

En concreto, por los delitos de detención ilegal y agresión sexual, Fiscalía pide para 'El Chicle' penas de 20 y 12 años de prisión, mientras que, por el asesinato con "alevosía" y "ensañamiento" de la joven, añadido a los anteriores delitos, reclama la prisión permanente revisable.

El Chicle durante el juicio.

Al mismo tiempo, solicita una indemnización para los padres de Diana de 254.000 euros, a los que se suman otros 36.000 euros para su hermana menor. Entre otras cuestiones, en el caso de ser excarcelado, pide que se mantenga una orden de alejamiento de la familia de la joven por un periodo de diez años, así como la prohibición de que resida o visite A Pobra y la obligación de que participe en un programa de educación sexual.

 

COMPARTIR: