02 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Andalucía prepara un plan de medidas conjuntas con el gobierno central para controlar a los inmigrantes que lleguen en barcas a las costas

Todas las pateras deberán pasar cuarentena después de la llegada a Canarias de 14 migrantes con COVID-19

Los migrantes ilegales también deberán hacer cuarentena
Los migrantes ilegales también deberán hacer cuarentena
Después de aplicar pruebas de coronavirus a varios inmigrantes llegados a las Islas Canarias, el gobierno autonómico anuncio que 14 inmigrantes se encuentran contagiados con Covid-19. Hasta ahora los casos habían sido esporádicos y el gobierno restaba importancia a los mismos. Esto sucede en medio de una creciente preocupación por casos importados y toma de nuevas medidas por parte de comunidades como Andalucía para evitar recibir más casos.

Esta semana arribó a la Fuenteventura, Canarias una patera con 39 inmigrantes a bordo, que procedían de África. Aunque se le aplicó los procesos de control regulares para este tipo de caso. No obstante, las autoridades solicitaron apoyo al Ministerio de Sanidad durante el Estado de Alarma para poder hacer controles de coronavirus a las personas que llegan a las islas por medio de pateras. Aunque hasta ahora, solo se reportaban casos esporádicos, las alarmas saltaron esta semana cuando el gobierno canario aseguró que 14 personas habían dado positivo, todas de la misma embarcación.

Según confirmaron fuentes del gobierno local, los test de covid-19 se practican a todos los migrantes rescatados en las costas autonómicas. Los 14 infectados de Fuenteventura representarían la cifra más alta desde que inicio el Estado de Alarma, hasta esta semana el máximo era de 3 personas.

La mayoría de las embarcaciones ilegales arriban a costas españolas con entre 20 y 50 personas, que normalmente viajan en condiciones de hacinamiento. Este caso corresponde a un grupo de casi 40 personas rescatados el domingo pasado por Salvamento Marítimo. Viajaban en una lancha neumática desde El Aaiún en el Sahara Occidental.

Aunque las autoridades habían restado importancia a la propagación del virus por vía de pateras, lo cierto es que el reciente caso ha hecho saltar las alarmas en otras comunidades que comienzan a tomar medidas. El pasado 9 de junio, el consejero canario de sanidad, Julio Pérez, declaró en el parlamento autonómico que no “se debía caer en el alarmismo” por este tipo de contagios.

La embarcación llegó a Fuenteventura en Canarias.

Durante la declaración de Pérez, solo se habían reportado un total de 10 contagiados entre los migrantes rescatados y hasta 20 entre los agentes que trabajan en el servicio de rescate y recepción de migrantes. Dos tercios de los inmigrantes que han entrado a España durante el Estado de Alarma.

El primer positivo se detectó el pasado 5 de junio, un joven que viajó en patera hasta Gran Tarajal y compartió viaje con 59 personas. Recientemente, la nave del queso, propiedad del Cabildo de Fuenteventura se ha estado utilizando para alojar durante 14 días a los migrantes que arriban a las costas de la isla.

Por su parte Misión Cristiana Moderna, que copera en la acogida de inmigrantes en Fuenteventura, denunció que las últimas semanas vivían en situación “límite”. Piden mayor “compromiso del Gobierno Central” para la recepción de migrantes irregulares. Según explicaron, el problema se extiende por la necesidad de tener recintos adicionales para pasar la cuarentena.

Hasta ahora, algunos migrantes han tenido que pasar la cuarentena en terrenos de lucha, como Puerto del Rosario y Tetir. Algunas residencias estudiantiles de la capital han acogido a grupos de mujeres y personas con menores a su cargo.

Cuarentena a extranjeros legales e ilegales

Aunque no sea un servicio regular, el gobierno central había decretado que todos los extranjeros, incluyendo a los tripulantes de pateras debían mantener una cuarentena obligatoria de 14 días. Una medida aplicada por los distintos ayuntamientos de las islas.

El martes de esta semana, la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García se reunió con sus representantes gubernamentales de las provincias costeras el director general de Inclusión y Atención Humanitaria, Francisco Dorado y el general de división, Juan Luis Pérez Martínez para coordinar la aplicación del “Protocolo de actuación ante posibles casos importados de Covid-19 en el contexto de la inmigración irregular”.

El resultado fue la preparación de un acuerdo con la Junta de Andalucía para que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) realice los test de covid-19 en cada puerto de llegada. Además, surgió una declaración para instar a los municipios a la adherirse al Convenio entre la Secretaría de Estado de Migraciones y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), para “el desarrollo de acciones conjuntas en materia de acogida de inmigrantes”. Según afirmó Francisco Dorado, la cuarentena para personas migrantes entra dentro de los parámetros del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo.

COMPARTIR: