18 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hay 44 detenidos en España e Italia y se han intervenido 2.744 kilos de hachís, 72.525 euros en metálico, 12 armas de fuego y 14 vehículos

La mafia calabresa de la 'Ndrangheta planeaba la fuga de uno de sus jefes de la prisión de Alahurín de la Torre

La operación conjunta la terminado con la detención de 44 personas
La operación conjunta la terminado con la detención de 44 personas
Una operación conjunta entre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Carabinieri italianos ha logrado desarticular una organización delictiva dedicada, presuntamente, a la introducción de grandes cantidades de hachís en España. En la operación conjunta se ha detenido a 44 personas, miembros en su mayoría de la ‘Ndrangheta italiana y del conocido como Clan de los Castañas. La banda planeaba además un plan para que se fugara de la cárcel uno de los cabecillas mafiosos.

Entre los arrestados hay un funcionario de prisiones que colaboraba con los narcotraficantes italianos que ya estaban en prisión. También se han realizado simultáneamente 34 registros domiciliarios en España e Italia donde se han intervenido 2.744 kilogramos de hachís, 2,5 kilogramos de marihuana, 72.525 euros en metálico, 12 armas de fuego y 14 vehículos, entre otros efectos.

Colaboración con la Policía italiana

La investigación se inició en marzo de 2016 cuando los investigadores detectaron contactos en la provincia de Málaga entre ciudadanos italianos y los cabecillas del clan de los Castañas. La colaboración con la policía italiana determinó que se trataba de un conocido grupo criminal asentado en el país transalpino, la ‘Ndrangheta´ de Calabria.

La organización estaba dirigida por un miembro de la ‘Ndrangheta, con domicilio en Sotogrande (Cádiz), que ejercía de intermediario entre el suministrador de la droga y el resto de miembros de la organización en Italia. El hachís era trasladado desde España hasta diferentes países de Europa, principalmente a Italia. La droga era escondida en el interior de camiones de empresas de transporte, algunas veces entre mercancías perecederas y en otras entre mobiliario.

En junio de 2018, tras la huida de un miembro del clan de los Castañas del hospital de Algeciras, los agentes llevaron a cabo la primera fase de explotación de esta operación. Las primeras detenciones se produjeron en un hotel rural de Jimena de la Frontera (Cádiz) por el que pagaban más de 8.000 euros mensuales. 

Planeaban la fuga de prisión de un cabecilla

Después de estas detenciones, los investigadores detectaron que la organización delictiva tramaba la fuga de prisión de su máximo dirigente. La organización contaba con la ayuda de un funcionario de prisiones del Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga) a quien sobornaron a cambio de apoyo logístico. La detención de este funcionario fue posible gracias a la colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

En la operación se han intervenido 2.744 kilos de hachís, 2,5 kilogramos de marihuana, 72.525 euros en metálico, armas y vehículos.

En una segunda fase del operativo, que fue desarrollado el pasado mes de abril, los agentes detuvieron a nueve personas en las localidades de Los Barrios, Algeciras, Guadiaro, Marbella, Torremolinos y Málaga, y de otras cuatro en Italia. Esta operación, denominada Alianza, ha sido coordinada por el Juzgado nº 3 de Málaga, la Fiscalía Delegada Antidroga de Málaga y la Dirección del Distrito Antimafia de Milán de la Fiscalía de la República de Italia.

A los arrestados se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, y falsificación de documento público. Además, se han ejecutado tres órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) y otras tantas órdenes de búsqueda, detención y personación relacionadas con la investigación.

COMPARTIR: