08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El día 25 de noviembre se cumplirá un año del asesinato a puñaladas de la joven Denisa Dragan, de 17 años, por una cuestión de celos

Se cumple un año del asesinato de Denisa y los vecinos convocan un homenaje en Alcorcón para recordarla

El alcalde de Alcorcón David Pérez junto a Daniela, madre de Denisa en diciembre de 2018.
El alcalde de Alcorcón David Pérez junto a Daniela, madre de Denisa en diciembre de 2018.
Los vecinos de Denisa María Dragan, la joven asesinada en Alcorcón en 2018, ha pedido a familiares, amigos y simpatizantes con la causa de su madre Daniela, que acudan a una concentración en la Plaza del Ayuntamiento de esta localidad madrileña el próximo domingo 24 de noviembre, a las seis de la tarde, para recordar y homenajear a la joven de 17 años asesinada, presuntamente, por un asunto de celos.

El 25 de noviembre de 2019 se cumplirá un año del asesinato de Denisa María Dragan, de 17 años, en la localidad de Alcorcón. Por eso sus vecinos han convocado una concentración el domingo, 24 de noviembre, a las seis de la tarde en la Plaza del Ayuntamiento de Alcorcón.

La convocatoria dice "por Denisa María y por todas las personas que ya no tienen voz, encendiendo velas, iluminando el cielo con farolillos y globos de colores recordaremos el gran vacío que dejan en cada corazón las despedidas de un ser querido y más aún cuando le quitan la vida sin ninguna razón".

Hace unas semanas la jueza instructora logró, gracias a la acusación particular, tomar declaración y decretar el ingreso en prisión de Mario Tabanera, expareja de la joven asesinada por un delito de complicidad en el asesinato que, presuntamente, habría ejecutado Rocío Martínez, alias La Golosina, que ya se encontraba en la cárcel desde los primeros días de la investigación.

Denisa María, la menor asesinada.

La acusación particular de la familia de Denisa Dragan apuntó siempre a Mario Tabanera como inductor y cómplice en el asesinato de la joven, ocurrido en la localidad madrileña de Alcorcón el 25 de noviembre de 2018 y por eso pidió el ingreso en prisión del joven.

Daniela, madre de Denisa, explicaba  entonces a elcierredigital.com que tenía "un sentimiento agriducle porque al final la Justicia ha actuado y ahora falta una condena acorde con los hechos, porque pienso que ellos todavía tienen una vida que seguirá adelante, pero mi hija ya no". 

Convocatoria para la concentración.

La madre de Denisa lleva un año luchando porque su hija sea reconocida víctima de violencia de género, "no se trata de que mi hija esté incluida en un archivo de violencia, eso es lo menos importante, pero me duele ver que es la víctima de una tragedia" y añade que "todavía me cuesta aceptar su muerte". El Ayuntamiento de Alcorcón no ha rendido todavía homenaje alguno a esta joven víctima.

El crimen de Denisa fue calificado como un crimen pasional, fundamentalmente  por celos, pero no recibió extrañamente reconocimiento institucional como víctima de violencia de género.

Celos convertidos en amenazas

Según la instrucción, los celos de Rocío se desarrollaron primero como amenazas a través de un solo mensaje, con varias frases intimidantes: "Voy a pagar para que alguien te mate", "Te rajaré hasta matarte". Estos eran los textos que Rocío Martínez, alias la Golosina, le mandaba desde un teléfono anónimo a la menor de 17 años, a la que consideraba su contrincante amorosa a pesar de que la relación con Mario ya había terminado y Denisa salía con otro chico llamado Iván.

Tras el apuñalamiento de Denisa en noviembre de 2018, fue detenida Rocío Martínez, conocida con el sobrenombre de La Golosina, e internada en la prisión de Alcala-Meco (Madrid II). Pocos meses después, la que fuera compañera de celda, explicó que la Golosina sí pudo ser la autora real del crimen de esta chica rumana, pero si lo cometió fue por mandato de su novio, Mario. "La que puso el cuchillo fui yo, pero él estaba conmigo... Él fue el que me obligó a hacerlo", habría confesado Rocío a su compañera de celda.

Rocío Martínez, alias La Golosina, presunta autora de los hechos.

Fue la propia Rocío Martínez quien explicó que los celos por la relación que mantuvieron meses antes Denisa y el grafitero Mario Tabanera, alias Rews, por entonces pareja de Rocio, fueron el presunto móvil del crimen. Luego se fueron a casa de la tía de Mario, que declaró en el juzgado que la joven había reconocido haber apuñalado a Denisa, aunque no sabía que la había matado. Este testimonio también fue importante para imputar a Mario, ya que al menos se demostraba su complicidad en el asesinato.

COMPARTIR: