17 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pasado mes de febrero también La Almudena sufrió actos de vandalismo y estaba descuidado como denunció 'elcierredigital.com'

Continúa el abandono de los cementerios de Madrid: tumbas llenas de hojas y papeleras a rebosar en Carabanchel Sur

Los cementerios de Madrid siguen desde hace más seis meses presentando una imagen descuidada, además de sufriendo actos vandálicos. Ahora 'elcierredigital.com' ofrece unas imágenes del cementerio de Carabanchel Sur en el que las tumbas aparecen rodeadas de hojas, bolsas de plástico y papeleras a rebosar.

Los actos incívicos no entienden de vivos o muertos. Así, los cementerios de Madrid presentan un estado lamentable por culpa de unos ciudadanos irrespetuosos y la pasividad de la administración local más preocupada de que los vivos accedan en coche o no al centro de la ciudad que en mantener limpios los cementerios de la capital de España.

El de Carabanchel Sur presenta el estado lamentable que muestran estas fotos de elcierredigital.com. Las tumbas aparecen rodeadas de hojas, bolsas de plástico, flores secas y papeleras a rebosar.

Cementerio de Carabanchel. 

En el pasado mes de febrero en el la parte civil del cementerio de La Almudena en Madrid, aparecían ensuciadas y con pinturas ofensivas las tumbas de históricos dirigentes de la izquierda española como Pablo Iglesias o Dolores Ibárruri ‘La Pasionaria’. Pero a su vez también aparecieron profanadas otras tumbas de otras tendencias políticas, como la de La División Azul franquista que también ha sido objeto de pintadas.

Pablo Iglesias fundó el Partido Socialista Obrero Español en 1879 y falleció en 1925 bajo la dictadura de Miguel Primo de Rivera con la que mantuvo una postura ambigua. Por su parte Dolores Ibárruri presidió el Partido Comunista de España en el exilio hasta 1960. Tras la vuelta de la democracia a España fue diputada en 1977. Doce años después, la histórica política fallecía y era enterrada en Madrid, en el cementerio de La Almudena donde su tumba fue saboteada en febrero, lo mismo que el mausoleo en el que descansan los restos del fundador del PSOE.

Cementerio de Carabanchel. 

Así mismo, también aparecieron dos banderas republicanas tintadas de negro en el muro que recuerda a ‘Las 13 rosas’, sobrenombre popular con el que se conocen a las 13 mujeres fusiladas en 1939 al acabar la Guerra Civil y que son consideradas símbolo de la represión política que se desató en los primeros años de la dictadura de Francisco Franco.

Cementerio de Carabanchel. 

Este sabotaje no solo afectaba a tumbas de personas vinculada con la izquierda española, sino también con las de personas relacionadas con la derecha, que han sufrido este tipo de ataques vandálicos. En agosto de 2017 aparecieron pintadas y mensajes como 'Nazis no', 'Muerte al fascismo' y 'Muerte al Estado' sobre el panteón que recuerda a los caídos de la División Azul. También dibujaron símbolos anarquistas.

La División Azul es el nombre con el que se conoce a la 250 Infantería que luchó en la II Guerra Mundial a favor de los nazis en el frente de la Unión Soviética. Se trataba de un cuerpo de voluntarios comandados por Agustín Múñoz-Grandes, que, de manera indirecta, permitía la colaboración de Franco con las potencias del eje fascista. Días antes a este acto vandálico se profanaron varias sepulturas, además del mausoleo de la familia Calvo-Sotelo. Todos ellos unidos a la derecha política desde los años de la II República.

COMPARTIR: