19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL EXMOSSO D'ESQUADRA SEÑALA QUE "LA CLAVE DEL LIBRO ES MOSTRAR CÓMO FUNCIONA MI INTERIOR, CÓMO INVESTIGO Y JUNTO TODAS LAS PIEZAS DEL PUZZLE"

Óscar Tarruella y su ‘Diario de un agente de homicidios': "Mis casos comparten la muerte"

Óscar Tarruella y su libro ‘Diario de un agente de homicidios’.
Óscar Tarruella y su libro ‘Diario de un agente de homicidios’.
Óscar Tarruella, especialista en investigación criminal, lanza al mercado su primer libro este 27 de abril: 'Diario de un agente de homicidios'. En él busca acercar el trabajo de un investigador al lector, aunque lo hace desde una narración donde las emociones son capaces de transcender al mundo de los homicidios. El exmosso define su obra como "relato intenso y humanizado de la vida de un investigador criminal”. En cada uno de los capítulos, referidos a 13 casos, el autor narra su experiencia.

El día 27 de abril sale a la venta el libro ‘Diario de un agente de homicidios’, una obra que pertenece al reconocido especialista en investigación criminal Óscar Tarruella. Tarruella cuenta con una trayectoria laboral probada, ya que ha sido policía judicial durante más de 25 años en el cuerpo de los Mossos D´ Esquadra, donde ingresó en 1992. El investigador cuenta con un nivel avanzado dentro del mundo de la investigación criminalistíca, "el único que te permite investigar casos de homicidios, crimen organizado o narcotráfico a gran escala". Además ha realizado numerosos cursos en perfilación criminal y está titulado en el nivel superior de Investigación Avanzada y Análisis de la Conducta Criminal. 

A sus 52 años, Óscar Tarruella ha publicado su primer libro de la mano de la editorial Plaza&Janés. Una obra que acerca el trabajo de un investigador criminal al lector, aunque desde un punto narrativo personal, donde las emociones son capaces de trascender al mundo de los homicidios. En este libro, Tarruella narra trece casos que para él han tenido cierta trascendencia e importancia. El libro que ha salido hoy a la venta, se encuentra ya en el número tres en Amazon dentro del sector de criminología. 

Óscar Tarruella.

En una conversación con elcierredigital.com, Tarruella define su libro como “un relato intenso y humanizado de la vida de un investigador criminal, es algo muy bonito y constructivo”. Respecto a la aceptación de la obra antes de su lanzamiento, Óscar señala, “esto me apabulla, porque me sorprende que la gente tenga tanto interés en conocer cómo he hecho yo las cosas en mi vida, aunque por otro lado me honra. En un primer momento yo no quería escribir un libro, pero tras redactar este, ahora no me importaría hacer una segunda obra que se llamaría ‘De héroe a villano’”. 

- ¿Cuál ha sido el caso más complicado al que se ha tenido que enfrentar? 

- Justo es el caso que desgloso en el capítulo 2, ‘El asesino del trenecito’, donde en el 90 un hombre asesinó, descuartizó e incineró a su mujer. Fue detenido por la Policía Nacional y años después, cuando le dejaron en libertad, se dedicó a conducir el tren turístico de una ciudad donde yo era responsable de la Policía Judicial. Tras investigarle resultó ser un asesino serial y gracias a mi esfuerzo logré salvar la vida de dos mujeres. Tuve que realizar una investigación rápida y eficaz que me requirió mucho esfuerzo. 

- ¿Cuál considera que es la clave de su obra?

- La clave está en cómo soy yo investigando. Al final es un libro bastante autobiográfico dentro de lo que cabe, de ahí que el subtítulo sea ‘en la mente de un investigador criminal’. El libro es un híbrido entre cómo yo afronto un caso y cuáles son mis vivencias personales. Pese a que parezca un tipo muy rudo, soy muy emocional y empático, jamás me acostumbraré a tener que dar una mala noticia. Al final la clave es mostrar cómo funciona mi interior, cómo investigo y cómo junto las piezas del puzzle

Elegí un libro así porque creo que más que nunca nuestra sociedad necesita empatía, sentimientos y expresión de sentimientos. La sociedad actual vive un momento de crispación y violencia que podría ser atajado si nos adaptamos a la evolución emocional que requiere el mundo hoy en día, pero es una tarea que requiere esfuerzo de manera conjunta. 

Mónica Naranjo y su tóxico matrimonio con Óscar Tarruella: cuentan la verdad

Óscar Tarruella.

El denominador común de los trece casos que aparecen en el libro es la muerte, la elección de estos trece casos se debe a mi manera de ser y a mi sensibilidad. Puede ser que los capítulos no sean impactantes, pero a mí me marcaron y son casos que me han hecho reflexionar e ir más allá. En el capítulo 11, ‘El lobo solitario’, narro que fuimos a una casa medio derruida donde vivía un pastor que hacía tiempo al que no veían, cuando llegamos a la casa le vimos muerto y desnudo en pleno invierno. Esto me hizo ir un poco más allá, y aprovecho para hablar de la soledad, de los vagabundos y del fenómeno de personas que prefieren vivir solas y aisladas. 

Escogí trece capítulos porque para mí es el número de la rebeldía, pese a que para muchos es el número de la mala suerte. No me gustan los dogmas obligados ni las imposiciones, sino que estoy totalmente a favor del absoluto respeto de las libertades de los demás mientras no perjudiquen al otro. 

- ¿Cómo fue su experiencia en la lucha contra ETA?

- Exceptuando el atentado de Rosas en 2001 no fue una lucha directa, pero en el libro redactó lo que viví en la infancia. Cuando yo era pequeño mi padre fue un empresario amenazado por ETA con el impuesto revolucionario. Él se negó a pagarlo porque él no estaba dispuesto a financiar a ETA y nuestra familia tuvo que pasar al exilio. En el capítulo 6 del libro, ‘El olor del terror’ también narro el atentado que hubo en Rosas, Gerona, donde falleció un compañero nuestro de la judicial de Rosas. Lo que ocurrió fue que hicieron detonar el artefacto diez minutos antes del aviso que dieron y aunque logramos desalojar el hotel en tiempo récord, por desgracia nuestro compañero perdió la vida

Óscar Tarruella

En este capítulo también hablo de la preocupación que tengo acerca de las juventudes, tanto independentistas catalanas como las Abertzale y las fundamentalistas como es el caso de los árabes. Sobre todo hablo de los perfiles que les atraen desde que son pequeños hasta la adolescencia. También narro una experiencia mía de un chaval cuya familia era Abertzale y cuando me di cuenta estábamos haciendo una pintada de ETA. He investigado mucho acerca de esto y de la plasticidad infantil y adolescente. En este capítulo abogo por el diálogo y el estudio de estas situaciones sociales para que las nuevas generaciones no tengan estos problemas actuales. 

- ¿Cómo es para usted mezclar en un libro el mundo emocional con el laboral?¿Cuál es el capítulo que más destaca?

- Es algo complejo, de hecho comienzo mi libro indicando que ha sido una especie de terapia personal. En un primer momento fue una oferta de una editorial, pero posteriormente fue algo aconsejado por mi terapeuta cuando fui a 'pasar la ITV'. Por eso creo que, pese a vivir nuestro día a día e intentar ser lo más íntegros posible, resulta clave acudir a un psicólogo, porque todos somos personas. Considero que la sociedad iría mejor si todos fuésemos al psicólogo. Siempre dire que las dolencias psicológicas son invisibles para los demás, pero muy notables para quien las vive.

Óscar Tarruella: 'Le deseo a Mónica lo mejor, pero necesitaba contar mi  versión'

Óscar Tarruella.

El caso que más me gusta a mí personalmente es el del asesino del trenecito, porque yo he estudiado mucho la psicopatía y la conducta violenta del psicópata. También sé que el capítulo 1, ‘La tristeza del samurái’, va a enganchar mucho. En ese caso nos llaman de un grupo de personas que aparentemente creen que han asesinado a un chico japonés, pero por las pistas acabé concluyendo que se trataba de un suicido y no de un homicidio. Entonces, en este capítulo hablo del fenómeno japonés actual, donde hay chavales que se quedan encerrados en su habitación durante meses. Finalmente fue un suicidio, el chico había dado la vuelta al mundo y al llegar a su casa se quitó la vida lanzándose desde una torre de alta tensión en medio de la alta montaña.

- ¿Cuál ha sido el momento de mayor tensión que ha vivido como Mosso d'Esquadra?

- Cuando era novato entramos yo y un compañero en un domicilio por un aviso de mujer maltratada. El domicilio estaba abierto y la mujer ensangrentada tendida en el suelo. Me agaché para socorrer a la mujer y cuando me quise dar cuenta tenía un cañón de una escopeta en la cabeza, que era de su marido. Por suerte mi compañero reaccionó super rápido y se tiró encima de él. Pese a ser protector, aprendí la lección de asegurar primero el perímetro y luego socorrer, porque en ese momento todavía no sabía lo suficiente de la calle y de la seguridad.

COMPARTIR: