28 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su búsqueda al atropellar a un guardia civil en un control de confinamiento provocó el hallazgo de varias plantas de marihuana en poder de otra banda

La detención de Rubén, "El Banano", desata la guerra entre los clanes de la droga de Granada: Los Mindolos, los Chumingos y los Tripolos

Rubén, El Banano.
Rubén, El Banano.
La detención de Rubén, el Banano, que el pasado viernes se dio a la fuga atropellando a un agente de la Guardia Civil ha generado como daño colateral, una pelea entre los clanes de las drogas de Granada. Por un lado, los Mindolos, que se declaran perjudicados porque los registros policiales para encontrar a el Banano se toparon con una inesperada plantación de marihuana en una de las casas y por otra parte los Chumingos y los Tripolos, de Pinos Puente, emparentados con el detenido.

La detención de Rubén, "el Banano", un conocido delincuente granadino, en un bloque del barrio de Almanjáyar, destapó todo un entramado de narcopisos en Granada, donde los vecinos habían plantado marihuana. Fue el pasado viernes cuando el delincuente se dio a la fuga tras atropellar a un agente de la Guardia Civil en un control policial instalado para el control de las medidas de confinamiento por el Estado de Alerta decretado por el Gobierno. 

Todo ocurrió el viernes 27 de marzo, cuando la Unidad de Seguridad Ciudadana (USESIC) de la Comandancia de Granada se disponía a montar un control de carretera en el cruce de La Colorá –rotonda de entrada al centro comercial Granaíta más conocido como Kinépolis– cuando un BMW granate conducido por El Banano pasó a toda velocidad llevándose por delante a un agente, a un cabo de la USESIC, rompiéndole una pierna.

Así quedó el coche de el Banano tras llevarse por delante a un guardia civil.

Tras saltarse el control, el Banano buscó refugio en la calle Molino Nuevo, situada en del barrio de Almanjáyar, en la zona norte de Granada, un barrio conflictivo y conocido por el tráfico de drogas, muy cerca de la Jefatura Superior de Policía de Granada.

La ficha policial del detenido, Ruben "el Banano".

Inmediatamente se puso en marcha el dispositivo policial, formado por más de 200 agentes de Policía y Guardia Civil que empezaron a registrar piso por piso hasta dar con él. Pero en el registro que hicieron en cuatro casas se encontraron, en una de ellas, un auténtico alijo de droga, con habitaciones repletas de macetas de marihuana, en lo que parecía una plantación semiindustrial. Así lo contaban los vecinos:

Ante el temor de que los agentes continuaran encontrando droga, uno de los vecinos acabó indicando a la Policía donde se había escondido el Banano. Pero la fatalidad quiso que el piso donde se intervino la droga pertenecía a un familia del conocido clan de los Mindolos, que hace seis años, en agosto de 2014, protagonizaron un incidente armado contra otro conocido clan de traficantes de drogas, los Carrete.

El Banano detenido y esposado en el suelo.

En aquella ocasión fue un asunto de amor/desamor lo que generó una disputa arreglada a tiros, que dejó cuatro detenidos, aunque no hubo heridos. Los clanes estaban muy cerca, unos en La Paz y otros en la barriada de Rey Badis, ambos al norte de Granada. El barrio de La Paz llegó a ser tan conflictivo que ni siquiera Google Street entró al principio dicho barrio para trazar el mapa y poder subir la imagen de sus calles a internet. Ahora hay algunas ya grabadas, pero no están disponibles todas.

Ruben El Banano tiene varios antecedentes penales por extorsión, delitos contra la seguridad vial, robos, atracos, hurtos y atentados contra la autoridad. Lo apodan así porque es hijo de el Banano y la Chuminga, una mujer que está en la cárcel desde hace tres años tras apuñalar a una maestra de la guardería donde iba uno de sus hijos.

Este mismo lunes el Juzgado de Instrucción número 6 de Granada decretó el ingreso en prisión de el Banano. La decisión judicial ha sido tomada después de que el detenido se acogiese a su derecho a no declarar.

En principio, Rubén el Banano está investigado por la presunta comisión de los delitos de atentado a agente de la autoridad, detención ilegal -ya que se escudó detrás de una persona durante la persecución policial que llevó a su detención, la Manduca- y contra la seguridad del tráfico. Sin embargo, no se descarta que a lo largo de la fase de Instrucción se añadan otros posibles delitos.

Lejos de quedarse así, los Mindolos comenzaron a circular audios de whatsapp donde proclamaban venganza por la marihuana decomisada y advertían que iban por la tarde a Pinos Puente, localidad natal del detenido, a buscar venganza contra la familia de Mari, la Chuminga, y Cuqui, la Tripola. "Quien haya sido tendrá que pagarlo", asegura un hombre en uno de etos audios que hoy da elcierredigital.com.

Así lo hicieron, a pesar de que el audio de una persona de la zona advierte que "Los Chumingos son 17 pero se cruzaron y de mezclaron con los Tripolos, así que son muchos más. Que vengan y ya verás como no vuelven", amenazaba. Esa misma noche un vecino grabó el sonido de un tiroteo en la zona sin que hasta el momento se haya informado de heridos o fallecidos por bala.

Muchos vecinos de la zona tienen miedo de que cuando el estado de alarma se desactive y las cosas vuelvan a la normalidad se recrudezca al guerra entre clanes dedicados a las drogas en Granada y eso genere mayor inseguridad todavía que la sufrida por la zona.

Por un lado, los Mindolos, que se declaran perjudicados porque los registros policiales para encontrar a el Banano y en los que los agentes se toparon con una inesperada plantación de marihuana en una de las casas, y por otra parte los Chumingos y los Tripolos, de Pinos Puente, emparentados con el detenido.

COMPARTIR: