19 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se crea en España un departamento contra estos delitos en el sector audiovisual, tras registrarse 150 casos en la Academia de Cine Catalán

El juicio de Amber Heard y Johnny Depp: Los abusos sexuales en el cine

Amber Heard y Johnny Depp.
Amber Heard y Johnny Depp. / El juicio entre los actores está escandalizando a Hollywood.
El juicio de Johnny Depp y Amber Heard sigue aportando datos sórdidos sobre la relación de la pareja de actores. Lo último es el relato de abuso sexual que Heard habría sufrido a manos del protagonista de 'Piratas del Caribe'. Según su relato el actor abusó de ella con una botella. Esto trae de nuevo el tema de los abusos sexuales en el cine. Así las cosas, se crea en España un departamento contra estos delitos en el sector audiovisual, tras registrarse 150 casos en la Academia de Cine Catalán,

El juicio que enfrenta a Amber Heard contra Johnny Depp sigue siendo un espectáculo televisivo. Las sesiones del juicio se están siguiendo en medio mundo y cada nueva intervención del exmatrimonio de actores, unidos entre 2015 y 2017, sorprende y escandaliza por la crudeza los hechos relatados. 

El actor de Piratas del Caribe impuso una multimillonaria demanda por difamación a la que fue su mujer, Amber Heard, entre los años 2015 y 2017. Todo se remonta al artículo que escribió Amber Heard en el periódico Washington Post, justo después de divorciarse de Johnny Depp, donde aseguraba que sufrió violencia doméstica y abusos sexuales refiriéndose a sí misma como una figura pública que representa la violencia doméstica”.

Explicaba en el artículo que sufrió un enorme rechazo cuando por fin tuvo la valentía de contar su situación de maltrato y que fue acosada por la sociedad tras denunciar este abuso. "Hablé contra la violencia sexual y me enfrenté a la ira de nuestra cultura, esto tiene que cambiar", se titulaba el artículo. A pesar de que en ningún momento se especificó el autor de los hechos, el texto insinuaba que Johnny Depp era un maltratador doméstico.

En el juicio, la actriz ha vuelto a sorprender con el relato de un episodio de agresión sexual que habría tenido lugar en el rodaje de Piratas del Caribe, en 2015, en Australia. El actor aseguró ante la Corte que su mujer, estando "furiosa", le cortó la punta de uno de sus dedos con una botella de vodka.

Amber Heard en el juicio. 

Sin embargo, Heard le echó en cara a Depp sus problemas con el alcohol y él la desafió a intentar quitarle una botella. "En algún momento me puso una botella rota en la cara, en el área del cuello, en la línea de la mandíbula y me dijo que me cortaría la cara", explicó la actriz ante el Tribunal. Según el relato de la actriz de Aquaman, después de esto Johnny Depp usó la botella para agredirla sexualmente: "Johnny tenía la botella dentro de mí y me la metía una y otra vez".

También en Cataluña 

El juicio entre Depp y Heard ha puesto de actualidad el asunto de los abusos sexuales en el cine. La Acadèmia del Cinema Català ha tomado cartas en el asunto y ha dado luz a un departamento que ofrecerá ayuda jurídica y psicológica a las víctimas de abusos sexuales y de poder, de humillación o discriminación del sector audiovisual.

Este proyecto se ha puesto en marcha tras contabilizar 150 casos de acoso sexual y abusos de poder, a los que se suman humillaciones y discriminación de género en la industria cinematográfica catalana. A partir de ahora, la Acadèmia contará con idea pionera en Europa en el sector audiovisual.

Maria Molins, actriz y vocal de la Junta de la Acadèmia del Cinema Català, hizo público este proyecto durante la gala de los premios Gaudí, el pasado 6 de marzo, aunque no se ha puesto en marcha por el momento.

El departamento contará con la presencia y el apoyo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la presidenta de la Acadèmia, Judith Colell; la actriz Maria Molins y las profesionales que forman parte del departamento como Alba Barnusell, diputada delegada para las políticas de igualdad de la Diputación de Barcelona; Carla Vall, en el ámbito jurídico, especialista en casos de abusos; y aportando asistencia psicológica, Aina Troncoso.

Manifestaciones frente a la Escuela Superior de Arte Dramático

El proyecto proporcionará asistencia psicológica y legal a aquellas mujeres que se vean envueltas en una situación de abuso sexual, acoso laboral o de jerarquía de poder, casos detectados principalmente en el Institut del Teatre de Barcelona y en L'Aula de Teatre de Lleida, entre otros centros formativos del audiovisual.

Carla Vall, una de las abogadas que lidera este proyecto, explica: “Creemos que estas cifras son preocupantes y hay que trabajar para reducir la impunidad de la que hasta ahora ha gozado el abusador. Es un problema que nos ha estallado en la cara y ya no podemos seguir mirando a otra parte”.

La iniciativa ha visto la luz gracias al apoyo del Ayuntamiento y de la Diputación de Barcelona, que han facilitado un presupuesto de 30.000 euros para su creación.

Judith Colell, la directora de la Acadèmia del Cinema Català, afirma en una rueda de prensa  que “Sabemos de unos 150 casos de abusos en esta profesión en los últimos tiempos, entre los que se han hecho públicos en los medios de comunicación y los que han llegado a psicólogos y abogados, de los cuales solo un 10% han sido denunciados judicialmente."

¿Cómo funcionará este departamento?

Este servicio, pionero en España y en Europa, funcionará de forma independiente a la Acadèmia y ofrecerá asistencia legal y psicológica a todas las personas del sector audiovisual que residan en Cataluña (cine, televisión, teatro o radio) y que hayan sido víctimas de una situación de abuso sexual o de poder, humillación o discriminación, ya sea por su género, raza, religión u orientación sexual.

En el plan de acción se activará un protocolo que analizará cada caso, donde las víctimas del sector del cine, ya sean actrices, directoras, productoras, etc., podrán acceder a un servicio de auxilio de forma personalizada a través del departamento. También podrán denunciarlo de forma anónima si lo desean, y posteriormente se tramitarán los procesos legales necesarios para hacer justicia.

Su objetivo final es lograr esta restauración y de esta manera, ir acortando la impunidad con la que actúan los abusadores", recalca Molins.

COMPARTIR: