22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer dio a luz en soledad y negó haber estado embarazada a la Guardia Civil, aunque los vecinos confirmaron que sí lo estuvo

Detenida la madre de una bebé encontrada muerta y semienterrada en Vicar (Almería)

Una imagen de archivo de la Guardia Civil en el campo.
Una imagen de archivo de la Guardia Civil en el campo.
La Guardia Civil detuvo a una mujer, cuya identidad no ha trascendido, como principal presunta responsable de la muerte de su bebé recién nacida, del que se desconocía su estado de gestación. La menor ha aparecido semienterrada en un paraje del municipio almeriense de Vícar.

Fuentes de la Benemérita y del servicio de emergencias 112 han confirmado que el caso, en el que se ha decretado el secreto de sumario, ha trascendido en la tarde de este martes, cuando un particular ha dado el aviso alertando del hallazgo del cuerpo en la localidad almeriense de Vícar.

Hasta el lugar del descubrimiento se han desplazado efectivos sanitarios, de la Benemérita, la Policía Nacional y la Unidad Adscrita de Policía Autonómica, siendo la Guardia Civil la que se ha hecho cargo de la investigación y aplicado el protocolo judicial.

Paraje de Vícar.

Según La Voz de Almería, una ciudadana alertó a los servicios de emergencias de Andalucía tras encontrar una placenta en una balsa agrícola. Los vecinos de la presunta autora del crimen aseguraron a ese medio que ella en todo momento negaba su embarazo pese a que todo el mundo sabía que gestaba un bebé. “Ella se tocaba la barriga y decía que no estaba embarazada”, aseguran esas fuentes.

A raíz del hallazgo de la placenta la Guardia Civil y la Policía Local de Vícar se pusieron a investigar lo sucedido. Fue cuando hallaron el cuerpo de la recién nacida semienterrado junto a la casa de su madre. Estaba pegado al muro del domicilio, entre telas viejas, un colchón y bidones de plástico y fertilizantes, informa el diario almeriense.

La presunta autora de los hechos, que vivía en una casa muy humilde, habría dado a luz de manera clandestina en su vivienda y en condiciones de extrema precariedad. Después, se deshizo del bebé, según apuntan las primeras hipótesis. 

Lo vecinos de esta mujer, por su parte, indicaron a La Voz de Almería que estaban "alarmados" y dudaban de la "salud mental" de la mujer. Ahora, la Guardia Civil y la se ha hecho cargo de la investigación y la mujer, de momento, ha sido trasladada a los calabozos de la Comandancia de la Benemérita en Almería.

COMPARTIR: