28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El golpe fue organizado por un grupo de Telegram cuyos miembros estaban dispuestos a cualquier “sacrificio”

Abortan un complot organizado por antivacunas para matar a un primer ministro alemán

Policía alemana deteniendo a uno de los miembros del grupo en el que se organizaba el asesinato.
Policía alemana deteniendo a uno de los miembros del grupo en el que se organizaba el asesinato.
La policía alemana ha desmantelado un complot de antivacunas para matar al primer ministro de Sajonia. Según la investigación policial, en un grupo de Telegram integrado por unos 100 negacionistas de la pandemia se habría planeado un atentado contra el primer ministro de Sajonia, Michael Kretschmer.

Una investigación del canal de televisión pública ZDF que advirtió el pasado 8 de diciembre de la existencia de un chat de Telegram en el que había circulado un mensaje de voz planificando un atentado contra el primer ministro de Sajonia, Michael Kretschmer, fue el detonante de una pesquisa policial que terminó este miércoles 15 de diciembre con una redada en Dresde, Alemania, para desmantelar los presuntos planes terroristas.

El grupo de la red de mensajería Telegram Dresden Offlinevernetzung (red de trabajo fuera de línea de Dresde) estaba integrado por negacionistas de la pandemia, defensores de teorías de conspiración, activistas antivacunas y militantes de extrema derecha. En los mensajes del grupo aseguraban tener armas y estar dispuestos a cualquier “sacrificio” para combatir las políticas gubernamentales en torno al Covid-19.

La redada abarcó cinco viviendas de Dresde y una de la localidad de Heidenau. Al menos un sospechoso fue detenido durante los allanamientos, y la Fiscalía investiga a cinco hombres, de entre 34 y 64 años, y a una mujer de 34, por presuntamente planificar un "grave acto violento" que, de acuerdo con las autoridades, pretendía "subvertir el orden estatal", según indicó un comunicado conjunto que emitió la policía.

Tom Bernhardt, portavoz de la Oficina Regional de Investigaciones Criminales, informó que la policía encontró "ballestas, partes de armas y armas", pero aclaró que deben verificar si funcionan.

Modus operandi

En el chat inicialmente denunciado por ZDF y luego investigado por la policía, un mensaje de voz del administrador resumía los planes contra Kretschmer: "entrar donde está el tipo, sacar al tipo y colgarlo".

De acuerdo con la investigación policial, los seis sospechosos habrían celebrado "encuentros no virtuales" para planificar el asesinato de Kretschmer, quien habría dicho sentirse "fortalecido y enérgico" después de que el canal ZDF revelara la conspiración en su contra.

Negacionistas del covid planeaban asesinar a un político alemán:

Michael Kretschmer.

Sajonia tiene la segunda tasa de coronavirus más alta entre los estados (o Lander) de Alemania y la más baja tasa de vacunación, y es uno de los más activos en lo que se refiere a las manifestaciones contra las campañas de inmunización, incluyendo una protesta con antorchas el mes pasado contra la ministra del Interior local.

Los miembros del grupo compartían mensajes antisemitas y consignas de extrema derecha al mismo tiempo que cuestionaban los planes gubernamentales respecto a la pandemia.

Violencia contra las autoridades

La agresividad de los mensajes de activistas antivacunas y negacionistas de la pandemia se ha intensificado en Alemania en los últimos meses. Las redes sociales han sido escenario de insultos, amenazas y acusaciones de todo tipo. Tanto, que funcionarios como el propio Kretschmer han pedido reforzar la vigilancia contra grupos radicales que operan fundamentalmente en Telegram.

Pero los mensajes de odio han comenzado a salir de los dispositivos móviles y sus aplicaciones. Al menos doce políticos alemanes, entre ellos cuatro diputados, han recibido cartas que contienen amenazas e incluso trozos de carne que, según las misivas, están contaminados con Covid-19 y Zyclon B, el gas usado por los nazis durante el Holocausto.

"La resistencia contra la vacunación y las medidas será sangrienta e inapacible", decía la carta dirigida al alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller. La presidenta del Bundestag (o Cámara Baja del Parlamento), Bärbel Bas, ha asegurado que los grupos radicales que efectúan este tipo de amenazas "son un peligro para nuestra democracia".

Además, la ministra del interior Nancy Feaser prometió una reforma de la recién aprobada ley que persigue los mensajes de odio en redes sociales, para incluir sanciones contra el uso, con fines violentos, de plataformas de mensajería como Telegram.

COMPARTIR: