23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se le investiga por homicidio dada su declaración incongruente y pasará a disposición judicial este miércoles

El marido de la desaparecida en Lanzarote asegura que se encontró a la mujer muerta y arrojó su cuerpo al mar

El cartel colocado por todo Lanzarote para buscar a la chica.
El cartel colocado por todo Lanzarote para buscar a la chica.
La pareja de la joven desaparecida en la isla de Lanzarote, Romina Celeste Núñez Rodríguez, ha señalado que se encontró el cadáver y se deshizo de él, que aún no ha sido encontrado y que se busca el cuerpo en el mar, según fuentes cercanas a la investigación.

El principal sospechoso de la muerte de una joven paraguaya el pasado fin de semana en Lanzarote es su marido, que fue detenido y ha asegurado a la Policía que encontró el cuerpo sin vida de la joven y se deshizo de él tirándolo al mar, que es donde se busca ahora, mientras que al sospechoso se le investiga por homicidio.

El hombre fue detenido este domingo tras encontrar la Guardia Civil indicios razonablemente suficientes para presuponer su relación con la desaparición de su esposa, y se prevé que pase a disposición judicial el próximo miércoles 16. Será el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arrecife, en Lanzarote, con competencias en casos de violencia sobre la mujer, quien se hará cargo de las diligencias, el que se encargue del tema.

Sin embargo, actualmente el caso se trata como un homicidio, aunque se prevé su paso a un juzgado con competencias en casos de violencia sobre la mujer porque se espera demostrar su implicación en los hechos o su confesión sobre la autoría de los mismos. De todos modos, las actuaciones han sido declaradas secretas.

En cuanto a la inspección de la vivienda en la que residía la pareja, en Costa Teguise, y que aportará seguramente datos importantes a la investigación del caso, se realizará previsiblemente a en la mañana del martes.

Madre de un chico en Paraguay

Romina Celeste Núñez, de 25 años de edad, desapareció de su casa en el complejo residencial El Palmeral en Costa Teguise, Lanzarote, el pasado 1 de enero. Desde entonces, no ha habido noticias de ella. Su marido no denunció la desaparición hasta una semana después, el día 8 de enero. Y lo hizo porque la familia de Romina, originaria de Paraguay, llamó preguntando por ella ya que no sabían nada desde el 31 de diciembre.

La joven estaba en contacto continuo con su familia ya que su hijo está en ese país con sus abuelos y tenía previsto volver en enero a recogerle. Según declaró el marido, no denunció antes porque “no era la primera vez que desaparecía sin decir nada”.

COMPARTIR: