23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El país centroeuropeo también tendrá que indemnizar a los hijos de un teniente coronel asesinado por la banda terrorista ETA

El Tribunal de Estrasburgo condena a Bélgica por no cumplir con la "obligación de cooperar"contra ETA

Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Bélgica a indemnizar a los hijos del teniente coronel Ramón Romeo, asesinado por ETA cuando salía de misa en la Basílica de Begoña en Bilbao en 1981, por falta de cooperación en la investigación que se siguió en España contra la etarra Natividad Jáuregui, que se refugia en aquel país desde los ochenta.

Según la sentencia del tribunal con sede en Estrasburgo, que ha sido publicada este martes, los cinco hijos del teniente coronel deberán recibir 5.000 euros cada uno, así como 7.260 euros por las costas del procedimiento.

El TEDH explica que en 2004 y 2005 la Audiencia Nacional emitió dos órdenes europeas de detención contra la etarra, quien fue detenida en 2013 en la ciudad belga de Gante, pero, aunque en un principio el juzgado correspondiente había autorizado su entrega a España, el tribunal de apelación lo desestimó al considerar que estaban en riesgo los derechos fundamentales de Jáuregui.

Pese a que la Fiscalía belga recurrió esta decisión, el tribunal de casación lo rechazó. Un nuevo intento de la Audiencia Nacional en 2015 reclamando a la etarra tampoco ha dado sus frutos; los tribunales belgas siguen alegando los mencionados motivos para no entregarla.

La Justicia belga se amparaba en un informe del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura del año 2011 en el que se criticaba la duración de la detención incomunicada en España y se destacaban algunas alegaciones que se habían presentado por malos tratos.

Ahora, el tribunal de Estrasburgo considera que Bélgica no cumplió con la "obligación de cooperar" con España para investigar y juzgar la posible participación de Natividad Jáuregui en el asesinato del teniente coronel Romeo, porque no se llevó a cabo un examen riguroso de las euroórdenes y porque no existía una "base fáctica suficiente" sobre ese presunto riesgo de violación de los derechos fundamentales.

Según los magistrados del TEDH, los tribunales belgas no llevaron a cabo los procedimientos oportunos para encontrar un motivo que les llevara a rechazar la entrega de Jáuregui, lo que fue en detrimento de los derechos de los solicitantes, es decir, de la Audiencia Nacional para permitirle investigar el asesinato del teniente coronel.

Natividad Jaúregui, la etarra. 

Entre otras cosas, subrayan que las autoridades belgas ni siquiera trataron de encontrar un ejemplo de ese posible riesgo de vulneración de derechos o cualquier deficiencia en las condiciones del encarcelamiento en España.

Debería haber pedido más información

Así, consideran que Bélgica "debería haber pedido información complementaria" sobre el régimen de detención que habría tenido la etarra en España con el objetivo de "comprobar" si existía riesgo "concreto y real" de vulneración del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Natividad Jáuregui, quien fuera miembro del 'comando Vizcaya, continúa viviendo en Bélgica, donde se casó con uno de los abogados que la representan y regenta un cátering. En otro intento para continuar con la investigación, la Audiencia Nacional libró el pasado otoño tres órdenes de investigación para que sea interrogada por los crímenes que se le imputan.

Además del asesinato del teniente coronel Romeo, la Audiencia Nacional pide que se la interrogue por un delito de estragos terroristas cometido en los ochenta y por el ametrallamiento de dos coches de la Guardia Civil en 1981 en Bilbao. En aquel ataque no murió nadie, pero tres agentes resultaron heridos de gravedad.

COMPARTIR: