19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tenían su base en Castellón, hay ocho detenidos y dos personas están siendo investigadas por más de 150 atracos con fuerza en 13 provincias

Operación ZigZag: Desarticulada una banda criminal especializada en robos de edificios públicos, colegios y farmacias

Parte del material incautado por la Guardia Civil en la operación Zigzag.
Parte del material incautado por la Guardia Civil en la operación Zigzag.
La Guardia Civil en el marco de la operación ZigZag, ha desarticulado un grupo criminal dedicado al robo en ayuntamientos, colegios, farmacias, polideportivos y edificios municipales. Un total de ocho personas han sido detenidas mientras que otras dos más están siendo investigadas. La banda había fijado su base en la provincia de Castellón, pero se les atribuyen más de 150 robos en trece provincias españolas.

Los componentes de este grupo criminal fueron detenidos justo cuando se disponían a realizar un nuevo robo en las localidades turolenses de Visiedo y Argente. La operación ZigZag culminaba así con la detención de ocho personas mientras que otras dos permanecen bajo investigación. La banda crimina había establecido su base de operaciones en la provincia de Castellón. Desde allí, organizaba y llevaba a cabo los robos en al menos trece provincias de toda la geografía española. Teruel, Asturias, Huesca, Zaragoza, Guadalajara, Cuenca, León, Valencia, Ciudad Real, Albacete, Burgos, Alicante y la misma Castellón habían sido objeto de sus atracos.

Uno de los ocho detenidos en la operación ZigZag.

El grupo se había especializado en el robo en inmuebles como  ayuntamientos, colegios, farmacias, polideportivos y otros edificios municipales. Tras las detenciones,  han sido realizados varios registros en domicilios de la ciudad de Castellón. En ellos se han hallado numerosos objetos procedentes de los diferentes robos cometidos. La mercancía robada era puesta a la venta, tanto en el mercado ilegal como a través de mensajería instantánea, o incluso a través de páginas de compra-venta de efectos. Varios miembros de la banda estaban   dedicados en exclusiva a esta parte de la actividad delictiva.

Los delincuentes tenían principalmente dos rutas establecidas para cometer los delitos, una por provincias de interior y otra por el mediterráneo  y para sus desplazamientos utilizaban vías secundarias poco transitadas que recorrían en horario nocturno.   

La banda criminal estaba especializada en el robo en edificios públicos. 

Para cometer los robos, el grupo criminal ocultaba el vehículo a dos kms aproximadamente del objetivo al que accedían a pie. Una vez allí, forzaban  las puertas y ventanas. Para dificultar su identificación por parte de los investigadores, actuaban cubiertos por gorros, guantes y pasamontañas.

Los delincuentes ponían a la venta el material robado. 

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comandancia de Teruel y coordinada por el Juzgado de Instrucción nº 1 de la misma ciudad.

COMPARTIR: