25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tanto Unión Federal de la Policía (UFP) como el Sindicato Unificado de Policía (SUP) critican la falta de compromiso del Ejecutivo con los agentes

Policías denuncian la pasividad del ministro Grande Marlaska ante los sucesos de la Diada

Tras los sucesos del día de la Diada en Barcelona que acabaron con el asalto a la Jefatura Superior de Policía de Cataluña. El Sindicato Unificado de Policía insiste en que se declare la comunidad autónoma como Zona de Especial Singularidad (ZES). Por su lado, la Unión Federal de Policía denuncia la pasividad del Gobierno ante lo acontecido en la capital catalana duranta la jornada de su fiesta autonómica.

Ayer se celebró en Cataluña la Diada, fiesta que los independentistas han usado para atacar la Jefatura Superior de Policía de Cataluña de Vía Layetana. Desde la Unión Federal de Policía condenan "este ataque, uno más, a nuestros Centros Policiales en esa Comunidad Autónoma que estamos seguros no se consentirían en ninguna otra Comunidad española".  

"El ataque a nuestra Jefatura no es un ataque a una Comisaría de la Policía Nacional, es un ataque a las Instituciones del Estado, a nuestro estado de derecho y a nuestra democracia. Y de esta situación no hay más responsables que el Gobierno en general y el Ministro del Interior de una forma directa. Estos han entendido, o así se lo quieren hacer ver a los ciudadanos, que se trata de un ataque aislado a un centro policial, sabiendo como saben que esto va más allá de un simple ataque", recalcan.

"Las instituciones del Estado están en peligro en Cataluña y hoy más que nunca es necesaria la reacción contundente del Gobierno y del Ministro del interior, quienes hasta ahora han mantenido una actitud políticamente cobarde. ¿Alguien puede explicarnos porque, una vez más, tuvimos que soportar estoicamente los ataques de los violentos, sin que se diera la orden de responder ante esos ataques?; ¿Porqué, como sucedió en anteriores ocasiones, la Policía no puede defenderse de los violentos y tiene que aguantar estas agresiones sin que nadie de la orden de tratar de evitarlas?; Qué será lo siguiente, ¿Qué les permitamos sin resistirnos a que tomen la Jefatura Superior de Policía de Cataluña?; Se hubiera actuado de igual manera si este ataque hubiera sido dirigido contra la sede de un partido político?", añaden desde la UFP. 

"Los violentos lo saben muy bien. Saben lo que tienen que hacer y saben contra quien tienen que dirigir sus actos violentos sin que pase absolutamente nada. Insistimos en que este no es un ataque la Policía, es un ataque a la Democracia representada, en este caso, por la Policía Nacional. Y el Gobierno y su Ministro del Interior son los máximos responsables de esta situación y a ellos vamos a exigir responsabilidades, porque está en juego la democracia y el estado de derecho en Cataluña y, por lo tanto, en España", concluyen.

Críticas también desde el SUP

El Sindicato Unificado de Policía también se ha mostrado crítico con lo sucedido en la jornada del 11 de septiembre y exigen "una condena contundente por parte de todas las formaciones políticas y pedir que las penas por atentando a la autoridad se ejecuten en su máximo grado y no como hasta ahora".

"Este nuevo ataque a la Policía Nacional en Barcelona nos obliga a reiterar nuestra exigencia al Gobierno sobre la declaración de Zona de Especial Singularidad (ZES) para Cataluña al objeto de proteger a nuestros compañeros y familias del acoso independentista", exigen. "Sólo con la declaración ZES para Cataluña se podrá detener la salida de policías hacia otros destinos menos conflictivos, protegerles a ellos y a sus familias frente a la discriminación que sufren a diario por parte de los independentistas y garantizar el derecho a la seguridad y la convivencia de toda la ciudadanía catalana", añaden.

COMPARTIR: