04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA MUJER DE 24 AÑOS APRESADA EN BILBAO SE HIZO PASAR PRESUNTAMENTE POR SANITARIA LLEVÁNDOSE AL RECIÉN NACIDO DE LOS BRAZOS DE SU MADRE EL MIÉRCOLES

Localizan en buen estado al bebé robado en el hospital bilbaíno de Basurto y detienen a su secuestradora

El niño fue secuestrado por una mujer que se hizo pasar por sanitaria. Con una bata blanca, cogió al niño y se lo llevó alegando que le iba a realizar unas pruebas médicas. El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha explicado que no era la primera vez que esta mujer intentaba llevarse a algún bebe del hospital. Tras conocerse el suceso este miércoles, la presunta secuestradora, una mujer de 24 años, ha sido detenida en Bilbao dos horas después de localizar al bebé en Santutxu.

La Ertzaintza ha encontrado sobre las ocho de la mañana de este jueves al bebé secuestrado en el hospital de Basurto. La policía ha encontrado al niño en un felpudo de un octavo piso en el barrio bilbaíno de Santutxu, en el número 26 de la Plaza del Carmen. La presunta secuestradora dejó al bebé, con la pinza del cordón umbilical todavía puesto y llamó al timbre de la casa, la propietaria se quedó sorprendida al abrir la puerta y se puso en contacto con los agentes, que llevaron al niño con sus padres. 

El niño, de nombre Aimar, contaba con solo un día de vida y fue secuestrado a primera hora de la noche de ayer de la Maternidad de Basurto. Nada más ser encontrado, ha sido trasladado en una ambulancia medicalizada al mismo centro hospitalario para realizar pruebas para su reconocimiento.

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka explicaba que la mujer identificada y ya detenida en Bilbao dos horas después de recuperar al bebé es una joven de 24 años, de 1,60 metros de estatura, de complexión obesa y pelo rizado largo recogido en un moño cuando fue vista. 

Los padres del niño

La pareja, ambos de unos treinta años, vivían una de sus peores pesadillas en Bilbao hace diez horas. La madre había dado a luz al bebé, que pesó algo más de tres kilos. Durante todo el día de ayer, estuvo recuperándose del parto en la habitación que tenía asignada en el pabellón Iturrizar, junto a la cuna del bebé y otra mujer que también había dado luz. 

Eran cerca de las nueva de la noche cuando entró en la habitación una mujer vestida con ropa de sanitaria y haciéndose pasar por personal médico o administrativo. Se acercó a la cuna del niño nacido el martes y lo cogió, explicándole a la madre que iban a someterle a las pruebas típicas de los recién nacidos, antes de proporcionarles el alta. No era la primera vez que se vivía una situación similar con esta misma mujer, tal y como ha argumentado Erkoreka: “Lo había estado intentando esa noche en otras habitaciones”. Al final, lo peor sucedió. 

La presunta secuestradora salió de la habitación con el bebé sin ningún tipo de resistencia, pero la madre empezó a sospechar al ver que tardaba y lo comunicó al hospital. El personal del centro  junto con el padre del bebé , empezó la búsqueda de la mujer por todas las instalaciones del hospital y por el exterior del edificio. No consiguieron hallar ni rastro de la mujer ni del niño, cabía la posibilidad de que lo hubiera abandonado e inspeccionaron las papeleras, los setos, los arbustos y los contenedores de basura cercanos, sin obtener ningún resultado. El padre incluso avisó a un taxista que se encontraba cerca de la Avenida de Montevideo en esos momentos y le pidió que diera la voz de alarma al resto de compañeros por si se cruzaban con la sospechosa. 

El visionado de las imágenes 

Una vez dado el aviso de lo ocurrido a la Ertzaintza, se enviaron varias patrullas al centro médico para iniciar las indagaciones. Una vez vistas las imágenes de las cámaras de seguridad, se vio que la mujer había salido a pie del hospital. Iba vestida con la misma ropa sanitaria con la que había entrado a la habitación y portaba una bolsa de plástico de color blanco, en que la creen que iba el pequeño. Salió del hospital por la entrada de Capuchinos, cercana a Termibus. 

bebebasurto-kLPF-U180436286582Se-624x385Diario_Vasco

Imágenes de las cámaras de seguridad

Horas más tarde, fue vista con una indumentaria diferente. Vestía una camiseta de manga corta de color blanco, unas mallas ajustadas con estampado geométrico, unas deportivas y un bolso negro pequeño, que llevaba cruzado como una bandolera. El bebé se encontraba en sus brazos. Se ha podido detectar también que cojeaba ligeramente y que por apariencia podría ser de origen local. 

La detenida compraba ropa de bebé

 

Según declaraciones a los medios, fuentes cercanas a la mujer aseguran que la secuestradora era vecina del barrio donde ha sido encontrado el bebé. Llevaba semanas diciendo que estaba embarazada y le habían visto comprar ropa de bebé. En el momento de su detención, la presunta secuestradora se encontraba en casa de una amiga y se mostraba "muy nerviosa".

COMPARTIR: