14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la "operación lerna" se requisaron más de 2 millones de cajetillas falsificadas de marcas de primer nivel

Gran golpe al contrabando de tabaco: se incautan más de 69 toneladas con un valor superior a los 16 millones de euros en el mercado

Todo el tabaco incautado por la Guardia Civil
Todo el tabaco incautado por la Guardia Civil / Guardia Civil
Las fábricas ilgales de tabaco registaradas el martes por agentes de la Guardia Civil en Sevilla y Toledo tenían una producción de 34.000 cajetillas por hora que equivalía a unos beneficios de 153.000 euros en ese periodo de tiempo. La Benemérita confiscó 69 toneladas de picadura de tabaco y 2.373.000 cajetillas. En la operación detuvo a 47 personas e intervino 600.000 euros en metálico

La Guardia Civil dentro del marco de la ‘Operación Lerna’ realizó el pasado martes el mayor golpe contra la red de tabaco falsificado en España desarticulando 4 fábricas clandestinas situadas en las provincias de Toledo y Sevilla. La investigación la llevó a cabo la Unidad Central Operativa (UCO) bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 7 de Illescas (Toledo)

En el momento del registro de los agentes, dos de las fabricas se encontraban en proceso de producción. Una, en la localidad toledana de Seseña; y,  otra, en el municipio sevillano de Mairena de Alcor. Por su parte, las otras dos fabricas vigilas estaban inactivas esperando a recibir los últimos componentes que la completasen.  Todos estos edificios, según investigaciones de la Guardia Civil, estaban dominados por una misma organización criminal.

La investigación ayudó a constatar que las fábricas fueron instaladas en los meses de verano y empezaron a producir a finales de septiembre. Una vez comenzada la producción, la maquinaria no dejó de funcionar hasta el momento de la intervención. Para realizar este delito, la red criminal tenía siete trabajadores especializados cada uno con el fin de mantener la producción las 24 horas del día.

La organización impuso medidas de seguridad que incluían desde extremar la vigilancia en los desplazamientos de la mercancía con medidas de contravigilancia hasta regímenes de trabajo y estancia aplicadas en sus trabajadores, los cuales no podían salir de las fábricas en los meses que permanecían trabajando.

Estas instalaciones se compartimentaban fundamentalmente en dos áreas, una de producción y almacenaje y otra de alojamiento y vida, donde los empleados disponían de diversos lugares donde dormir, cocinar, comer y hasta un gimnasio.

Elaboraban 34.000 cajetillas de tabaco en una hora

Durante su funcionamiento, las dos fábricas desmanteladas producían conjuntamente 34.000 cajetillas de tabaco a la hora lo que suponía un beneficio de 153.000 euros por hora, defraudando a su vez más de 120.000 euros.

Fabrica_desmantelada_guardia_civil_2

Los cientos de cigarros listos para envolver y comercializar | Guardia Civil

La Guardia Civil registró 7 domicilios diferentes en Toledo,  otras 7 en Sevilla y 1 en Madrid donde detuvo a 47 personas de nacionalidades diferentes: 28 moldavos, 9 ucranianos, 6 rumanos, 2 españoles, 1 francés y 1 búlgaro. En el transcurso de estas redadas, los cuerpos policiales incautaron más de 600.000 euros en metálico presumiblemente de la venta de parte de la producción elaborada.

La red dedicada la venta de tabaco falso presentaba una producción en cajetillas falsificadas de marcas de primer nivel en cuanto a presencia en el mercado internacional del tabaco, algo que facilitaba su distribución posterior. Los agentes de la Benemérita también confiscaron cartonaje falsificado cuyo propósito final era envolver dos millones de cajetillas más.


Por otra parte, las 69 toneladas incautadas por los agentes tendrían un valor estimado de 16.000.000 de euros y, además, estaban ya listas para entrar en la cadena de producción para ser procesadas con la intención de no parar la fabricación industrial de tabaco falsificado. Gracias a la actuación policial, las 2.373.000 cajetillas finalizadas y falsificadas estaban preparadas para su comercialización fraudulenta y podrían haber reportado a la organización criminal unos beneficios que alcanzarían los 7.500.000 euros.

Fabrica_desmantelada_guardia_civil_

Así producía esta organización criminal las cajas de tabaco | Guardia Civil

Todo en conjunto supone el mayor golpe a la producción industrial de tabaco de carácter ilícito en España.

COMPARTIR: