05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sinaí Giménez, presidente de Sociedad Gitana Española, pide que “aumenten los efectivos para vaciar el vertedero en 24 horas y no esperar a dos días”

Caso menores Carabanchel: Exigen encontrar todo el cuerpo de Ángel ”lo antes posible"

El Cierre Digital en Ángel, el menor de 11 años que desapareció el pasado 10 de diciembre.
Ángel, el menor de 11 años que desapareció el pasado 10 de diciembre. / Fotografía facilitada por la familia.
Tras el hallazgo de partes del cuerpo de Ángel, el menor de Carabanchel de 11 años que desapareció junto a su primo Fernando de 17, encontrado también descuartizado en este vertedero de Toledo, Sinaí Giménez, el presidente de la Sociedad Gitana Española, exige que se “aumente el número de efectivos para buscar todas las partes del cuerpo del niño Ángel” y que “vacíen el vertedero de Toledo en 24 horas y no esperen a dos días”.

Este pasado miércoles llegaban malas noticias para la familia de los menores de Carabanchel, los dos chicos, Fernando y Ángel, desaparecidos el pasado 10 de diciembre. Después de que el pasado 15 de diciembre se encontrara el cuerpo de Fernando —el mayor de los dos, de 17 años— en un vertedero de Toledo, tan sólo veinte días después se han hallado varias partes de un cuerpo que, todo indica, podrían pertenecer al menor Ángel, de once años de edad.

Según ha confirmado el presidente de la asociación Sociedad Gitana Española, Sinaí Giménez, a elcierredigital.com, “la policía le ha comunicado a la familia que son partes del cuerpo del niño Ángel al 90 por ciento”.

Tras la noticia, tanto la Sociedad Gitana Española como la familia, según explica a nuestro medio Sinaí Giménez, exigen que se “vacíe” el vertedero de Toledo con la mayor celeridad posible. “Exigimos que de forma inmediata se aumente el número de efectivos para buscar todas las partes del cuerpo del niño Ángel, como han hecho en otras ocasiones en casos similares".

Para la familia, "si pueden vaciar el vertedero en 24 horas, para que esperar a dos o cinco días...porque lo que queremos saber es si están las otras partes del cuerpo de Ángel ahí”, afirma Giménez en una conversación con elcierredigital.com. "Si hace falta que los efectivos estén las 24 horas del día que lo estén y si hay que duplicar turnos que se haga", añade con rotundidad.

Giménez afirma que "la familia del menor lo que quiere, llegados a este punto, es poder velarlo y, en este caso, enterrarlo y poner un ramito de flores en su tumba. Queremos que no sigan sufriendo más, como llevan ya sufriendo todo un mes”, señala.

Este requerimiento que Giménez ha transmitido a elcierredigital.com es, según sus palabras, “la demanda social de todo el pueblo gitano de España y de miles de personas solidarias en este caso con la propia familia del niño Ángel”.

Partes halladas donde se encontró el cuerpo de Fernando

La búsqueda del menor Ángel dio sus primeros resultados la mañana de este pasado 11 de enero. Según manifestaba a primera hora de este día Giménez a elcierredigital.com, se encontraron “varias partes del cuerpo que por las medidas, la zona y la ‘edad’ del niño confirmaban al 90 por ciento que se trataba de Ángel".

Uno de los factores que ha determinado este porcentaje tan elevado, aún a falta de las pruebas definitivas de ADN, ha sido el hallazgo hace días, en el mismo lugar, del cuerpo del otro menor desaparecido, Fernando, de 17 años.

Vertedero de Toledo donde han sido hallados

El cuerpo de Fernando fue encontrado en el mismo vertedero de Toledo el pasado 15 de diciembre aunque no fue hasta seis días después cuando, tras confirmarse con el ADN y las huellas dactilares del menor, se dio a conocer el hallazgo públicamente.

Sinaí Giménez, que se ha convertido en uno de los apoyos más sólidos de la familia de los primos fallecidos, denunciaba ante elcierredigital.com el hecho de que se tardase tanto en dar a conocer la noticia. “Hubo una descoordinación total entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Castilla-La Mancha y las de Madrid. El día 15 apareció el menor de 17 años en Toledo y la Policía Nacional de Villa de Vallecas de Madrid, que estaba llevando el caso, no confirmó nada hasta el día 21 sobre que el menor avistado en Toledo se trataba de Fernando”, asegura.

Giménez, además, añadía por entonces que después de confirmar que el cadáver encontrado era el de Fernando, "se siguió echando basura en la zona donde se encontró al menor desaparecido”. Según confirma, "esto se rectifico después, hace unos 15 días, pero se ha tardado muchísimo en encontrar a Ángel”.

El caso de Fernando y Ángel

El pasado 10 de diciembre Fernando y Ángel, los dos primos menores de 17 y 11 años respectivamente, desaparecieron de su domicilio familiar. Su último rastro se situó cerca de la Glorieta de Marqués de Vadillo, en la capital de España, y no se descartaba ningún paradero en su huida. Ambos menores eran del barrio madrileño de Carabanchel.

Fernando y Ángel salieron de sus domicilios en el barrio de Carabanchel el pasado 10 de diciembre a comprar unos bocadillos y se les perdió el rastro. Nada más desaparecer los dos menores, se interpuso una denuncia por parte de sus familiares en la comisaría madrileña de Villa de Vallecas.

Fueron los agentes de este grupo de policía judicial los que analizaron las cámaras de los comercios próximos a la calle de General Ricardos, donde se les perdió la pista. También se investigó si tenían problemas con otros jóvenes, amigos o familiares.

Ficha de la desaparición de los menores de Carabanchel.

No se descartó ninguna hipótesis. “No descartamos que fueran retenidos a la fuerza, o que fueran acogidos o escondidos por cualquiera que les prestara ayuda, no descartamos ninguna de esas hipótesis”, indicaba por entonces el activista gitano Juan José Cortés.
 
Toda la comunidad gitana se volcó con el caso de Fernando y Ángel: “Estamos ayudando a la familia en todo lo que podemos·, señalaba uno de los portavoces familiares, el cabo gitano de las Guardia Civil  Antonio Fernández.

El último evento: la manifestación en Villa de Vallecas

El pasado lunes se celebró en Villa de Vallecas, en la Plaza del monumento del Mosaico, una manifestación que contó con “la representación total de la población gitana española". Se concentraron representantes de todas las familias gitanas de España y Portugal, así como de distintos colectivos solidarios afines que están apoyando también la causa.

Personajes con autoridad en el colectivo gitano como Juan José Cortes, Sinaí Giménez o el cabo Antonio Martín, entre otros, apoyaron y arroparon a la familia de los niños Fernando y Ángel. En la manifestación se procedió a la lectura de un manifiesto tras la finalización del recorrido y la realización de actos solidarios en honor a Ángel y Fernando.

El comunicado, dirigido al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, fue leído por la Sociedad Gitana Española y en él se pedía "mayor coordinación por parte de los Cuerpos Policiales y Administraciones en la investigación".

También se quejaron de que “la información que se facilita a las familias afectadas o a su portavoz no es fluida y resulta bastante opaca o directamente nula", recalcando que tienen “la impresión de que se molesta cuando se les pregunta sobre el paradero de Ángel o las causas de la muerte de Fernando”.

En el acto se pidió "justicia, igualdad de trato a la hora de investigar e igualdad de trato en la búsqueda”. “Lo que requerimos principalmente es que se mantenga un respeto hacia la familia y se la mantenga informada puntualmente de todo aquello que no interrumpa o estropeé el transcurso de las investigaciones”, recalcó el fundador de la Plataforma Nacional por los Derechos Gitanos, Antonio Martín, ante elcierredigital.com.

La escasez de actividad a la hora de investigar la desaparición de los menores, así como de comunicación "son dos de los grandes fallos", afirman a elcierredigital.com  desde la comunidad gitana. Es por ello que, incluso ahora, con las partes del cuerpo del menor Ángel halladas, se siga reivindicando celeridad e información. Por eso exigen que se encuentre el cuerpo completo de Ángel lo antes posible para que la familia pueda por fin velarlo.

Porque para ellos es difícil comprender que "si los niños se cobijaron en un contenedor de la basura, estarían triturados totalmente, es decir, no aparecerían miembros amplios como ha ocurrido". Por eso, afirman, "que puede ocurrir que el tema sea otro y se trate de verdad de asesinatos".

COMPARTIR: